X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

fuego cruzado en la empresa pública

El cogerente de Divalterra traslada a Jorge Rodríguez su intención de renunciar

14/12/2016 - 

VALENCIA. El cogerente de la empresa pública Divalterra, Víctor Sahuquillo, ha trasladado al presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, su intención de renunciar al cargo después de las informaciones publicadas relacionadas a la auditoría interna en la que se apuntaba a posibles fraccionamientos de contratos y dietas cargadas a la sociedad que incluían bebidas alcohólicas por parte del citado dirigente.

La presión se ha elevado en las últimas semanas. Sahuquillo llegó al ente en febrero de este año en sustitución de Josep Ramón Tíller, quien había sido promocionado al puesto por el entonces jefe de Gabinete de la Diputación, José Manuel Orengo, primo además del vicesecretario de Organización del PSPV, Alfred Boix, ambos de Gandia. 

En su momento, el nombramiento de Sahuquillo se consideró un golpe de mano por parte de Rodríguez, considerado uno de los dirigentes con mayor proyección dentro del partido de cara a un futuro relevo del actual secretario general y presidente de la Generalitat, Ximo Puig. Es decir, Rodríguez imponía a un hombre de su confianza en detrimento de un cogerente situado por el entorno del jefe del Consell.

No obstante, la apuesta se ha torcido. El fuego cruzado dentro de la empresa pública dependiente de la Diputación de Valencia ha sido constante desde la llegada de Sahuquillo: sus diferencias con la otra cogerente de Divalterra, Agustina Brines, nombrada por Compromís, y con el responsable de los Servicios Jurídicos, José Luis Vera, que venía designado por el sector de Orengo y que fue apartado por Rodríguez finalmente, han sido constantes en estos meses. Para aumentar el clima de desconfianza,  hay que sumar que la plantilla de la antigua Imelsa continúa teniendo en puestos clave a cargos que estuvieron en su día trabajando codo con codo con Marcos Benavent, el llamado 'yonki del dinero' de la Operación Taula.

En este contexto, la auditoría interna nacida del departamento que dirigía Vera apuntó señaló una serie de salvedades respecto a posibles fraccionamientos de contratos -que fueron descartadas por un informe posterior de los servicios jurídicos- y unas dietas que incluían bebidas alcohólicas en comidas con varios comensales cargadas a la empresa.

Agustina Brines, Josep Ramón Tíller, Jorge Rodríguez y Víctor Sahuquillo

Estos gastos, poco éticos pero no irregulares dado que no existía ningún tipo de normativa en Divalterra sobre las dietas, consisten en sí un grave error político por parte del cogerente que, acogiéndose a la nueva normativa aprobada el 1 de noviembre de este año, trató de enmendar abonando con carácter retroactivo todos los conceptos que se encuentran fuera de la reglamentación que ha entrado en vigor recientemente.

Un gesto insuficiente en el clima de tormenta perfecta acontecido en Divalterra. La presión del grupo de Compromís para la salida del cogerente se hizo patente en una reunión días atrás con sus homólogos socialistas. De aquel encuentro salió una nota de prensa en la que se acordó una reprimenda pública a Sahuquillo, lo que provocó una grieta entre el responsable en Divalterra y el equipo de Jorge Rodríguez dirigido por su jefe de Gabinete, Ricard Gallego.

Tras ese episodio, y la publicación por parte de Las Provincias de las facturas de comidas en las que se incluían algunas bebidas alcohólicas -fuentes de Divalterra calculan que el importe total en estos conceptos asciende a 250 euros en medio año-, la salida de Sahuquillo parece inminente. 

En este sentido, fuentes próximas a la cúpula de la Diputación de Valencia señalaron a este diario que el cogerente de Divalterra, militante del PSPV desde hace 30 años, ha transmitido en las últimas horas a Rodríguez su intención de renunciar al cargo y se mantiene a la espera de que el presidente de la Diputación escoja el momento que considere idóneo para anunciar su salida. "La renuncia está escrita", admiten las citadas fuentes, si bien el propio presidente de la corporación, Jorge Rodríguez, quien habló este martes sobre el futuro vaciado de competencias de Divalterra, apostó este mismo martes por la continuidad del cogerente socialista si bien admitió que podía haber existido alguna "torpeza" que, en todo caso, "nada tiene que ver corrupción".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email