GRUPO PLAZA

CRÓNICAS POR LOS OTROS / OPINIÓN

CIES: La gran vergüenza

David llevaba un par de meses investigando sobre el mundo del los CIES cuando conoció a Mourtada. Meses antes su padre, profesor de filosofía, le había pasado un articulo para leer sobre la realidad de los CIES, sobre el cierre de los CIES, y como suele pasar en estos casos, se abrió un submundo y una realidad totalmente desconocida para él hasta entonces. El terrible y lamentable mundo de los CIES. La vergüenza de este país, la vergüenza de esta ciudad

16/04/2016 - 

Paco "El Negro" acudía cada mañana al bar donde trabajaba Mary, amiga de David. Y un día en la barra del bar, le contó a Mary la historia de su amigo Mourtada que había venido a Valencia a "hacer la naranja", a trabajar en la temporada de la naranja. Meses antes su amigo había sido detenido y encerrado en un CIES un día cualquiera cuando salía de copas con sus amigos en Oviedo. Mourtada era el testimonio que David necesitaba para meterse en esta aventura, dirigir una documental que denuncia la realidad de los CIES, los Centros de Internamiento de Extranjeros.

Una vez detenido a Mourtada le identificaron con un número. El 23 30. Número que da título al documental que dirige David Marrades y que después de un año moviéndose por el mundo de los festivales y alcanzado el prestigio que otorga recibir reconocimientos de todo tipo, se estrena esta semana en Valencia. Un documental que dará mucho que hablar.

¿Qué es un CIE?

Cuando Mourtada Seck fue encerrado en el CIE de Aluche, perdió, entre otros muchos, su derecho a la propia identidad. Pasó a ser un número, igual que Samuel y el resto de los allí internos. Peggy, cuyo marido fue expulsado 8 días antes del nacimiento de su hija y más tarde golpeado y maltratado por los agentes que le acompañaban en el vuelo de vuelta a su país, vio su proyecto de vida truncado en el momento en que su marido fue arrestado. Sus historias, junto al testimonio de algunas de las personas más directamente involucradas en el día a día de los CIE como abogados, juristas, portavoces institucionales, políticos, jueces de control y policías, tejen el hilo narrativo de un documental que saca a la luz las cuestiones más relevantes y polémicas en torno a la lucha contra la inmigración irregular que tiene, en los Centros de Internamiento de Extranjeros, una de sus principales herramientas.

Son la vergüenza de este país y de Valencia, donde se ubica uno de los 8 centros que existen en España, por el trato que reciben los detenidos

Esta es la sinopsis de un documental necesario. Un documental imprescindible para saber qué son los CIES y qué ocurren dentro de ellos. Centro de Internamiento de Extranjeros teóricamente es un establecimiento público de carácter no penitenciario donde se retiene a extranjeros sometidos a expediente de expulsión del territorio nacional cautelarmente y de manera preventiva. Son centros que se implantan en Europa desde que se aprobara la política migratoria común suscrita en el acuerdo de Schengen de 1995. Así escrito sobre papel no debería ser cuestionado ni denunciado pero el problema comienza con las crecientes denuncias sobre malos tratos a los internos ¿qué ocurre dentro de los CIES? Por ello es de vital importancia ver este documental, darle difusión y que tenga una viralidad imposible de controlar.

Porque los Centro de Internamiento de Extranjeros son la vergüenza de este país por mucho que vengan impuestos por la política europea. Y son la vergüenza de este país y de Valencia, donde se ubica uno de los 8 centros que existen en España, por el trato que reciben los inmigrantes detenidos. Inmigrantes que son tratados como auténticos delincuentes cuando son detenidos y privados de libertad por problemas de otro tipo.

Los CIES como centro, como idea teórica no son el problema. El problema es la práctica, es lo que hay dentro. Es entender la inmigración irregular como un delito. Es entender a los inmigrantes sin papeles en regla como delincuentes. Ese es el error de base. Muestra de ignorancia y desconocimiento. Muestra de limitación. Muestra de falta de memoria. Porque no voy a recordar la cantidad de emigrantes españoles que han sido y siguen siendo inmigrantes en otros países. La diferencia en estos casos parece que es el color de la piel, la raza, la religión, la cultura ... Y también el dinero. En el CIES de Valencia al menos casi todos sus detenidos disponen de pocos recursos que les ayuden a pagar abogados que les sacan rápido o les eviten entrar en ellos o simplemente no son detenidos.

El problema no está en los mismos centros como tal si se entienden como centros de regulación de inmigración y que estarán defendidos por quienes piensan que se ha de trabajar la inmigración irregular. Estos centros podrían ser considerados necesarios. El problema está en la gestión de los mismos, en la parte humana de los mismos, en el trato que se les da a quienes son detenidos por un problema administrativo. El problema es lo que hay dentro, las condiciones del lugar y el trato inhumano que reciben a veces. Ese el problema. Un centro que trabajara con el objetivo de ayudar y resolver la regularización de personas que vienen de otros países a vivir en España con respeto no es el problema como tal.

Se trata de un documental excelente, formidable y difícil de ver por la dureza del tema pero imprescindible para dar a conocer una realidad muy silenciada que sigue pasando a pesar de las denuncias que recibe. Una realidad que muchos no conocen, que se intenta ocultar y que pasa en nuestra ciudad y en nuestro pais. Una realidad que es fácil de leer en los periódicos pero imposible de aguantar si la vives de cerca. Una realidad que desgasta a cualquiera, una realidad que rompe familias, una realidad que humilla, una realidad que duele y que mata poco a poco.

Por ello es necesario este documental. Es necesario sacar la parte más humana de todo esto. De todo un mundo, el de los CIES, donde los inmigrantes son tratados irregulares, ilegales, indocumentados, etc. y no como personas que han de solucionar unos papeles para pasar de una situación irregular en un país a otra regular. Pero se intenta despersonalizar y deshumanizar al máximo posible esta realidad y a estas personas para facilitar su trabajo.

Tal y como asegura su director, David Marrades, todo este proceso de despersonalización sólo facilita la toma de acciones y represalias por parte del aparato represivo del estado contra los inmigrantes indocumentados así como la aceptación pública de estas medidas, muchas de ellas ilegales y casi siempre desproporcionadas. Por ello el documental quiere despersonalizar este mundo y contar historias personales, historias reales. Los relatos de Mourtada, Samuel y Peggy son el centro de la historia. Una historia que no empieza ni termina con ellos. Ellos representan a cientos de inmigrantes que han pasado por los CIES. Esos inmigrantes que sufren secuelas tras su paso por los CIES. Esos inmigrantes tratados como delincuentes. Esos inmigrantes que son encarcelados. Esos inmigrantes que han visto como destrozan sus familias como es el caso de Peggy. Una semana antes de que naciera el bebé que estaban esperando, detuvieron y expulsaron a su marido de España. Una familia rota. Un bebé que no conoce aún a su padre. Un caso que se sigue investigando. Un caso donde hubo maltrato físico también, abuso de poder.

Una realidad que desgasta a cualquiera, una realidad que rompe familias, una realidad que humilla, que duele y que mata poco a poco

Lamentablemente, según su director, ni políticos en el Gobierno, ni directores de centros, ni empresas relacionadas con la gestión de los CIE o los vuelos de deportación ha querido hacer declaraciones, aunque sus posiciones y algunos de sus testimonios públicos han quedado igualmente recogidos.

Con todo la falta de regularización de los papeles en España cuando llegan y establecen su residencia junto con la caducidad de los mismos son los únicos delitos cometidos para ser privados de libertad, recibir un trato vejatorio y ser tratados con una dureza inhumana. Una realidad muchas veces silenciada e ignorada. Por ello es necesario este tipo de trabajos, profesionales, valientes y comprometidos para sacar a la luz estas realidades. Es necesario que se muevan, que se conozcan que vayamos a verlos, que hablemos de ello y que entre todos denunciemos estas realidades.

Enhorabuena a todo el equipo de trabajo que ha realizado este trabajo documental dirigido por David Marrades que con sus ahorros y la generosidad de sus amigos ha conseguido financiar este documental que denuncia realidades oscuras que ocurren en nuestro entorno, cerca de nuestras casas, en nuestra ciudad. Esa ciudad, Valencia, que se considera avanzada, desarrollada, europea... donde se garantiza y se presupone el respeto de los derechos humanos básicos ¿Para todos por igual?

La semana que viene... ¡Más!

El documental se estrena en Espai Rambleta el próximo miércoles 20alas 20:00. La proyección del mismo estará apoyada con una mesa redonda donde el director David Marrades conversará con profesionales de la talla de Javier De Lucas (Instituto DDHH. Universitat de València), Francisco Solans (Portavoz Subcomisión Extranjeria CGAE) y Ana Fornés ( Portavoz CIES NO) sobre la realidad de los CIES. Las entradas se pueden comprar en taquilla o adquirir anticipadamente a través del teléfono 960 011 511.

Noticias relacionadas

crónicas por los otros

El rechazo solidario

Llegan las Navidades y el bombardeo de causas solidarias provocan en ocasiones el efecto contrario: el rechazo. Esta invasión solidaria es el argumento perfecto de las personas poco sensibilizadas con otras causas para alejarse más. Pero yo animo a no hacerlo. Animo a ser solidario y solidaria… porque siendo solidario se vive mejor

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email