X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

El comité califica de "tomadura de pelo" su primera reunión formal con la consellera

Cebrián no logra desactivar la huelga de Vaersa y los sindicatos ya piensan en más movilizaciones

27/07/2017 - 

VALÈNCIA. Vaersa continúa siendo un polvorín para la Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente. La consellera Elena Cebrián trató este jueves de desactivar la huelga convocada por los trabajadores de esta empresa pública, que este viernes se concentrarán frente al Palau de la Generalitat para exigir que se acelere la reconversión jurídica de la empresa para dar estabilidad a su plantilla y la homologación de los salarios más bajos. El resultado, según los sindicatos, fue decepcionante: "Una tomadura de pelo".

Así las cosas, la protesta de este viernes supondrá el colofón a una semana especialmente agitada en esta empresa, convertida en el escenario del pulso que mantienen el sector de la conselleria afín a Cebrián y el controlado por Els Verds –con el secretario Julià Álvaro como máximo exponente–, una lucha interna que arrastran desde hace meses.

Esa tensión desencadenó esta misma semana la destitución del director general de Vaersa, Vicent García, a propuesta de la consellera y con el voto en contra en el consejo de Vaersa de Julià Álvaro, número dos de Cebrián, y del director general de Residuos, Joan Piquer, y el de Medio Natural, Antoni Marzo.

Tras el encuentro con Cebrián, el comité de huelga informó a los diferentes sindicatos representados en la empresa que la consellera realizó un "nuevo pase de pelota" como los que ellos mismos han venido denunciando en las sucesivas reuniones que han mantenido con quienes hasta ahora eran responsables de la firma o con los responsables de la Conselleria de Hacienda con los que se negocia el desbloqueo de la relación de puestos de trabajo (RPT), el otro gran foco de conflicto en Vaersa.

Por ello, los empleados de la firman mantienen la convocatoria de huelga y estudian próximas movilizaciones.

Por su parte, fuentes de la Conselleria de Medio Ambiente precisaron que en la reunión, la primera de la consellera Cebrián con representantes de esta empresa, se analizó la situación de Vaersa y los argumentos de los sindicatos para plantear las movilizaciones y la huelga de esta semana. Frente a ello, se les ofreció "un marco de colaboración renovado", más allá de estas movilizaciones.

Según estas fuentes, en el encuentro se acordó aprobar cuanto antes la RPT de la empresa para así cumplir con la reciente sentencia que obliga a ello. Adicionalmente, se intentará resolver en breve la situación de desequilibrio salarial de los peones de la empresa para igualar su retribución a la de los que dependen de la Generalitat.

También se trató, según las mismas fuentes, la posibilidad de reorganizar el departamento de Recursos Humanos de la firma. Cebrián se comprometió a mantener abierto el diálogo con los sindicatos para que participen en la definición jurídica de la empresa dentro del proceso de reforma del sector público de la Generalitat, para el que la empresa tendrá que pasar un periodo de transición.

 

Por otro lado, Cebrián aseguró este jueves en Los Desayunos de EFE en el Colegio de Abogados de Valencia que la futura Vaersa surgirá de un modelo "bien estudiado" de las posibles nuevas formas jurídicas que se plantearán en la nueva Ley del sector público que está en elaboración.

"Estamos gestionando al tiempo que tenemos que reconstruir el gran aparato administrativo que estaba muy perjudicado, con falta de personal y un crecimiento errático acompañado de un vaciamiento de personal de la Conselleria", que se está intentando recuperar con Hacienda y Justicia y teniendo en cuenta la "rigidez y el tope de personal que impone el Ministerio", ha expuesto.

Encomiendas a Tragsa y Vaersa por la Xylella

Por otro lado, en cuanto a las actuaciones de Vaersa relacionadas con la Xylella, Cebrián anunció que se han aprovechado las encomiendas existentes a Vaersa y la empresa estatal Tragsa para atender con urgencia la lucha contra esta bacteria, sin sustituirlas ni "tirar a ningún trabajador para favorecer a nadie".

En el caso de la encomienda de Vaersa de las analíticas en laboratorio, se ha ampliado en cinco trabajadores; y Tragsa se encarga de las encomiendas de prospección en campo y la destrucción de árboles.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email