GRUPO PLAZA

TELLO OPINA QUE "LOS PROFESIONALES DE LA CULTURA NO HAN DE SER FUNCIONARIOS" ANTE LA CRÍTICA DE CS

València privatiza la gestión de cinco nuevos centros culturales

13/01/2022 - 

VALÈNCIA. Las dudas sobre cómo se diseñará la programación cultural de la nave Ribes Espai Cultural se va despejando. El ayuntamiento de València está preparando una licitación para que una contrata lleve la gestión cultural de ese y otros cuatro espacios dependientes de la concejalía de Cultura en vez de personal propio del Ayuntamiento. Así lo ha expresado la edil responsable, Gloria Tello, a una pregunta formulada por el grupo municipal Ciudadanos sobre cuáles serán los usos de estos nuevos centros culturales.

En este momento —ha contestado la concejalía— se están redactando los pliegos técnicos de esta licitación, que se encargaría de suministrar de personal que hiciese tanto gestión cultural de los espacios como tareas de mantenimiento, así como la apertura, cierre y atención al público de estos cinco lugares. Además de Ribes Espai Cultural, los espacios incluidos en esta licitación serían el archivo de l’Escorxador, la biblioteca de en l’Alqueria d’Albors, un centro cultural ubicado en la calle de la Reina, y el chalet de Abben-al-Abbar, este último pensado para acoger las oficinas de La Mostra de València.

Figuración del interior del chalet ubicado en la calle Abben-al-Abbar

“En todos los casos la gestión será indirecta, mediante la licitación del contrato que se prevé tramitar a principios de 2022”, explica la concejalía en respuesta a la concejala Amparo Picó. Un proceso que ha confirmado a este diario el propio Ayuntamiento. “Programar y gestionar cinco espacios culturales requiere de grandes profesionales del sector y que apostemos por ellos”, opina Gloria Tello, que además piensa que “los profesionales de la cultura no tienen por qué ser funcionarios”. Opinión —por otra parte— defendida por la misma Tello en el otro cargo que ostenta, diputada de Teatros de la Diputación de València, en lo que a la dirección del Escalante se refiere.

Ninguno de los cinco espacios está en funcionamiento, y de hecho, están en momentos diferentes. En el caso de Ribes Espai Cultural, las obras están entregadas desde julio de 2020, pero la falta de climatización y de suministro eléctrico no se habían licitado hasta hace tan solo unos meses. Si bien estas intervenciones deberían haberse recibido a finales de año, el Ayuntamiento aún no ha confirmado que haya pasado. Sin embargo, fuentes municipales contestan que Escalante tiene pensado poder utilizar el espacio el próximo mes de mayo.

El archivo de l’Escorxador también acabo las obras en febrero de 2020 y, según la respuesta de Tello, “estamos dotando al espacio de mobiliario”; la Alqueria Albors hizo lo propio en octubre de 2020, y se encuentra “en proceso de instalación de las comunicaciones”; las obras del centro cultural de la calle de Reina aún no se han recibido.

La licitación que se está redactando aunará la gestión de los cinco espacios, si bien algunos tendrán una programación más amplia y otros espacios solo precisan de atención al público. Por eso, la redacción está siendo compleja porque “se ha de atender de forma individualizada las necesidades a cubrir en cinco espacios diferentes arquitectónicos, que por su contexto de ubicación, espacio y usos, tienen que ser estudiados y valorados de forma independiente”. Se tratará de una licitación plurianual “y de un coste elevado”, que llevará un proceso con varios trámites a los que obliga la Ley de Contratos.

El tipo de programación cultural de estos cinco espacios aún está por conocerse. El que más ha trascendido es, sin duda Ribes Espai Cutural, se trata de un espacio ubicado en el Parque Central con un espacio escénico y unas gradas móviles que permiten diferentes formatos de escenario y de relación con el público. También cuenta con una sala polivalente y camerinos. La idea del Ayuntamiento de València era la de poner las instalaciones al servicio “delo tejido asociativo del barrio”, si bien también se ha planteado desde 2020 como una de las sedes del Escalante (antes de que se decidiera la construcción de un teatro propio). También Tello planteó que pudiera ser utilizado por iniciativas culturales como Russafa Escènica, aunque nunca se ha concretado cuál sería la programación que surgiera de la iniciativa activa del Ayuntamiento. Será una empresa privada la que finalmente aporte contenido al contenedor.

Tras examinar la respuesta de la concejalía de Tello, el portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento, Fernando Giner, criticó este martes al alcalde, Joan Ribó, por privatizar la gestión de estos centros tras municipalizar el Teatro Musical del Cabanyal (TEM) en 2016. "Nos sorprende la doble vara de medir de Ribó y nos gustaría saber con qué finalidad va a privatizar los nuevos espacios", indicó. Giner insistió en que tanto el alcalde como el equipo de Cultura han tenido tiempo para planificar cuánto personal precisaban y, por eso, les pidió que den explicaciones al respecto. Por otra parte, sobre la finalización de las obras de los cinco centros, la concejal Amparo Picó criticó que las demoras demuestran "la falta de gestión del equipo de gobierno, o bien su idea de inaugurarlos más adelante con la vista puesta en las elecciones de 2023".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email