Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el fondo supera el 5% en el capital del grupo sanitario privado 

Atitlan entra en Nisa cinco años después de perder la puja por Ribera Salud

29/01/2016 - 

VALENCIA. Roberto Centeno y Aritza Rodero, gestores de la firma inversora Atitlan, entran por fin en el negocio sanitario. El fondo ha entrado en el accionario del grupo sanitario privado Hospitales Nisa con una participación superior al 5%. La operación, la primera inversión de calado que realiza el grupo tras salir del accionariado de varios interproveedores de Mercadona en los últimos años, se produce casi cinco años después de que fracasara su primer intento por entrar en el sector sanitario a través de Ribera Salud.

Atitlán comunicó este viernes su entrada en el capital de uno de los "referentes" de la sanidad privada en España con el objetivo de "apoyar el desarrollo y consolidación futura de la empresa desde la posición de accionista activo".

Hospitales Nisa cuenta actualmente con un total de 7 hospitales y una plantilla de más de 1.700 personas. Su propiedad se reparte actualmente entre más de medio millar de pequeños socios. La firma fue fundada en 1967 por un grupo de médicos como Clínica Virgen del Consuelo. 

El grupo inversor no reveló el importe de la operación. Fuentes del entorno de la sociedad precisaron a Valencia Plaza que el fondo de Centeno y Rodero está comprando pequeños paquetes y ha decidido hacer pública su presencia en el capital de la firma una vez superado el 5%.

La apuesta de Atitlan por Hospitales NISA es "de futuro y a largo plazo", concretó el fondo. Además de 5 hospitales en la Comunitat, entre los que está el 9 d'Octubre de Valencia, posee otros dos en Sevilla y otro en Madrid. En total, posee una capacidad conjunta de 1.200 camas.

Un sector objetivo desde 2009

Con su entrada en Nisa, los gestores de Atitlan logran un objetivo que persiguen desde hace años. Cuando más cerca estuvieron de conseguirlo fue en 2011, año en el que participaron junto a la aseguradora Asisa en la puja que los propietarios de Ribera Salud -por entonces CAM y Bancaja- abrieron para salir de su accionariado, pero perdieron contra Capio, controlada por el fondo de capital riesgo británico CVC.

Atitlán, que inicialmente se creó para acelerar el crecimiento de empresas agroalimentarias interproveedoras de Mercadona, ya intentaron entrar en el accionariado de Ribera Salud en 2009, cuando las cajas de ahorros aún no se planteaban su salida.

El fondo siempre ha considerado las concesiones en el sector sanitario o educativo como una vía interesante para extender su negocio. Ese interés se ha acrecentado con el abandono de varias de sus inversiones originales.

Su trayectoria reciente ha estado caracterizada por las desinversiones en varios de los interproveedores de Mercadona en los que participaba, como Dafsa, Ibersnacks, Naturvega o Bynsa.

Actualmente se define como inversor orientado a la "creación y consolidación de empresas". La compañía mantiene inversiones en otros sectores a través de la olivarera Elaia o la acuícola Sea8, a las que acaba de sumar la participación en Nisa.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email