Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ESCAPADAS HEDONISTAS

¿Y para el puente de diciembre? Turismo de proximidad

Ante los cierres perimetrales, redescubramos lo que tenemos cerca

Por | 27/11/2020 | 5 min, 0 seg

¿Puente? ¿Qué era aquello? Esos días en los que aprovechabas y cogías un avión a otra parte. Ahora parecen de ciencia ficción, ¿verdad? Todo era tan fácil... Ahora, más que acostumbrados -sigue costando- a la nueva realidad, hemos cambiado nuestra forma de vivir y de viajar. 

El mes de diciembre, que ya nos pisa los talones, siempre ha sido uno de los meses por excelencia para viajar. El jugoso puente de la Constitución y las Navidades, son fechas en las que los desplazamientos eran más que tradicionales. Hasta ahora. ¿Qué han provocado los cierres perimetrales de las Comunidades Autónomas? Que practiquemos otro tipo de turismo, el de proximidad. Y la verdad es que no está nada mal. Cerca de casa, impulsando la economía de la zona... Ahora un simple viaje en coche a pocos kilómetros de casa, es una fiesta. Lo demás, ya volverá.

Por eso para estos días que vienen, proponemos que redescubras lo que tenemos cerca. Durante todo el verano hemos apostado por el turismo nacional. Ahora, por el local. Lo dijimos cuando se levantaron aquellas primeras restricciones, que había que volver. Y lo vamos a hacer a esos lugares donde el otoño se sublima. ¿Eres de bosque o de profundidades?

Los japoneses tienen términos para todo. Para filosofía de vida, para el hecho de observar la primavera y hasta para hablar de algo tan sanador como un 'baño de bosque' o Shinrin Yoku. El contacto con la naturaleza, sana. Sin prisa y dedicándole el tiempo que merece, uno de los mejores planes en la Comunitat Valenciana es visitar el Parque Natural de la Font Roja. Ubicado entre Ibi y Alcoy, es la escapada perfecta para embarcarse casi en una clase de botánica entre carrascas, arces o fresnos, con un espectacular santuario neoclásico dominando todo el espacio. Además, organizan paseos 'responsables' por el bosque y en su Centro de Visitantes, acogen la exposición fotográfica 'Natura en B&N, de tornada als orígens' de Víctor Escuín Borràs, hasta el 31 de diciembre. 



Si quieres poner a prueba estos meses de gimnasio, sube hasta la cima del Menejador, una ruta de senderismo con premio de vistazas al conquistar la parte más alta. Otra de las rutas más recomendables, es la que discurre por el Barranc de L'Infern. “Furia de zarzales y encinas viejas, monstruosas, bajan hasta lo profundo como una condenación de almas del Sueño de Dante”. Son las palabras que dedicó el propio Gabriel Miró a este lugar singular, que baja hasta el averno, pero aquí es infitino, verde, hermoso... El colofón se lo lleva el reservar en el hotel boutique rural Masía La Mota. Tranquilidad, naturaleza y vías verdes a apenas unos minutos del hotel y hasta aceite propio, para el que recolectan aceitunas de la variedad Alfafarenca (autóctona de la montaña alicantina) de sus tierras ubicadas en el propio Parque de la Font Roja. 

El interior de Castellón luce espectacular durante el otoño. Y uno de sus enclaves más apasionantes es La Tinença de Benifassà. Presume de ser uno de los tesoros mejor guardados de la Comunitat y razón nos les falta, porque todavía hay muchos que no la conocen. Sus bosques son los más frondosos del territorio y bien podían catalogarse como encantados, rodeados de paisajes abruptos, valles angostos y saltos de agua.  

Para disfrutarla con tiempo, la comarca propone una ruta circular, que une los 7 pueblos de la Tinença, para disfrutar de todo el valor natural, histórico y cultural de la zona. Desde las empresas de turismo activo 7pobles.com e Internatur, organizan rutas guiadas de senderismo, que incluyen alojamiento o disfrute hedonista con productos de la zona, como quesos, vinos, embutidos y carquinyols o la olleta de la Tinença, plato típico de los meses fríos, que se prepara con garbanzos, alubias blancas, cardo, cebolla, pollo, huesos de jamón, zanahoria y patata. 

Viaje al centro de la Tierra

¿Cuánto hace que no desciendes a las profundidades? Allí todo parece calmado y es el mejor momento de alejarse, por un rato, de todo lo que ocurre en la superficie. Para ello la Comunitat Valenciana tiene un puñado de tesoros subterráneos. 

En Alicante encontrarás las Cuevas de Canelobre de 80.000 metros cuadrados de superficie y 70 metros de altura. Alucinante, ¿verdad? Están consideradas como una de las bóvedas interiores más altas de España con un paisaje subterráneo de más de 145 millones de años. Estalactitas, estalagmitas, formaciones conocidas como medusas y hasta una 'Sagrada Familia' o 'El Canelobre', una estalagmita con más de 100.000 años de antigüedad.

Cuevas Canelobre.

¿Y en Castellón? A las puertas del Parque Natural de la Sierra de Espadán, están Les Coves de Sant Josep. En 2019 cumplieron 65 años de aventuras, explorando el río subterráneo navegable, más largo de Europa. De casi 3000 metros de longitud y con 20 grados de temperatura todo el año. Y además siguen abiertas, con todas las medidas de seguridad adaptadas a los tiempos que corren.

Puedes recorrer unos 800 metros subidos a una barca con otras personas o hacerlo en una privada. Te esperan pinturas rupestres y yacimientos arqueológicos de unos 16.000 años de antigüedad. Lo más aventureros pueden dedicarse al espeleokayak, una experiencia única, que durante dos horas, se navega por buena parte de este misterioso río. Y ya que estamos en la zona, ¿porqué no programar un finde de desconexión rural? Hablamos de Mar de Fulles en verano, pero este alojamiento singular y autosuficiente, este otoño sigue muy abierto.


Comenta este artículo en
next