GRUPO PLAZA

Cierra dos rondos de financiación de 19 millones

Monad, la nueva 'startup' de Christian G. Almenar para proteger a las empresas de los 'hackers' 

6/09/2021 - 

VALÈNCIA. "En tiempos raros hay que hacer cosas locas". Con esa filosofía, el valenciano Christian García Almenar, CEO y cofundador de Instrinsic, firma de ciberseguridad que vendió a WM Ware, emprende ahora un nuevo proyecto: Monad. Una startup que busca proteger a las compañías de los ciberataques y que ya rueda en San Francisco, pero que quiere situar en València su sede en España.  

En plena pandemia y con el espíritu emprendedor que le caracteriza, este ingeniero que reside en California decidió, de nuevo, montar una empresa de ciberseguridad, su pasión desde que era un niño. "Desde pequeño, siempre me ha gustado el tema de la ciberseguridad. Con Instrinsic ya había adquirido una experiencia y vi que podía poner mi conocimiento al servicio de la gente. En estos momentos hay una necesidad en las empresas de protegerse de los hackers", señala. 

Así, Monad pretende ser una solución integral contra los ciberataques. "Identificamos dónde están todos los riesgos para saber mitigarlos a través de la gestión de los datos internos de las empresas. Somos como una especie de buscador que indexa todos esos datos y, en base a ellos, podemos predecir por dónde pueden entrar los hackers", explica. Por el momento, cuenta ya con un equipo de 12 personas en su sede en San Francisco. 

"Lo que aporta Monad es que engloba todos los diferentes riesgos que tiene la empresa. A diferencia de otras compañías que van a una parte concreta, nosotros analizamos riesgos de forma integral. Es como si alguien si está protegiendo su casa y en lugar de proteger puntos concretos, conoces todos los rincones donde hay mayores riesgos", apunta García Almenar.

Democratizar la ciberseguridad

Con sus años de experiencia en el sector, el ingeniero valenciano ha detectado que durante la pandemia la necesidad de protección de las empresas es cada vez mayor por la aceleración de la digitalización. "Ha habido un boom con el trabajo en remoto y eso a nivel seguridad ha sido un riesgo para muchos. Hemos encontrado una oportunidad muy grande porque el sector esta creciendo un montón", sostiene.

No obstante, no todas las compañías pueden permitirse sistemas de seguridad tan avanzados. "Al final son las grandes empresas como Netflix, Apple o Google las que internamente se construyen softwares para protegerse. Nosotros lo que buscamos es hacer accesible a todo el mundo estos sistemas que son muy complejos y caros", subraya.

Foto: KIKE TABERNER

La startup consiguió recientemente cerrar con éxito dos rondas de financiación de 19 millones de dólares lideradas por los fondos Sequoia Capital e Index Ventures. Además, en estos momentos tienen ya cuatro clientes, entre ellos la firma de datos Snowflake, y siguen validando su producto para conseguir una mayor cuota y engrosar su plantilla. De hecho, su intención es contar con un equipo en València, para lo que ya está haciendo entrevistas para encontrar candidatos.

Sede en València

"Me haría ilusión tener una base en València y contratar a un jefe de ingeniería que lidere a un equipo de 15 personas en España y Europa", apunta. Ya está buscando los perfiles profesionales más idóneos para conformar esta sede, tras la inyección de capital obtenida. Su objetivo es contar con dos bases de operaciones: la que ya tiene en EEUU y otra en España para dar cobertura a Europa. 

En San Francisco, trabajan en remoto aunque cuentan con un espacio para que los trabajadores puedan acudir si así lo desean y puedan socializar entre ellos. Por tanto, el modelo a seguir en València sería similar. "Primero queremos encontrar los perfiles adecuados y, más tarde, buscar algún espacio físico", señala G. Almenar. Monad está ahora centrada en la validación de sus servicios con vistas a poder ampliar el equipo hasta las 30 personas. "El objetivo es seguir creciendo, pero hay que ser cautos", subraya.

García Almenar decidió marcharse hace seis años a Estados Unidos para terminar la carrera que cursaba en la Universitat Politècnica de València. Desde entonces, reside en el país americano. Su anterior startup, Intrinsic, estaba basada en años de investigación académica en los campos de seguridad y sistemas en Stanford, donde se marchó con uno de sus amigos. 

Aprovecharon el conocimiento de un departamento del que ya habían salido empresas como Google, HP o PayPal y que permitía utilizar máquinas virtuales seguras para poder ejecutar código y que, en  caso de contener un virus, crear un cortafuegos. Una apuesta que acabó cuajando y que acabó adquiriéndose por parte de VM Ware, empresa subsidiria de la multinacional Dell.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email