X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 9 de diciembre y se habla de eresa resonancias magnéticas SANIDAD Botànic II adu mediterraneo
GRUPO PLAZA

naútica

Nacho Braqueháis: «Los valencianos cada día vivimos más de cara al mar»

El regatista conversa sobre la Copa América, la tradición de este deporte en la ciudad y sus proyectos de futuro

28/12/2018 - 

VALÈNCIA. Valenciano hasta la médula, amigo de sus amigos, humilde en demasía, gran regatista y mejor patrón… No se acaban los calificativos que podemos dar a Nacho Braqueháis, uno de los exponentes más importantes de la náutica valenciana y española. Con varias Copas América a sus espaldas y numerosas regatas internacionales, Braqueháis es uno de los regatistas más respetados en el mundo de la vela profesional. Su vida, su familia y su razón de ser giran alrededor del Mediterráneo que le vio nacer.

— ¿Cómo es un día normal de Nacho Braqueháis en València?

— En casa nos despertamos a las 6:45 para comenzar con desayunos y preparar todo para que salgan los ‘nanos’ para el colegio a las 8:00 h. Después voy a la velera North Sails, donde trabajo habitualmente, ya que estoy encargado de ventas en zona del Mediterráneo. Entrada la tarde preparación física con varios ciclos de entrenamiento en función de si estamos en pretemporada, temporada o postemporada. Después ducha y cena.

— ¿Es València actualmente una ciudad de cara al mar o seguimos de espaldas?

— Cada vez vivimos más cara al mar, siempre y cuando el gobierno local siga apoyando iniciativas que ayuden a ello y no se descuide el legado que nos dejó Rita [Barberá] cuando apostó por que la ciudad fuera sede de la competición a vela más prestigiosa y antigua que existe en el mundo.

Lea Plaza al completo en su dispositivo iOS o Android con nuestra app

— ¿Cuándo cambió todo?

— Cuando se consiguió que València fuera nombrada la sede de la Copa América de 2007. Ese fue el punto de partida para que los valencianos despertáramos y nos pusiéramos a trabajar de cara al mar, ese mar que tantos beneficios nos ha aportado a todos.

* Lea el artículo completo en el número de diciembre de la revista Plaza

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email