Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

Están en proceso de ofrecerlo a administraciones locales

Io Arquitectura diseña separadores naturales para la vuelta a las playas en el desconfinamiento

7/05/2020 - 

COCENTAINA. Las fases del desconfinamiento que comenzaron esta semana y que se alargarán toda la primavera y parte del verano, conforme las circunstancias lo permitan, prevén que, en la fase 3 se permita la apertura y baños en la playa con una relativa normalidad y no solo para dar paseos. Desde el Consell ya trabajan en vías y propuestas para presentar al gobierno para sentar las bases de un retorno seguro a los arenales en la Comunitat. Mientras todas estas propuestas se fraguan, el estudio de especializado en paisajismo Io Arquitectura, de Cocentaina, encabezado por la arquitecta Ana Sanz, ha presentado una propuesta para la separación y seguridad en el futuro retorno al litoral.  

Esta arquitecta propone una solución para las playas "segura pero sin perder nuestra esencia mediterránea". Lejos de mamparas o metacrilato, los materiales que propone Sanz para realizar estos separadores son los que ya se usan en los arenales. En los sistemas dunares es común la utilización de madera y cañizos y esa sería la materia prima para Sanz. La idea sería adaptable a las características de cada playa y a sus usuarios -si son familias, gente joven o mayor- y también pensando en la anchura, longitud y orientación de la playa. Con estos materiales, asegura Sanz, se pueden realizar separadores que sean paisajísticamente compatibles con el entorno, de fácil montaje, reciclables y de bajo coste. Además, la distribución propuesta permite que el 70% tenga vista sobre el mar. 

Pero en esta propuesta no solo son importantes los materiales, sino también la distribución de los espacios. El planteamiento de Io Arquitectura planea dividir la playa en unidades familiares que pueden estar delimitadas por el cerramiento natural que permita la circulación de la brisa marina, y estarían separadas entre sí por zonas de seguridad, a las que no se podrá acceder. Estas zonas de acceso prohibido pueden estar marcadas por maceteros o plantas, según la propuesta de Sanz. De este modo, dejando pasillos de acceso a la playa y creando manzanas formadas por varias unidades familiares agrupadas, se evita el contacto entre usuarios e incrementa la distancia de seguridad para evitar posibles contagios. A estas unidades familiares y al mar, se accederá por recorridos delimitados y de mayor anchura que las zonas de separación de seguridad.

Propuestas a administraciones

El montaje sería muy sencillo y tendría en cuenta las características y orientación de cada lugar. "No es lo mismo una playa en Denia que una de Gandía, cada una tiene sus dificultades, pero para todas habría solución", afirman desde Io Arquitectura. Asimismo, afirma que muchas firmas en la provincia tendrían capacidad para realizar estos separadores porque requiere de materiales fáciles de encontrar.

En estos momentos la arquitecta están haciendo llegar la propuesta a ayuntamientos, directamente, y también dirigiendo su planteamiento a la Federación Española de Municipios y Provincias. "Esta solución deberá ir en consonancia a medidas adicionales que el Gobierno plantee para el regreso a las playas. Es decir, tendrá que haber control de acceso, limitación de aforo y designación de unidad familiar para poder acceder, casi seguro". 

Ana Sanz es arquitecta paisajista con 22 años de oficio. Comenzó su carrera "como todos los arquitectos, haciendo edificios", apunta, pero fue tras una colaboración con un vivero cuando descubrió que su vocación real era el paisajismo. Ahora su trabajo gira en torno a la arquitectura de exteriores y se ha especializado en el estudio de plantas y especies o tipos de terreno para su trabajo. Colabora con varias empresas para aportar su visión de arquitectura en la construcción de espacios. En momentos de coronavirus, ha fijado su vista en el retorno a la playa con seguridad y sentido de la estética y el paisaje. 

Evaluación de medidas en el Consell

Turisme CV ha puesto en marcha un comité técnico científico para coordinar y evaluar medidas que permitan revitalizar el sector a corto y medio plazo ante la crisis del coronavirus. El objetivo es garantizar la Comunitat Valenciana como "destino seguro" para la actividad turística.

Se trata de un grupo multidisciplinar de expertos que aportarán su experiencia para realizar informes, análisis de deficiencias y oportunidades, medidas y protocolos y soluciones que permitan reactivar el sector "lo antes posible", informa la Generalitat en un comunicado.

Bajo este prisma, el comité tratará de explorar las soluciones que se pueden aplicar en los destinos para reforzar su seguridad y que los visitantes puedan hacer uso de atractivos como las playas "sin ningún temor". También buscará medidas para entornos rurales y naturales y para las experiencias que ofrece la Comunitat. El grupo se dividirá por especializaciones para reforzar e individualizar las investigaciones y priorizar los temas a tratar en cada momento. Contará con la ayuda de un equipo de técnicos de Turisme CV para reforzar sus necesidades y exponer incertidumbres.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email