X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

análisis

Cristóbal Montoro, candidato de Hacienda en funciones

Foto: MARGA FERRER
23/06/2016 - 

VALENCIA. Cristóbal Montoro acudió este miércoles a su cita con los valencianos cada vez que hay elecciones, en teoría en su papel de candidato del PP, pero en la práctica como ministro de Hacienda en funciones, cosa que permite la Junta Electoral Central, tan tiquismiquis con los actos institucionales que rozan la propaganda. Aquí fue a la inversa. FOTOGALERÍA

El candidato Montoro, con menos sex-appeal que en su visita previa al 20D, reveló a los valencianos, horas antes de que lo hiciera el Ministerio vía nota oficial, que "el Gobierno de España pagará" este jueves 991 millones de euros a proveedores de la Generalitat valenciana que esperaban el FLA como agua de mayo (nunca mejor dicho, porque tenía que haberlo pagado hace un mes).

Obsérvese la primera media verdad de Montoro dicha en la cara de casi todos los representantes empresariales de Valencia (faltó Vicente Boluda): "El Gobierno pagará", que es como si dijéramos que nuestra casa la paga el banco porque le hemos pedido un préstamo hipotecario. Las facturas, por si alguien tiene duda, las paga la Generalitat, los valencianos, con un préstamo del Estado.

Pero más allá de quién les paga, la pregunta que deben estar haciéndose los proveedores es por qué Montoro no vino la semana pasada a hacer campaña electoral a Valencia, porque habrían cobrado antes. 

Tiene razón Montoro en que el Consell tampoco ha hecho sus deberes, ya que una parte del FLA –448 millones– se pagará aún más tarde porque la Conselleria de Hacienda no ha remitido al Ministerio todas las facturas que deben ser pagadas, pero pretender que antes de la visita del ministro –perdón, del candidato– no se podía pagar ninguna factura y de un día para otro se van a poder pagar miles por valor de 991 millones de euros es hacer creer al personal que las casualidades existen.

Como estamos en campaña electoral, parece que todo vale, incluso que un candidato haga de ministro en funciones. Lo que no parece admisible es que un ministro en funciones haga de candidato, que es lo que ha hecho Montoro desde su despacho al negar el anticipo de 450 millones de euros que le pidió el conseller Vicent Soler con evidente intención –solicitó que llegase antes del 24 de junio– de pagar antes del 26J otros gastos no incluidos en el FLA.

Foto: MARGA FERRER

El ministro, o quizá fue el candidato, no pudo explicar por qué ha negado el anticipo de ese dinero que el Estado debe a la Generalitat –de un mes, llegará en julio– que sí concedió al Consell del PP antes de las autonómicas de mayo de 2015. No supo porque el motivo es que Soler lo quería para pagar esos gastos, por ejemplo subvenciones, antes del 26J y al partido del Gobierno no le venía bien que los descontentos cobrasen antes de votar.

Para nota también la rueda de prensa conjunta de Ximo Puig y Mónica Oltra en Alcoi, para rajar de Montoro, como presidente y vicepresidenta del Consell cuando habían ido a esta ciudad a hacer campaña con sus respectivos partidos. 

Y así, en este toma y daca entre Generalitat y el Ministerio, entre el bipartito y el PP, los perjudicados una vez más son los ciudadanos y empresas valencianas que sólo esperan cobrar. Pague quien pague.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email