Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

una cantidad basada en "lo que consideraba la contrata"

València aumenta el gasto para el saneamiento hasta los 14 millones tras la 'crisis del alcantarillado'

10/02/2020 - 

VALÈNCIA. "Ahora está bien dimensionado". La concejala de Ciclo Integral del Agua de València, Elisa Valía, está satisfecha: el consistorio ha cubierto el importe total que pidió la contrata del mantenimiento para 2020 a principios de enero, que asciende a 14,2 millones de euros y que se dedicará a la limpieza del alcantarillado y el mantenimiento de la red de saneamiento. Unas tareas que se han convertido en imprescindibles y urgentes para el consistorio después de lo que ocurrió el pasado ejercicio.

El consistorio tuvo que dedicar el año pasado 10 millones de euros para desatascar el colector norte y extraer un montante aproximado de 5.000 toneladas de residuos, la mayoría toallitas, acumulados por la falta de limpieza durante los años anteriores. Según explicaron en el Ayuntamiento, son actuaciones que todavía no se han dado por finalizadas y que es necesario continuar realizando, pero ahora se podrá dedicar una buena parte del presupuesto a otras partes de la ciudad.

Según Valía, se ha concedido a la UTE contratada por el consistorio "lo que se ha considerado por parte de los técnicos del servicio, en base a lo que consideraba la contrata y lo que se sabía que hacía falta". Algo a tener en cuenta después de que, como publicó Valencia Plaza, en 2018 ésta pidiera 24,7 millones de euros y se aprobara menos de la mitad, unos 10,26 millones de euros, lo que obligó a la empresa a ajustar su plan de actuaciones a esta cantidad de dinero.

Era aquella, además, una cantidad muy pequeña respecto a lo que consideraban los propios técnicos municipales que era necesaria: 30 millones de euros. Es por ello que los expertos del Ayuntamiento aseguraron que la consignación presupuestaria era entonces "insuficiente para el mantenimiento del servicio, incapaz de satisfacer la necesidad de atender las obligaciones y las necesidades urgentes, los incrementos soportados por el servicio, que no se recogen en la dotación presupuestaria disponible, indicándose que las disfunciones y desperfectos comprobados implican una degradación y deterioro de la calidad del servicio".

E incluso advertían en esta línea que todo ello podía comportar "previsibles daños medioambientales e higiénico-sanitarios a la población si no se dispone de recursos económicos adecuados a las necesidades de un servicio básico como es el saneamiento y el alcantarillado municipal". Ahora, para 2020, se pedía 14,2 millones de euros, y eso será lo que el consistorio invertirá.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email