X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de noviembre y se habla de enrique soriano à punt CVMC EMT VALENCIA Quique Dacosta
GRUPO PLAZA

opinión

Cómo se desarrollaría el 'Brexit'

El economista jefe de Saxo Bank analiza los escenarios más probables que se darían tras el esperadísimo resultado del referéndum de mañana en el Reino Unido para mantenerse -o no- en la Unión Europea

22/06/2016 - 

MADRID. El Financial Times proporciona un análisis bastante bueno sobre la pregunta que se hacen todos sus lectores: ¿Qué sucedería si el Reino Unido vota a favor de abandonar la Unión Europea?

Entre los puntos clave de su análisis se incluye el hecho de que en el largo plazo el cruce libra/dólar (GBPUSD) ha pasado muy poco tiempo por debajo de 1,40. ¿Más? El mínimo de este par, que se alcanzó en febrero cuando se anunció la votación sobre el 'Brexit', fue de 1,3836. ¿Podría ser esta la meta del primer impulso del par tras un resultado favorable a la salida de la UE?

Pero ¿cuál es mi propia impresión? Queda muy poco ya para el referéndum del Reino Unido sobre el 'Brexit', y el 'movimiento' vendrá dictado por el posicionamiento neto del mercado. Me explicaré... Si, como espero, ‘abandonar la UE’ sigue ganando terreno, entonces el mercado aumentará dinámicamente las coberturas. Por consiguiente, desde una perspectiva del riesgo el supuesto más favorable sería aquel en que las encuestas y casas de apuestas asignen una probabilidad más alta a ‘salirse’.

Si ‘salirse’ sale adelante, entonces de aquí a una semana el GBPUSD estará en un rango entre 1,36 y 1,41 unidades, y más bien hacia el límite inferior de ese rango. Por contra, si ‘quedarse’ gana algo de terreno entonces llegaremos al próximo jueves en el rango 1,40-1,45.

El principal riesgo ahora, por tanto, es el desfase entre los mercados financieros, casas de apuestas y políticos, ya que todos mantienen (erróneamente) que llegada la fecha del referéndum prevalecerá la opción de ‘quedarse’. La realidad es que entre los indecisos que toman partido, dos de cada tres se van al bando de 'Salirse' y de ahí su mejoría en los resultados de las encuestas.


Al final, la cuestión realmente importante es la respuesta del Banco de Inglaterra y el Banco Central Europeo. Si el FTSE o el GBP abren con hueco de más del 5% o así, veremos un recorte de tipos de interés de al menos 25 puntos básicos, si es que no 50, y liquidez ilimitada del BCE y la Reserva Federal de EE UU.

Lo que sucedería después sería un recorte de tipos del Banco de Inglaterra y si una rebaja de tipos de interés no detiene al mercado, entonces estaríamos en un escenario del tipo 1992.

¿El escenario más probable?

  1. Encuestas: ‘Salirse’ seguirá yendo por delante, forzando a las casas de apuestas a recortar sus probabilidades hasta el 50%-50%.
  2. GBP: Al ir saliendo datos de encuesta que reflejen nerviosismo creciente, la libra esterlina continuará con su descenso hasta los 1,38 (contra el dólar de EEUU).
  3. FTSE: El índice de referencia lo hará mejor en términos de la débil libra, pero bajando en general.
  4. Bancos: Un comportamiento relativo masivamente peor.
  5. Votación: Ganará la opción de ‘Salirse’.
  6. Apertura del 24 de junio: La GBP cae un 5% en apertura, luego retorna a una caída del 1% al acabar la jornada; el FTSE abre un 5% a la baja y entran compras una vez que el BoE rebaje tipos de interés.


Si el Reino Unido vota a favor de ‘quedarse’, entonces históricamente la “predisposición” de los movimientos es de 1:2 o de 1:3. Esto es: si uno espera un rango del 10% en caso de un ‘No’, entonces con un ‘Sí’ debería verse una subida del 3-5%.

Finalmente he vivido un buen número de 'riesgos de evento': las crisis de 1992, 1998, 2000, el 11-S, los atentados de Londres y Madrid... Y he aquí las dos lecciones que he aprendido:

  1. El mercado generalmente cae como máximo un 5%. Esto fue así incluso en el 11-S, en el que los mercados estuvieron cerrados durante más de una semana
  2. Generalmente se reequilibra, si no en las primeras 24 horas, entonces ciertamente en las primeras 72. Esto significa que el riesgo consiste en gestionar los movimientos intradía, mucho mayores. El riesgo de un día para otro es mucho, mucho menor que el riesgo intradía.

Por supuesto, todo lo anterior es tan sólo mi experiencia y mi percepción: esto es únicamente una guía orientativa.

Steen Jakobsen es economista jefe de Saxo Bank

Noticias relacionadas

AL OTRO LADO DE LA COLINA

Tiempos en (des)composición

Los últimos acontecimientos nos dan razones para pensar que al igual que ocurrió hace treinta años, hay sociedades que se desbaratan para dar lugar a la formación de otras

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email