Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

reunión entre el Ayuntamiento de Valencia con el sector inmobiliario

València modificará la ordenanza de licencias para unificar criterios y agilizar trámites

12/02/2020 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València trabaja en la modificación de la ordenanza municipal de licencias para rebajar la carga en la tramitación normativa, simplificar los procesos y unificar los criterios de modo que el actual embudo se vaya desatascando y los plazos entre la solicitud del permiso y su obtención se acorten. Y es que las quejas de los empresarios no han cesado en los últimos años ante la demora del procedimiento y el riesgo que supone para la puesta en marcha de sus proyectos en la ciudad.

Con el fin de buscar vías de solución, el alcalde de la ciudad, Joan Ribó, acompañado vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Sandra Gómez, y la edil responsable de Licencias de Actividades, Lucía Beamud, mantenían este martes una reunión con los presidentes del Colegio Oficial de Aparejadores, Vicente Terol; del Colegio Territorial de Arquitectos de Valencia, Mariano Bolant; el de Aprova, Antonio Olmedo; de la Federación Valenciana de Empresarios de la Construcción, Francisco Zamora y de la Federación de Empresas de la CV Contratistas de Obras de la Administración, José Luis Santa Isabel. 

Una cita que, como publicó este diario, se convocó a petición de los empresarios quienes en un escrito conjunto solicitaban al alcalde un encuentro ante "los continuos retrasos y demoras en la tramitación de las licencias de actividad y de obra" y  "los múltiples reparos tanto técnicos como documentales que suelen oponer los técnicos municipales ralentizando considerablemente el proceso". 

"Ha sido una reunión muy productiva y todos los implicados hemos intercambiado opiniones sobre la necesidad de llevar a cabo una cuestión que ya se está estudiando por parte de este gobierno municipal pero que es necesario acelerar lo máximo posible, como es agilizar la tramitación de las licencias de obras y de actividades", aseguraba Ribó a los periodistas al término del encuentro. Unas sensaciones que también comparten los empresarios de la construcción y del sector inmobiliario que acudieron al encuentro, aunque con algunos matices. Mientras valoran los esfuerzos del consistorio en materia de licencias de obra, creen que todavía hay que dar un "empujón" a las licencias de actividad, especialmente para nuevos hoteles y comercios.

Registro único de actividades y obras

"Las licencias de obra han ido mejorando y con la aprobación de las Ecus se da todo un espaldarazo, pero estamos disgustados en materia de licencias de actividad porque no se han agilizado y hace falta un empujón para solucionar el atasco y poner toda la carne en el asador", afirmaba en declaraciones a Valencia Plaza, Francisco Zamora. A su juicio, es necesario suprimir algunos procesos burocráticos que ralentizan el procedimiento, a la vez que urge a actualizar los programas informáticos municipales para mejorar la gestión y unificar criterios.

Entre las medidas que se pusieron encima de la mesa están la modificación de la ordenanza municipal para simplificar trámites y la digitalización mediante un registro único de actividades y obras. En este sentido, Ribó destacó la reactivación del grupo de trabajo "para la confección de una nueva reglamentación municipal en esta materia, además de la introducción y mejora de los sistemas informáticos para reforzar estos trámites".

Foto: KIKE TABERNER

Precisamente la creación de un programa informático era una de las peticiones del sector inmobiliario que ponía como ejemplo la iniciativa impulsada por el consistorio madrileño de Rivas Vaciamadrid en donde se implementó un software gratuito para agilizar el procedimiento permitiendo al inversor conocer de forma automática si su proyecto se ajusta a la legislación urbanística vigente de la ciudad y, por tanto, es viable o no. "Se trata de parametrizar el procedimiento de manera que se pueda mecanizar el proceso en base a unos criterios objetivos", explicaban fuentes del sector a este diario. Ahora el consistorio trabaja en mejorar la propia sede electrónica para que los trámites a la hora de elegir el procedimiento que ha de hacer cada promotor estén claros y sean sencillos, avanzaba Beamund.

ECUS, esta primavera

Por el momento, el consistorio valenciano confía en que el problema se resuelva de manera temprana con la aprobación del decreto que de la Conselleria de Obras Públicas que prevé la creación del Registro de Entidades Colaboradoras Acreditadas y que permitirá a entidades externas emitir un certificado de conformidad, un documento equiparable al generado por los técnicos municipales para obtener la licencia de obra. Este mecanismo fue planteado por el exconcejal de Desarrollo Urbanístico del Ayuntamiento de València y ahora diputado en el Congreso, Vicent Sarrià, quien propuso que fuera incluido en la Ley de modificación de la Ley de Ordenación del Territorio, Urbanismo y Paisaje (LOTUP).

Estas entidades, que podrán ser desde colegios hasta empresas, ejercerán funciones de verificación de cumplimiento de la idoneidad de los proyectos, revisar la documentación técnica de la licencia de obra o controlar la adecuación de la ejecución de las obras a la licencia otorgada. Se configurarán como entes de carácter voluntario, de forma que las personas interesadas podrán libremente hacer uso o no de sus servicios.

Este mismo lunes, el texto del departamento que dirige Arcadi España recibió el visto bueno de la Abogacía de la Generalitat y ya está en manos del Consell Jurídic Consultiu (CJC). “Desde la Conselleria de Obras nos han informado de que van a darle un carácter urgente a este decreto y se va a acelerar para que el CJC pueda validar finalmente dicho decreto y que entre en vigor la próxima primavera", anunció Gómez para quien su entrada en vigor supondrá "el cambio más revolucionario en materia de licencias porque a partir de ahora serán las entidades quienes certificarán esas obras y por tanto se reducirán al mínimo el tiempo y las gestiones que deberá llevar a cabo el Ayuntamiento".

Joan Ribó y  Sandra Gómez. Foto: EVA MÁÑEZ

La edil responsable de Urbanismo sacó pecho, además, de los esfuerzos de su concejalía en la tramitación de licencias de obra y señaló que mientras en 2015 se concedieron para unas 300 viviendas aproximadamente, en 2019 se han cerrado 97 licencias que suponían 3.222 viviendas. Se trata de un incremento del 7,7% respecto a las viviendas nuevas solicitadas el pasado año, cuando sumaron un total de 2.990. 

"El cambio del Ayuntamiento por agilizar está ahí, nadie lo puede negar", recalcaba. Una mejora que desde las patronales y colegios del sector inmobiliario no niegan, incluso aplauden, pero insisten en que todavía queda un largo camino por recorrer en las licencias de actividad.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email