GRUPO PLAZA

el número final de salidas se reduce hasta los 6.452 empleados

CaixaBank y los sindicatos llegan a un acuerdo con el 100% de las salidas voluntarias

1/07/2021 - 

VALÈNCIA. Setenta y dos días después de que CaixaBank (CABK) anunciará el Expediente de Regulación de Empleo (ERE), que tuvo lugar el pasado 20 de abril, el banco y los sindicatos han llegado a un acuerdo tras la última propuesta del banco presidido por José Ignacio Goirigolzarri para garantizar la mayor voluntariedad en las salidas, que se reducen finalmente hasta las 6.452. El acuerdo se hizo esperar y llegó este jueves 1 de julio a las 17:35 horas, dos días después de que expirase el periodo legal de consultas tras las dos últimas jornadas de maratonianas reuniones y recesos.

La pasada madrugada volvió a tener lugar otra intensa negociación, que se aplazó pasadas las tres de la mañana. Salvado el escollo de que las salidas sean voluntarias -y no forzosas-, los sindicatos trataban de elevar las indemnizaciones previstas para los adheridos al ERE y también de acotar al máximo la movilidad geográfica de los trabajadores. Los sindicatos también presionaban al banco para que no hubiera cupos máximos de adheridos entre trabajadores de 52 o más años.

En un comunicado emitido esta mañana, CaixaBank precisaba que por el momento acepta dar salida a un máximo de 750 empleados de entre 52 y 53 años y a un total de 1.750 trabajadores de 54 y 55 años. En cuanto a la movilidad geográfica, la última propuesta de la empresa planteaba limitarla a un máximo de 75 kilómetros cuando esta sea necesaria para el plan de reestructuración de la entidad y como medida para mantener el empleo. 

Por otra parte, el banco ofrecía a los nuevos empleados que se incorporen a la entidad una aportación al plan de pensiones de la empresa del 7,5% del salario pensionable de forma progresiva, partiendo de un 6%. Las negociaciones se retomaban a las dos de la tarde de este jueves -con dos horas de retraso de lo previsto-, con dos temas cruciales para firmar el ERE: incrementar la previsión social al 2% y eliminar la movilidad de los 40 kilómetros. Que finalmente se llegó a un acuerdo con compensaciones y de este modo se conseguía el acuerdo.

La dirección de la entidad domiciliada en València puso inicialmente sobre la mesa el el despido de 8.291 personas (el 18% de la plantilla) y el cierre de 1.534 oficinas (el 27% de la red actual), convirtiéndose en la reestructuración de mayor envergadura realizada hasta el momento en el sector bancario español. 


Según han trascurrido estos más de dos meses de negociación, CABK ha ido reduciendo el número de salidas hasta situarlas ayer en las 6.750 y tras la última propuesta del banco en 6.452 empleados. O lo que es lo mismo: un 22% menos de lo planteado inicialmente. Eso sí incluyendo recolocaciones en las filiales del grupo de la entidad dirigida por Gonzalo Gortázar. Pese a esta reducción, los sindicatos consideran insuficiente la oferta de la empresa ya que, según sus cálculos, sobre la mesa hay 1.900 despidos forzosos y vienen exigiendo desde el primer día que no se produzcan salidas forzosas.

De ahí que durante el periodo de negociación hayan realizado concentraciones y huelgas como la que ha tuvo lugar este martes entre las 10 y las 12 horas, que se saldó con más del 90% de las oficinas cerradas en todo el territorio nacional. Previamente, el pasado 22 de junio, CABK vivió la primera huelga general de sus 117 años de historia donde los sindicatos ya advirtieron que se preparaban "para combatir judicialmente el ERE". 

Petición a Fainé

Los mismos que llegaron a enviar una carta a Isidre Fainé, presidente de la Fundación La Caixa y el que más peso tiene en el grupo por su dilatada y amplia trayectoria. Lo hicieron el pasado 23 de junio para pedirle que pusiera cordura en la negociación."Nos vemos en la necesidad de ponernos en contacto con usted para pedirle ayuda y darle nuestra visión y opinión del momento actual en el que nos encontramos, ya que usted es persona indispensable en CaixaBank", se leía en la misiva firmada por CC OO, SECB, UGT, Accam, SATE CIC, CGT, Sesfi, Uniò Obrera Balear, FEC, SIB, ACB-Bankia y LAB ELA.

Un ERE que contemplaba inicialmente la salida de 942 trabajadores de la Comunitat Valenciana, el 11% de la plantilla a nivel nacional. Sin embargo, el número se ha reducido -a falta de concretarlo tras la nueva rebaja de la entidad- hasta los 860 en la red, servicios centrales, dirección territorial y excedencia, tal y como avanzó Valencia Plaza este lunes.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email