X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

100 coches compartidos durante un año

València ultima su primer proyecto piloto de ‘carsharing’ con la empresa valenciana CarGreen

4/04/2019 - 

VALÈNCIA. El Ayuntamiento de València está trabajando en el primer proyecto piloto de coches compartidos -carsharing- tras meses de expectación para conocer cómo iba el consistorio a regular este nuevo modelo de movilidad. El concejal de Movilidad Sostenible, Giuseppe Grezzi, ya abrió la puerta este martes, en el marco del Smart Mobility Summit, a realizar este tipo de pruebas en la ciudad, explicando que es necesario "estudiar los pros y los contras de los diferentes sistemas de sharing". Y en ese sentido, la administración municipal ha decidido emprender un primer proyecto para ver cómo funciona y obtener datos valiosos de cara a su posterior regulación.

La empresa con la que se están ultimando el plan es la mercantil valenciana CarGreen, una de las empresas que ha estado reuniéndose, como tantas otras y en múltiples ocasiones, con los ediles del gobierno local afectados por esta cuestión: el concejal de Movilidad, el de Espacio Público, Carlos Galiana, y el de Hacienda, Ramón Vilar, fundamentalmente. Pero ahora, las conversaciones han ido más allá y ya hay una propuesta más concreta sobre la mesa.

Fuentes municipales explican que se continúan las conversaciones con la empresa y que se están cerrando "cuestiones técnicas". Aunque todavía no se ha suscrito nada vinculante, la idea de este primer proyecto es que se alargue durante el período de un año y que cuente con un centenar de vehículos en la calle. Además, el Ayuntamiento estudia la posibilidad de que se exima a la empresa de pagar la ORA, conocida como zona azul. Eso sí: a cambio deberá hacer frente una tasa para poder prestar el servicio, tal y como ya se había planteado en la ordenanza fiscal que tramita Hacienda.

Vehículos de CarGreen. Foto: VP.

Desde ella, Vilar ya avanzó las tasas que el Ayuntamiento pretende cobrar a las empresas de movilidad compartida. En el caso de los coches, la cantidad ascendía a 960 euros por unidad. Esta tasa es la que previsiblemente también se aplicaría a este proyecto piloto. Pero además del pago de este impuesto, hay otra condición. La empresa de movilidad eléctrica compartirá los datos estadísticos de movilidad que registre con el Ayuntamiento.

Se trata de registros sobre cantidad de viajes por vehículo, tiempo por viaje, distancia recorrida, qué zonas están más concurridas que otras, etcétera. Con ellos en la mano, el Ayuntamiento contará con una fotografía más fiel acerca de cómo se mueven los ciudadanos y turistas en la capital del Túria. A partir de ellos, la regulación del sector será mucho más sencilla. Era precisamente esta cuestión -el conocimiento de cuántos vehículos podría absorber la ciudad sin colapsarse-, uno de los trámites necesarios para poder avanzar en la regulación. Más tarde, se deberá dilucidar cómo se regula: si mediante autorizaciones, concesiones o mediante concurso público.

Por otro lado, huelga resaltar que CarGreen ya ha cerrado un acuerdo con el Ayuntamiento de Paterna para empezar a operar en el municipio. Es allí, de hecho, donde pretenden implantar sus primeros cargadores eléctricos, aunque este último paso todavía no se ha consumado. El Ayuntamiento de València ya ha anunciado la puesta en marcha de doce cargadores eléctricos en toda la ciudad, si bien hasta el momento se desconocen más detalles sobre ellos. Ahora bien, el nuevo aparcamiento del Mercado Central ya cuenta con cuarenta puntos de recarga.

Respecto al proyecto piloto, la recarga de los vehículos se hará en instalaciones de la empresa, dada la falta de cargadores eléctricos en las calles de la ciudad. Cuando los vehículos tengan poca batería, enviarán un mensaje a la compañía, que los recogerá para recargarlos. Aquellos vehículos que se hayan quedado sin carga no aparecerán a los usuarios en la app del servicio.

Precisamente este miércoles, y al hilo de la intervención del edil de Movilidad en el Smart Mobility Summit, la teniente de alcalde socialista y candidata a la Alcaldía, Sandra Gómez, urgió a implementar en la capital el sistema de sharing con el propósito de "reducir la contaminación y recuperar espacio público". Según Gómez, hay que ir más allá del fomento de la bicicleta, e implantar el sistema de vehículos compartidos "es una prioridad para transformar la movilidad de la ciudad".

“Apostamos por garantizar el uso del vehículo eléctrico dotando a la ciudad de nuevas infraestructuras que favorezcan su uso y la transición hacia una movilidad más sostenible”, sostuvo. Y en ese sentido, Gómez planteó que la ciudad tiene que estar preparada para que las personas con vehículo eléctrico dispongan de una red de puntos de carga rápida que garantice su uso.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email