Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 4 de diciembre y se habla de coronavirus NAVIDAD festivos DÉFICIT AUTONÓMICO OCIO NOCTURNO
GRUPO PLAZA

La patronal de las residencias privadas lamenta  la "falta de voluntad" para escuchar al sector

Aerte propone medidas alternativas al plan de Oltra para la desescalada en las residencias

3/05/2020 - 

VALÈNCIA. Las residencias reclaman tener voz en el plan de desescalada para sus centros en la Comunitat Valenciana. El presidente de la patronal los centros privados (Aerte), José María Toro, asegura que durante estos meses de estado de alarma desde la Conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas, dirigida por Mónica Oltra, se han estado tomando decisiones "sin contar con el sector". "No se nos ha escuchado ni se han reunido con nosotros para abordar cuál sería la mejor solución para nuestros centros. Ha habido una clara falta de voluntad", lamenta.

Desde Aerte urgen a abordar de forma conjunta el plan de desescalada para los centros en la Comunitat, como ya se está haciendo en otras autonomías como Andalucía donde se están tomando las primeras medidas. Y es que, a su juicio, hay ciertas decisiones que podrían ser adoptadas de forma inmediata para atender a las necesidades de los usuarios de residencias que, en muchos casos, no entienden esta situación y su estado de salud se está resintiendo.

Precisamente, este pasado sábado la Vicepresidencia y Conselleria de Igualdad, en un comunicado, daba a conocer su propuesta de trabajo para la desescalada en residencias y centros de menores, un plan que el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, va a trasladar al Ejecutivo Central en la reunión telemática que mantienen este domingo. Entre las medidas, el Consell planteará al Gobierno central que los centros de servicios sociales reincorporen a todas las personas que hasta ahora estaban teletrabajando durante la fase 0 de la desescalada, es decir, antes del 11 de mayo.

Unas pautas que no han sido debatidas con el sector, según afea Toro. "Se están tomando medidas sin escucharnos. Ni a nosotros, ni al resto del Tercer Sector y ahora mismo estamos en un limbo", señala. "Las medidas de confinamiento en las residencias tenían un sentido al principio, pero pensamos que ahora hay que ir aflojando y, para eso, necesitamos consensuar unas propuestas con la Conselleria", recalca. Desde Aerte tienden la mano para pactar unas medidas que vayan permitiendo la "normalidad" progresiva en las residencias y crear un marco consensuado en la Comunitat.

Ingresos, visitas y mayor normalidad en los centros

Hay muchas dudas en el aire. "Desde los centros no se sabe cómo actuar," lamenta Toro. Varias son las llamadas que atienden preguntando por la posibilidad de nuevos ingresos. Pero no saben qué responder. También el confinamiento de los usuarios en sus habitaciones a muchos les está pasando factura. "La gente no entiende el porqué tiene que estar recluida en su cuarto. Hay que tener en cuenta que muchos tienen demencia y es complicado darles una explicación. Se están dando situaciones de ansiedad, depresión y cansancio", advierte.

Por ello, desde la patronal de residencias privadas proponen relajar las medidas en el interior de los centros, siempre garantizando la protección y seguridad de los usuarios y trabajadores, así como permitir nuevos ingresos y abrir el régimen de visitas, aunque con fuertes protocolos de seguridad.

En el caso de los nuevos ingresos, Toro explica que podrían activarse en aquellos centros libres de coronavirus y siempre que al futuro usuario se le haga un test PCR para verificar que la persona no tiene el virus y no hay peligro de contagio en las instalaciones. "Eso se puede poner en marcha ya. La dependencia no se para por el coronavirus", recalca.

Por otro lado, considera necesario retomar progresivamente el día a día en el interior de las residencias. "Ahora, según el protocolo de Sanidad, los usuarios deben permanecer el máximo tiempo posible en su habitación y está restringido el uso de las zonas comunes. Esto está provocando un deterioro en su calidad de vida porque esas personas necesitan cierta normalidad. Creemos que con medidas de seguridad se pondría relajar el confinamiento", puntualiza. En este sentido, destaca que Sanidad está haciendo "bastantes test" y, frente a las situaciones de desabastecimiento que se vivieron en las primeras semanas del estado de alarma, ya cuentan con equipos de protección y material sanitario para garantizar su protección.

Foto: KIKE TABERNER

El régimen de visitas también sería otro aspecto que se podría empezar a flexibilizar, según Toro. "En los jardines o zonas abiertas se podrían cerrar encuentros con familiares, respetando la separación física y con todas las precauciones oportunas, pero es una forma de hacer menos dura la situación a los usuarios. Al final se trata de minimizar el impacto de las personas que están en una residencia", explica. 

"Necesitamos que se abra la mano dentro de los centros. Nosotros cuidamos de las personas y es importante que recuperen las ganas de estar activos", insiste para solicitar a la Conselleria un encuentro para ir de la mano en este tránsito y acordar una serie de medidas en beneficio de los usuarios. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email