GRUPO PLAZA

La inversión supera los 4 millones de euros

Vivienda compra cinco edificios con 79 pisos por tanteo y retracto en un mes

3/12/2021 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda acelera las compras de edificios enteros ejerciendo los derechos de tanteo y retracto. Un mecanismo que ha servido al departamento que dirige Héctor Illueca para aumentar de forma paulatina el parque público de viviendas. Unas adquisiciones que  han sido posibles gracias al famoso, y a la vez polémico, decreto que ampliaba estos derechos de adquisición preferente con la inclusión de nuevos supuestos, entre ellos la compra de edificios enteros.

Y precisamente este tipo de compras han sido las que ha efectuado últimamente la Conselleria. Solo en el último mes la Administración se ha hecho con cinco inmuebles completos formados por cerca de 80 pisos en Valencia y Alicante, unos activos que pasarán a formar parte de la cartera de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha), encargada de gestionar las propiedades de la Generalitat Valenciana. La inversión total supera los cuatro millones de euros. En todos los casos, las operaciones se han cerrado por debajo del precios de mercado con rebajas de hasta el 50%, según informan desde Vivienda.

El tanteo o retracto son dos derechos de adquisición preferente que posibilitan a la administración, en determinados casos, quedarse una vivienda cuando se va a proceder a su venta -tanteo- o después de que se haya vendido -retracto-. Aunque regulado desde 2004 para las viviendas de protección pública, el nuevo decreto aprobado por la Conselleria de Vivienda en julio del año pasado permite a la Generalitat quedarse viviendas en proceso de subasta por impago de hipoteca, las transmitidas por dación en pago o edificios enteros que se vayan a vender o se hayan vendido entre operadores privados. Son las denominadas en la norma "transmisiones singulares".

Y son estas últimas las que han concentrado en este último mes la actividad de la Conselleria. Generalmente se trata de operaciones de propiedades de fondos de inversión que se trabajan durante meses, pero que han culminado estas últimas semanas. De hecho, algunas de ellas se iniciaron en verano, pero el proceso se ha cerrado ahora. 

En concreto, la última compra ha sido la de un edificio en Gandia, libre de cargas y construido en el año 2000, que está formado por 16 viviendas distribuidas en cuatro plantas. La inversión total ha sido de 1.198.000 euros, aunque su precio de valoración era de 1.267.989,23 euros, es decir, 69.989,23 euros menos que su valor de mercado. 

El conseller de Vivienda. Héctor Illueca. Foto: GVA

"Gracias a la aplicación de los derechos de tanteo y retracto desde la Conselleria estamos acelerando la ampliación del parque público de vivienda de la Generalitat. Además, lo estamos haciendo de una forma eficiente con los recursos públicos, ya que las viviendas se han adquirido a precios muy asequibles", destaca el secretario autonómico de Vivienda y Función Social, Alejandro Aguilar.

Otra de las compras cerradas la pasada semana fue un edificio de seis viviendas en el barrio del Cabanyal de València. Se trata de un edificio de tres plantas y seis viviendas construido en 1926 y adquirido en 2018 por la sociedad Divarian, quien comunicó a la Conselleria su intención de esta venta el pasado mes de mayo. La compra se cerró por 190.000 euros, pese a que su precio de valoración era 375.085,70 euros, lo que supone un 49% respecto de los precios de mercado.

Primera adquisición por retracto

Además, también en el Cabanyal la Administración valenciana ha ejercido por primera vez el derecho del retracto dado que la operación ya se había producido entre el comprador y el vendedor. No obstante, Vivienda detectó irregularidades en la comunicación de la venta de este bloque de viviendas al no informar que las mismas estaban habitadas por familias con criterios de vulnerabilidad, explican desde Conselleria. El inmueble consta de 10 viviendas y ha supuesto una inversión total de 1.439.999 euros.

En Alicante, la Conselleria se ha hecho con un edificio construido en 2009 y formado por 8 viviendas en 6 plantas y un semisótano destinado a trasteros.  Y es que, según este departamento, la ciudad es una zona de "máxima prioridad debido a su situación de emergencia habitacional". La operación se cerró por 295.000 euros, un 21% por debajo del precio de mercado.

Finamente, en noviembre se compró en el barrio de La Torre de Valencia un complejo de 39 pisos. Se trata de un edificio de seis plantas construido en 2009, cuyas viviendas tienen una superficie entre 40 y 80 metros cuadrados. La comunicación a la Conselleria de la venta se produjo el pasado mes de mayo, pero el ejercicio del tanteo se ejerció a mediados de julio, y la adquisición culminó este pasado mes. La inversión ascendió a 1.230.000 euros.

Aunque estas cinco operaciones se han cerrado este pasado mes, según las cifras que maneja este departamento, los activos que se han ido sumando al parque público de vivienda en año y medio de legislatura son muchos más. De acuerdo con los datos de Vivienda, hasta septiembre se habían comprado 450 viviendas, 315 a través del decreto de tanteo, tanto por parte de la Conselleria como de la Entidad Valenciana de Suelo y Vivienda (EVha), mientras que los otros 135 activos se compraron de forma directa por emergencia habitacional. 

También se han incorporado otros 42 inmuebles del concurso de compra a particulares que en 2018 lanzó la Conselleria de Vivienda, entonces dirigida por la socialista María José Salvador, y que se cerró en años posteriores siendo efectiva su incorporación en 2020, con el nuevo equipo de Vivienda al frente.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email