GRUPO PLAZA

dirección y sindicatos firman 72 días después de anunciarse

El ERE de CaixaBank, de casi aplicarse de forma unilateral al acuerdo con el tiempo cumplido

2/07/2021 - 

VALÈNCIA. A las 17:35 horas del miércoles 1 de julio de 2021, CaixaBank (CABK) y los sindicatos llegaban a un acuerdo sobre el mayor Expediente de Regulación de Empleo (ERE) de la historia de la banca española. Lo hacían 72 días después de que el banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri anunciara el pasado 20 de abril, que ponía sobre la mesa un recorte de 8.291 empleos. Una cifra que finalmente se reducía hasta los 6.452, es decir, un 22% menos, y, lo que los sindicatos pedían desde el primer momento, todos ellos de carácter voluntario y contemplándose prejubilaciones a partir de los 52 años. Cierto es que el pacto contempla también 570 recolocaciones directas en empresas del grupo y 138 vacantes en filiales que se ofrecerán a toda la plantilla.

El acuerdo, que se redactará en los próximos días para posteriormente firmarlo, llegó tras salvar los dos últimos obstáculos a petición de los sindicatos: incrementar a los trabajadores un 2% previsión social -planes de pensiones- y eliminar la movilidad geográfica en un radio de 40 kilómetros, cuando fuese necesario aplicarla por motivos organizativos. La primera propuesta fue aceptada por la dirección, mientras que la segunda no -por aquello de que limita el traslado a otras provincias e incluso comunidades-, pero a cambio los afectados recibirán compensaciones económicas.

Unas negociaciones que llegaron a estar muy cerca de que la entidad cortara por lo sano y aplicara de forma unilateral el ERE durante las últimas maratonianas reuniones -con sus múltiples recesos-, cuyos ambos equipos llegaron a ver las cinco de la madrugada en el reloj. Pero finalmente las aguas llegaron a buen puerto y en el ambiente flota la figura de Isidre Fainé, presidente de la Fundación La Caixa y hombre vinculado a la casa durante toda su trayectoria laboral. El mismo que recibió una carta de los sindicatos de CABK la semana pasada para que pusiera cordura en la negociación, dado el peso del banquero catalán en la entidad.


El responsable financiero de UGT a nivel estatal, Victoriano Miravete, señalaba en declaraciones a la Agencia Efe como el punto clave del acuerdo la voluntariedad de las salidas, una reivindicación de todos los sindicatos desde que la entidad domiciliada en València presentó sus planes de ajuste de plantilla el pasado mes de abril. Por su parte, la responsable de organización y medios de CC OO en CaixaBank, Ruth Bolaños, hacía coincidió también en valorar ante dicha agencia que se aplicará un ERE "sin despidos forzosos, con voluntariedad y mejoras en las condiciones laborales".

CABK informaba en un comunicado remitido cerca de las 23:30 horas de ayer jueves que "ha buscado la paz social en todo momento" para llegar a este acuerdo "que incorpora medidas de flexibilidad y movilidad que permiten resolver las duplicidades con salidas voluntarias. Asimismo, todos los empleados que abandonen la entidad y quieran mantenerse en el mercado laboral podrán acogerse a un plan de recolocación elaborado en colaboración con Lee Hecht Harrison, empresa especialista en proyectos de transición profesional y desarrollo del talento".

"Se trata -según dicho comunicado- de un amplio conjunto de medidas dirigidas a reubicar en un nuevo empleo estable (indefinido) y ajustado a su perfil profesional a cada trabajador que se sume, con el objetivo de conseguir la recolocación del 100% de los participantes en el programa. Además, CaixaBank colaborará con la consultora estratégica McKinsey y entidades sectoriales para impulsar un profundo análisis del mercado laboral y de las nuevas oportunidades de empleo a escala local a corto y medio plazo".


Los empleados de 63 años o más podrán salir del banco con una indemnización de 20 días por año trabajado, los de 54 años o más serán indemnizados con un 57% del salario fijo bruto anual hasta los 63 años y los empleados de 52 y 53 años recibirán siete anualidades del 57% del salario fijo bruto anual repartidas hasta los 63 años. Los trabajadores de menor edad, y los que tienen una antigüedad en la empresa inferior a seis años, obtendrán un pago de 40 días del salario fijo bruto por año trabajado, con un límite de 36 mensualidades.

El ajuste de empleo vendrá acompañado del cierre de 1.534 oficinas, el 27% de la red actual; mientras se han adoptado también medidas que modifican el modelo de distribución de la empresa, como el aumento de oficinas Stores, de oficinas de la red rural, de personas en los centros In Touch de asistencia telemática o de gestores.

El recorte de personal se prevé que se inicie a primeros del próximo mes de noviembre en los servicios centrales y a continuación en la red de oficinas, un proceso que los sindicatos creen que se alargará también a 2022. Todo ello a falta de que CABK culmine en este segundo semestre su otro gran reto como es la integración tecnológica. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email