X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

encargos de orengo en el impasse en el que tiller no poseía un cargo

El PSPV de la Diputación pagó 5.420 euros a una empresa de Tiller por dos trabajos entre 2014 y 2015

18/04/2018 - 

VALÈNCIA. Los gastos de los grupos políticos colgados esta semana en el portal de transparencia de la Diputación de Valencia revelan en qué han empleado el dinero que reciben los distintos partidos por formar parte la corporación provincial en el periodo que va de 2013 hasta 2016. Así, figuran comidas y otros gastos de representación, gasolina, peajes o el servicio de agua, además del pago de otros servicios considerados necesarios para el grupo.

Dentro de los gastos del grupo socialista algunos de estos apuntes contables -las facturas no figuran- llaman la atención a la hora de entender la relación entre dos nombres propios que han sonado especialmente en los últimos días: José Manuel Orengo y José Ramón Tiller.

Cabe recordar que tanto Orengo como Tiller se han visto salpicados en las últimas semanas por el caso de presunta financiación irregular del PSPV cuyo auto judicial se hizo público días atrás y que, si bien declara prescrito ese posible delito, todavía se investiga en cuatro juzgados -entre ellos Gandia y Benidorm- la existencia o no de otras posibles infracciones.

Así, el 8 de abril de 2014 aparece un pago con la enigmática anotación Wijtzes por un montante de 3.000 euros sin que se concreten más los trabajos realizados. En aquel momento, el PSPV se encontraba en la oposición y el portavoz del grupo era José Manuel Orengo, ex alcalde de Gandia, quien fue el responsable de dar luz verde a ese gasto del grupo. Un gasto que estaba dirigido, bajo esa escueta anotación, a una consultora de Gandia dedicada a estudios de opinión, análisis e informes sobre comunicación y márketing y traducciones: Tiller & Wijtzes Consulting SL, creada en enero de ese mismo año y en la que figura como administradora única Judith Wijtzes, pareja de José Ramón Tiller, excogerente de Divalterra -antigua Imelsa- y ahora con un puesto de alta dirección en Egevasa, otra empresa mixta de la Diputación de Valencia.

José Ramón Tiller en su etapa de cogerente de Imelsa. Foto: DIVAL

Poco antes del primer pago, el 4 abril de 2014, Tiller acababa de incorporarse como asesor a Imelsa, la empresa vinculada a la Diputación que posteriormente se convertiría en Divalterra. Según publicó El Mundo, el dirigente se mantuvo en ese puesto hasta el 31 de mayo de 2015 y, pocas semanas después, terminaría siendo designado como cogerente de esta empresa mixta. Previamente, Orengo fue nombrado jefe de Gabinete de la Diputación de Valencia que el PSPV, gracias a su acuerdo con Compromís, València en Comú y Esquerra Unida, había conseguido recuperar desalojando al PPCV. Fue precisamente en julio de 2015 cuando desde el grupo socialista, según figura en el portal de transparencia, se ordena otro pago en este caso por 2.420 euros a la misma consultora.

El propio Orengo, preguntado por este diario respecto a los citados gastos, explicó a Valencia Plaza que la primera factura de Tiller fue expedida el 1 de abril de 2014 y, posteriormente, se incorporó como asesor a Imelsa. Según el ahora asesor del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, los trabajos por los que contrató a la citada consultora se centraron en cursos de formación del llamado Plan de Actuación Municipal (PAM) ideado en aquel momento por el propio Orengo.

De la misma manera, el dirigente socialista subraya que los siguientes servicios por los que pagó a la citada empresa vinculada a Tiller se produjeron precisamente a partir de junio de 2015, cuando ya no se encontraba en Imelsa y consistieron en un estudio para preparar la estructura a conformar en la corporación provincial y también como refuerzo en la negociación del nuevo gobierno de la Diputación. Tras ello, una vez concluido ese trabajo, Tiller fue designado cogerente de Divalterra.

Así pues, y pese a que estos gastos no representan ninguna irregularidad dado que los grupos hacen el uso de los mismos que consideran, sí evidencian la estrecha relación entre Orengo y Tiller, que recibió estos encargos para la empresa a la que estaba vinculado en el impasse en el que no estaba percibiendo sueldo público.


Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email