Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

han remitido una carta a sanitat

Clamor en la Ribera: varios ayuntamientos piden más restricciones tras dispararse los contagios

19/01/2021 - 

VALÈNCIA. El número de contagios en las comarcas de la Ribera Alta y la Ribera Baixa se ha disparado en los últimos días. De hecho, algunos de los alcaldes y alcaldesas ya hablan de una situación "incontrolable", "dramática" o "fuera de control". Ante este escenario, desde varios consistorios de la comarca han emitido una carta a la conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública en la que solicitan que se adopten "medidas sociosanitarias más contundentes".

Para ello, los ayuntamientos han pedido una reunión telemática "de urgencia" con la consellera Ana Barceló, a quien también le han reivindicado una mayor coordinación en los datos entre administraciones. La iniciativa surgió en la reunión celebrada la pasada semana en la que Salut Pública traslada a los alcaldes y alcaldesas de la comarca la actualización de los contagios en cada una de las localidades. En ella se propuso que, de manera voluntaria, las administraciones locales que lo considerarán enviaran el comunicado.

La primera en hacerlo fue Cullera. Pese a que la evolución de los contagios en la ciudad no ha sido de las más preocupantes de la comarca desde que empezó la pandemia, en las últimas semanas el incremento ha sido exponencial. Empezó el 2021 con una incidencia acumulada de 336,2 positivos por cada 100.000 habitantes. Pero cuando el consistorio dirigido por el socialista Jordi Mayor envió las reivindicaciones a Sanitat, la cifra había escalado hasta los 1.390,87. Aún más, en la última actualización de este lunes, la tasa sigue creciendo y se sitúa en los 2.141,57 casos.

Prácticamente a la vez, el pasado jueves, Sueca también trasladó al Consell la necesidad de endurecer las restricciones. Durante la primera semana del año, la incidencia acumulada en la capital de la Ribera Baixa rondaba los 440 contagios por cada 100.000 habitantes. Una cifra que ha aumentado hasta los 1.105 casos en un municipio que cuenta con más de 27.000 habitantes.

Foto: EFE

Con el paso de los días, distintos consistorios han ido sumándose a la petición. El último en hacerlo ha sido Alzira. La ciudad gobernada por Diego Gómez, la más poblada de la comarca con más de 44.000 habitantes, ha registrado la cifra más alta de toda la pandemia: 1.539 positivos por cada 100.000 habitantes. Pese a que en el comunicado que han enviado desde las administraciones locales a Sanitat no se exige ninguna medida en concreto, algunos alcaldes como Gómez sí han hecho público su posicionamiento. Al igual que su partido, Compromís, el primer edil de Alzira apuesta por un confinamiento parcial.

El clamor por el endurecimiento de las restricciones en la comarca también ha llegado a otras localidades como Carcaixent que, con algo más de 20.000 habitantes, ha alcanzado los 2.017,95 puntos de incidencia acumulada. "Las cifras de contagios están subiendo muy rápidamente y no vale dejarlo todo en manos de las recomendaciones. En los pueblos hemos hecho lo que podíamos hacer, pero es la Generalitat Valenciana quien debe mostrarse más firme", señala el alcalde Paco Salom. "Nosotros ya hemos llegado a nuestro tope, son ellos quienes tienen a los expertos y el conjunto de indicadores para tomar decisiones más duras", añade.

Algunos municipios más pequeños como l'Alcúdia, Montserrat, Albalat de la Ribera, Catadau o Tous también han visto crecer sus contagios de manera exponencial superando los 1.000, los 2.000 o los 3.000 casos por cada 100.000 habitantes, como es el caso de Càrcer que pidió el confinamiento perimetral, y se han adherido a la reivindicación. En otras administraciones locales, sin embargo, han decidido no remitir el escrito a Sanitat, como es el caso de Almussafes. Pese a ello, su alcalde, el socialista Toni González, ha pedido a los vecinos y las vecinas que se autoconfinen y reduzcan en la medida de lo posible los contactos. La localidad ya cuenta con una incidencia acumulada de 1.900 positivos.

Las competencias municipales no bastan

El sentimiento en los distintos ayuntamientos es unánime: ya no pueden hacer nada más. Los alcaldes y alcaldesas de la comarca coinciden en que las restricciones que pueden decretar los municipios según sus competencias no bastan para contener el virus: "las medidas que hemos ido adoptando hasta ahora han agotado nuestro ámbito competencial y hemos comprobado que ninguna de ellas ha podido contener de manera efectiva la rápida transmisión del virus", sentencia el escrito trasladado por el consistorio de Cullera.

Cabe recordar que la mayoría de los consistorios de la comarca han aplicado a lo largo de la pandemia las medidas extraordinarias que la ley les permite. De hecho, en muchos de ellos estas limitaciones están actualmente en vigor. Sin embargo, se limitan al cierre de los espacios e instalaciones municipales, la suspensión de actos públicos o el cierre de parques y jardines.

"Nuestros profesionales sanitarios trasladan constantemente la necesidad de incrementar las medidas restrictivas de la movilidad por ser el instrumento más efectivo en la lucha para contener, cuanto antes, la actual tendencia al alza de esta crisis sanitaria, y hay que darles una respuesta efectiva", ha insistido el primer edil de Alzira.

Preocupa la situación del departamento de la Ribera

La preocupación de los distintos ayuntamientos se reflejan en la situación en la que se encuentra el departamento sanitario de la Ribera. A pesar del retraso en la actualización de las cifras en la página web de la conselleria de Sanitat, que ya se advierte con un mensaje inicial, los datos muestran su liderazgo en los contagios de los últimos 14 días: 2.977 casos. Le siguen de cerca los departamentos sanitarios de València Clínic, con 2.662, o el de Xàtiva-Ontinyent, con 2.585.

No en vano, a fecha del 13 de enero, el hospital de la Ribera tenía 153 pacientes con coronavirus ingresados en planta, 23 en UCI y 20 pacientes covid pendiente de ingreso en urgencias. Además, cuatro plantas del centro estaban dedicadas a pacientes contagios por covid-19, así como en el centro hospitalario se ha empezado a liberar espacio en la tercera planta espacio. Ante la avalancha de ingresos, se derivaron 11 pacientes a la sanidad privada.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email