Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 19 de enero y se habla de Importaco coronavirus LA NUCIA bernabe cano vacuna covid-19
GRUPO PLAZA

La conselleria de Vicent Soler es la que tiene la competencia según la ley de Patrimonio

Vivienda retira un proyecto de orden que le permitía valorar inmuebles al margen de Hacienda

3/12/2020 - 

VALÈNCIA. La Conselleria de Vivienda se ha visto obligada a retirar un proyecto de orden con el que pretendía fijar sus propios criterios de valoración a la hora de comprar inmuebles, una competencia que le corresponde a la Dirección General de Patrimonio, dependiente de la Conselleria de Hacienda. Ante esta circunstancia, el departamento que dirige Rubén Martínez Dalmau ha decidido suspender su iniciativa y buscar vías de colaboración con la Conselleria de Vicent Soler.

En concreto, Vivienda sacaba hace unos días a consulta pública un proyecto de orden con el que pretendía establecer criterios propios para realizar de forma pertinente la valoración de bienes inmuebles en los procedimientos de adquisición competencia de la Vicepresidencia Segunda y Conselleria deVivienda y Arquitectura Bioclimática. "Se considera necesario y oportuno regular de forma específica los criterios que se adapten a las concretas peculiaridades de los procedimientos de adquisición de bienes inmuebles de la Vicepresidencia Segunda", señalaba en el texto la Conselleria.

Vivienda señalaba que actualmente estas tasaciones "se realizan de conformidad con los criterios que fija anualmente la Conselleria de Hacienda y Modelo Económico a los efectos de determinar las bases imponibles de los impuestos sobre Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados y sobre Sucesiones y Donaciones". Y es que la Ley 14/2003, de 10 de abril, de Patrimonio de la Generalitat Valenciana confiere a este departamento esta potestad.

Sin embargo, consideraba que "esta finalidad impositiva es diversa a la finalidad y metodología que se considera que ha de aplicarse a los procedimientos de adquisición de bienes inmuebles competencia de la Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática".

El conseller Martínez Dalmau. Foto: EDUARDO MANZANA

Además, defendía que una orden era el instrumento jurídico para poder acometer este cambio. " No se encuentran otras soluciones alternativas reguladoras ni no reguladoras, puesto que el instrumento jurídico pertinente para su aprobación es una orden", indicaba el proyecto.

No obstante, desde Hacienda detectaron "un solapamiento de competencias" y dieron un toque a la Conselleria de Vivienda que, finalmente, decidió retirar el proyecto, según admitieron a preguntas de Valencia Plaza. "Hemos preferido hacer un proceso colaborativo con Patrimonio y, por tanto, no seguir con el procedimiento y retirar el proyecto de orden", explicaban desde este departamento.

Lo cierto es que, según el artículo 40.3 de la Ley 14/2003 de Patrimonio, este cambio que quería introducir Vivienda no podía llevarse a cabo ni a través de una orden ni sin el concurso de la Dirección General de Patrimonio, que es la competente en esta materia. Por lo que el texto que quería sacar adelante la Conselleria de Dalmau invadía competencias y era jurídicamente inviable. Ahora ambos departamentos colaboran técnicamente para encontrar una solución conjunta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email