X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 15 de diciembre y se habla de Cine portada financiación autonómica divalterra egevasa
GRUPO PLAZA

un consorcio liderado por la firma compra los activos de acinelav en grao

Atitlan se adjudica un tercio del PAI de la Fórmula 1

Foto: KIKE TABERNER
3/08/2017 - 

VALÈNCIA. Atitlan, el grupo inversor de Roberto Centeno y Aritza Rodero, lidera la alianza empresarial que se ha adjudicado los activos de la concursada Acinelav Inversiones 2006 ubicados junto al circuito urbano de Fórmula 1. Son alrededor de 100.000 metros cuadrados del PAI del Grao de València, la mayor superficie por urbanizar junto a la costa del núcleo urbano de la ciudad.

Así lo confirma la propia compañía preguntada al respecto por Valencia Plaza. "La alianza entre Atitlan y un grupo de inversores ha adquirido el suelo perteneciente a la sociedad Acinelav en el sector del Grao", detalla la firma, que no concreta los socios con los que ha decidido materializar esta inversión. Sí explica, por contra, que en el proceso ha contado con la asesoría de la consultora Urban Input, radicada en Barcelona.

Atitlán se lleva el gato al agua pese a que su oferta económica quedó entre las últimas posiciones de la fallida subasta realizada para la venta directa de los terrenos. En cualquier caso, la transacción definitiva no ha respondido al baremo inicial, puesto que el administrador concursal —el despacho catalán Rousaud Costas Duran, que rehusa a explicar los detalles de la operación— cambió las condiciones de la subasta días antes de que concluyera el plazo de la convocatoria pública. Al parecer, la oferta de Atitlan convenía más al pool de acreedores, liderado por el BBVA.

La compañía de Aritza Rodero y Roberto Centeno -yerno de Juan Roig- tampoco ha concretado el importe que el consorcio pagará por los activos. No obstante, se estima que la cifra se mueva en la horquilla en la que pujaron todos los ofertantes menos los dos primeros, algo menos de 30 millones de euros.

Roberto Centeno. Foto: EVA MÁÑEZ
La oferta económica más alta, presentada por la enseña Pereabros Investment con el presunto respaldo de un fondo dubaití, rondaba los 40 millones de euros; y la segunda, ofrecida por la sociedad Business Together, los 35 millones. Pero ninguna de las dos materializó la inversión antes de la fecha límite del 27 de julio, como tampoco lo hizo Net de Gerrers, tercera en el ranking económico con una puja de 28,8 millones.

No obstante, fuentes del sector inmobiliario sitúan a los inversores de Bussines Together entre los apoyos del consorcio de Atitlan que finalmente se ha adjudicado los activos. Al frente de dicha empresa, que trató sin éxito de 'dar el pase' a otros inversores cuando llegó su turno, figura el empresario Antonio Delgado Garrido.

Un proyecto "de capital valenciano"

Atitlan destaca la circunstancia de que finalmente haya sido una firma valenciana la que se adjudique los activos. "El trabajo de este grupo de inversores se centrará en el impulso, consolidación e integración uno de los principales sectores de la ciudad. La involucración en el proyecto de capital valenciano junto con Urban Input, con gran experiencia en transformaciones urbanas, permitirá consolidar la fachada marítima de la ciudad de València", explica.
 
"El sector del Grao es uno de los proyectos urbanísticos más emblemáticos de la ciudad, ya que permitirá la integración del Jardín del Turia con la Marina Real una vez se complete el proceso urbanístico, lo que requerirá una fuerte coordinación entre los diferentes agentes y administraciones involucradas", agrega Atitlan.

Los metros cuadrados del PAI del Grao que se adjudica la alianza de Atitlan representan alrededor de un tercio del PAI del Grao. El resto del suelo se encuentra en manos de la administración pública y de particulares, un escenario que augura un más que complejo proceso para su urbanización. Las últimas cuentas depositadas por Acinelav Inversiones en el Registro Mercantil, correspondientes al ejercicio 2012, cifraban el valor de los terrenos en 280 millones de euros, todo tras sufrir un deterioro de 39,9 millones respecto a un valor inicial de 319,9 millones de euros.

Los propietarios iniciales de Acinelav, que se fue al traste durante la crisis, eran -de mayor a menor- Bankia Habitat, Pavasal, Construcciones Valencia Constitución, Kiraly Desarrollos Inmobiliarios (participada por Gesfesa) y el constructor Salvador Vila, según recoge el Registro Mercantil. La participación de Bankia acabó en manos de la Sareb con la reestructuración bancaria; y la del resto, controlada por la banca acreedora tras ser declarada su insolvencia en 2011.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email