GRUPO PLAZA

El plan contempla la cesión de solares a promotores para construir 1.100 inmuebles de alquiler

Vivienda flexibiliza las bases del concurso de suelos por la inflación y para evitar un 'plante' del sector 

8/11/2022 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda quiere evitar que su plan estrella para la construcción de 1.100 viviendas en régimen de alquiler en colaboración con los agentes privados sufra un revés y vuelva a quedar desierto ante la actual coyuntura inflacionista. Por ello, ha flexibilizado las bases del concurso para la cesión de suelos a promotores con el fin de que el pliego tenga en cuenta la nueva situación económica y resulte atractiva y viable para el sector. De esta forma, ha ampliado el tiempo de explotación de los futuros inmuebles y ha fijado una revisión anual de las rentas.

Se trata de unos cambios fueron aprobados este lunes en el consejo de dirección de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha), dependiente del departamento que dirige Héctor Illueca. Con este movimiento, la Conselleria pretende mantener el interés que este plan había suscitado en un sector preocupado en estos momentos por el alza de los costes de la construcción y el ajuste en las rentabilidades. El concurso contempla la cesión a los promotores del derecho de superficie de 17 parcelas públicas, divididas en tres lotes, para la construcción y gestión de 1.100 viviendas para alquiler asequible. 

Una iniciativa que la Conselleria espera sacar adelante este mismo mes, tras varios retrasos en su tramitación por lo novedoso de su contenido, y que permitirá ampliar el parque público a través de la colaboración público-privada. En concreto, este proyecto prevé la cesión al sector privado del derecho de superficie de las parcelas públicas durante un periodo de tiempo determinado para su explotación. Una vez finalizado el plazo, el inmueble será gestionado por la Administración Valenciana y pasará a formar parte del parque público. 

Fue el pasado mes de junio cuando la EVha aprobó las bases, pero la situación económica agravada por las consecuencias que está teniendo la invasión de Ucrania, han llevado al ente público a revisar los requisitos para mejorar su viabilidad y evitar que no hubiera concurrencia por la imposibilidad de las empresas de acometer los proyectos. 

Cambios en el tiempo de explotación y las rentas

Así, una de las modificaciones ha sido la posibilidad de prorrogar el contrato hasta un máximos de 75 años frente a los 55 años que se estableció inicialmente. Con esta ampliación del plazo de explotación se pretende garantizar la viabilidad de los suelos y las futuras promociones, cuyas obras acometerá el sector privado. "En estos momentos de inflación, las rentabilidades para los agentes inmobiliarios se han ajustado, por lo que para no poner en peligro los proyectos se ha decidido alargar el tiempo del contrato con el objetivo de que puedan ser rentables y viables", explica Alejandro Aguilar, secretario autonómico de Vivienda. 

También se ha incluido la revisión anual de las rentas en base al Índice de Garantía de Competitividad (IGC), un indicador de precios que mide la recuperación de competitividad frente a la zona euro. De esta forma, aunque los alquileres siguen fijados en un máximo de 7,5 euros por metro cuadrado útil al mes, el nuevo pliego recoge que se podrán actualizar anualmente en función de este índice. "Con este cambio se pretende ofrecer mayores garantías y seguridad a los promotores", explica Aguilar. 

Además, según explica el secretario autonómico de Vivienda, la licitación es "inminente" y únicamente quedan los últimos trámites. De hecho, la semana pasada el Diari Oficial de la Generalitat Valenciana (DOGV) publicaba una transferencia de 48,2 millones de la EVha a la Dirección General de Vivienda precisamente para financiar el concurso. Se trata de un paso previo a la licitación y la publicación de la base de ayudas a las que podrán optar los adjudicatarios de los lotes de suelos públicos.

Concurso de solares

Cabe recordar que en mayo el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y la Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Arquitectura Bioclimática sellaron un acuerdo por el que el departamento de Raquel Sánchez transfería a la Generalitat 54 de los 500 millones del Gobierno para la promoción pública, en el marco del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia (PRTR). 

Este montante se destinará a subvencionar parte de la promoción de inmuebles. Así, se ofrecerán ayudas a los agentes privados de 700 euros por metro cuadrado, con un máximo de hasta 50.000 euros por vivienda. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Los 17 suelos, todos ellos propiedad de la EVha, se dividirán en tres lotes de entre 5 y 6 terrenos por una valor total de más de 150 millones de euros. Se encuentran ubicados en diferentes municipios repartidos entre las provincias de Valencia y Alicante. En concreto, de esas 1.100 viviendas proyectadas, 34 unidades estarán en Alicante; 58 en El Campello; 512 en Sant Joan; 36 en San Vicentes del Raspeig; 122 en Gandia; 41 en Silla; y 287 en València.

Según el acuerdo entre la Generalitat y el Ministerio que dirige Raquel Sánchez, las viviendas financiadas con cargo a este programa solo podrán ser arrendadas a personas que vayan a tenerlas como su domicilio habitual y permanente. Se priorizará, además, el criterio social. Así, los arrendatarios no podrán  superar en 4,5 veces el IPREM -unos 2.605 euros mensuales- y con condiciones especiales para personas con discapacidad y familias numerosas. Adicionalmente, las personas arrendatarias deberán estar inscritas en el Registro de demandantes de Vivienda de la Comunitat Valenciana.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme