X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 26 de abril y se habla de CVMC diseño eduardo zaplana operación lezo Encuesta Compromís
GRUPO PLAZA

rubén figueres cree que trump está haciendo lo que se esperaba de él  

El 'sin papeles' valenciano que acabó de asesor de Obama

Foto: NATXO FRANCÉS
20/03/2017 - 

GANDIA. Rubén Figueres (Gandia, 1974) tenía 24 años cuando marchó a Estados Unidos atraído por la experiencia de viajar y con la excusa de una beca para trabajar en la oficina comercial de Chicago, beca que, finalmente, no le concedieron. Lo hizo, como se suele decir, con lo puesto y con una buena dosis de optimismo, esa que aún hoy le acompaña. Diecinueve años después puede decir que ha visto cumplido su sueño americano pues hoy tiene su propia empresa y ha llegado a asesorar al expresidente norteamericano Barack Obama.

Antes de estar al frente de Alario Group —agencia de publicidad especializada en el mercado hispano de Chicago— o asesorar a políticos americanos, Rubén Figueres pasó por las penurias propias de quién llega a un país sin trabajo ni visado. 

"Mi presupuesto diario era de cinco dólares para comer así que me iba a las gasolineras a comprar un sandwich de un dólar o en el gimnasio que trabajaba cogía algo de pan y la nata para el café", recuerda sobre un tiempo en el que se planteó regresar a España pero no lo hizo porque sabía que aquellos trabajos eran "una oportunidad para mostrar lo que puedes hacer, para seguir adelante".

Transcurrido medio año desde su llegada, a través del deporte —es un consumado triatleta— amplió su red de contactos, permitiéndole labrarse su futuro en el mundo publicitario. Su primer empleo fue en la prestigiosa agencia de publicidad Leo Burnett, donde trabajaba en la parte hispana de medios. "Al salir de la carrera no tienes experiencia práctica así que fue como un intensivo aplicado al mundo de la publicidad", relata, y aún con cierto asombro explica que a los tres meses llevaba la cuenta de McDonald’s — de Chicago y Boston—. En los dos años que trabajó en Leo Burnett también estuvo al frente de campañas para firmas como Nintendo, Disney o Marlboro.

Foto: NATXO FRANCÉS

Después, se marchó a Telemundo-NBC como jefe del departamento de ventas. La experiencia generada en esos años junto a un punto de inflexión con la empresa le hicieron dar el salto y fundar Alario Group en 2002. "Antes de marcharme ya estaba diseñando el business plan para mi empresa, así que cuando la situación fue insostenible decidí marcharme", explica, recordando su malestar cuando la empresa no consideró oportuno concederle unos días libres para su boda. No lo pensó dos veces, pues "las oportunidades hay que cogerlas al vuelo cuando te las presentan".

Asesor del alcalde de Chicago y de Obama

Desde hace quince años está al frente de Alario Group, una agencia de servicio total que engloba creatividad y producción, con clientes como Philip Morris, Chicago Bulls, Instituto Cervantes, Kellogg’s, Walt Disney World, McDonald’s, y Walgreens. 

Aunque el 90% de su negocio está dirigido a llevar las cuentas comerciales de empresas que quieren adentrase en el mercado hispano, también realiza campañas políticas. Asesorar al alcalde demócrata de Chicago, Rahm Emanuel, fue el primer paso en una alfombra política que le llevaría a ser integrante del equipo de consultores de Barack Obama en las elecciones presidenciales de 2012. "Conocía a Rahm Emanuel —exjefe de gabinete de la Casa Blanca— desde hacía años y cuando decidió presentarse a alcalde de Chicago contactó con nosotros", recuerda sobre unas elecciones que ganó y que prepararon junto al equipo que realizó la campaña de Obama en 2008. "Esto hizo que tuviéramos un pie dentro", señala.

Lo tenían. Alario Group llevó la campaña de las reelecciones de Obama en la parte que va dirigida al público hispano y Rubén Figueres fue uno de los 40 asesores del ahora expresidente, una experiencia que califica de "espectacular" e incluso "como si un equipo de fútbol del instituto jugara la Champions". El objetivo de aquella campaña era "pedir el voto de la gente, que no dejara que se rompiera lo que se había construido" y para lograrlo, concreta: "Nos centramos en los nueve Estados que necesitábamos para marcar la diferencia, de los cuales, ocho de ellos se vinieron de nuestro lado, así que nos garantizó la victoria final".

Foto: NATXO FRANCÉS

Preguntado por el valor del voto hispano, expresa que es importante porque hay 50 millones de hispanos en EEUU pero asegura que "a veces se exagera su importancia porque al final los que votan son muchos menos; los que están nacionalizados". En su opinión, "en elecciones ajustadas cada grupo tiene mucho peso y hay que rascar cada punto de donde puedas".

Donald Trump 

Sobre la campaña realizada por Donald Trump durante las pasadas elecciones, Rubén Figures reconoce que inicialmente no le dio mucha credibilidad, pero durante las Primarias empezó a verle como un rival, especialmente por su capacidad de atracción de los medios y la manera en la que iba ganando a sus rivales. 

"Trump es un showman pero no quiere decir que no pueda hacer el trabajo de un político", asegura. Destaca del actual presidente que "la forma de hacerlo es inédita y habrá que ver si es eficiente o no; quizá la historia nos hará callar escribiendo que acabó siendo un buen presidente".

Desde el punto de vista político, Rubén afirma que las políticas de Trump son las propias de un republicano por lo que "no está haciendo nada que se le pueda criticar desde un punto de vista ideológico y político, pero sí es criticable que insulte y que trate a las personas sin respeto". Para el empresario gandiense, "están teniendo el impacto propio de unas políticas republicanas en una sociedad que posiblemente necesite más unas políticas demócratas".

De las promesas electorales que hizo durante la campaña Donald Trump, Rubén Figueres considera que hay algunas que son imposibles de cumplir, como las relativas a la inmigración: "Enviar a once millones de personas a su país no es viable porque el sistema judicial quedaría colapsado", explica augurando que la opción que tome Trump será la intermedia, "adoptar medidas en aquellos que tienen antecedentes o problemas con las drogas".

Foto: NATXO FRANCÉS

Sobre la posibilidad de trabajar en España, el ejecutivo gandiense no la contempla porque "no hay ningún partido con el que me identifique, al contrario de lo que me ocurre en EEUU, que sí lo tengo más claro". Respecto a las diferencias entre las campañas de España y las norteamericanas, expresa que "en España se apuesta más fuerte por el partido mientras que allí por el candidato" y hace un paralelismo: "Los partidos políticos son como los equipos de fútbol, uno siente los colores y se es de un partido político u otro". 

Sin entrar en detalles, comenta que en España también hay políticos con un perfil similar al de Trump y esto puede darse por "un desencanto con la sociedad", aunque reconoce que "el hecho de que sigan ganado partidos que tienen un historial con mucha corrupción es también sorprendente".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email