GRUPO PLAZA

València retrasa a 2021 el primer estudio de impacto económico de las Fallas

14/04/2020 - 

VALÈNCIA. ¿Dónde estabas entonces? Era otoño de 2015 y, recién llegado el Gobierno de la Nau, formado por Compromís, PSPV y Podem, se aprobó el Plan Estratégico de las Fallas con el propósito de evaluar desde el ámbito científico el impacto de las fiestas en el tejido económico, social y turístico de la ciudad. Cuatro años después, la realización del estudio se quedó en el tintero del pasado mandato, y al dar comienzo este, el Ayuntamiento de València, ahora gobernado por Compromís y PSPV, quería darle un nuevo impulso. Pero tendrá que esperar.

La intención de la concejalía de Desarrollo Económico que dirige Pilar Bernabé y la de Cultura Festiva liderada por Carlos Galiana -hasta febrero por Pere Fuset- pasaba por que este estudio se hiciera durante 2020 a través de la cátedra de Modelo Económico de la Ciudad en la que participa la delegación de Bernabé y que está vinculada a la Universitat de València. El estudio se basaba en llevar a cabo un trabajo de campo extenso para obtener datos fehacientes sobre el movimiento que experimenta el mercado laboral y económico durante todo el año con motivo de las fiestas josefinas.

La Diputación de Valencia también planteó en 2016 hacer algo similar, pero no parece que haya habido novedad. Entonces, el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, aseguró que existía la idea de hacer un estudio de estas características en distintas comarcas. “Aunque parezca increíble nunca se ha llegado a cuantificar detalladamente con un estudio en profundidad sobre el impacto de la fiesta en los distintos sectores a los que llega”, aseveró Rodríguez. Pese a todo, no ha trascendido todavía en qué ha quedado esta propuesta.

Por el momento, lo que estaba claro es que el Ayuntamiento de València quiere poner en marcha el suyo. En esta línea, se pretende "trabajar con los agentes sociales de la fiesta", como explicó Bernabé en su momento. En el análisis se va a implicar el Instituto Valenciano de Investigaciones Económicas (IVIE), así como también la Interagrupación de Fallas para poder ofrecer una información lo más cercana a la realidad posible. Pero no será este año como se pretendía, según explican desde la concejalía de Cultura Festiva.

El aplazamiento de las Fallas por la pandemia de coronavirus y posteriormente la declaración del estado de alarma y la paralización del turismo ha dejado en stand by el proyecto, que se quiere retomar más adelante. El consistorio ya ha puesto una fecha provisional este verano para las fiestas, que se celebrarían entre el 15 y el 19 de julio si el desarrollo de la enfermedad y las recomendaciones de los expertos lo permiten. Pero aún así, si tienen lugar en este período, tampoco parece que se vaya a poder hacer el trabajo en condiciones: preguntadas fuentes de la concejalía de Galiana sobre la posibilidad de hacerlo en 2020 pese a las dificultades, señalaron que no.

Así pues, el ansiado estudio de impacto económico de las Fallas tendrá que esperar, al menos, un año más. El último, que cifra en unos 750 millones de euros el impacto de esta cita, está desfasado, data de 2008 y lo realizó la Interagrupación de Fallas. Pero este, señalan en el consistorio, no está hecho con una metodología técnica, sino utilizando estimaciones, muestreos y datos ofrecidos por distintos agentes. De ahí la importancia de impulsar uno desde la administración: actualizar la información y contar con el mayor rigor científico posible.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme