GRUPO PLAZA

la estrategia genera temor en la coalición por si contribuye a hundir a los morados

Compromís se lanza al mercado de fichajes y ya tantea a 'fugados' de Podem para sus listas

26/08/2022 - 

VALÈNCIA. Todos los partidos valencianos sin excepción vivirán con intensidad el arranque de un curso político marcado por las elecciones de 2023. Pero si en uno va a haber especial debate interno sobre la estrategia de cara a los comicios es Compromís. Los movimientos han comenzado y uno de ellos va dirigido a entrar en el mercado de fichajes de Podem. No sin riesgos e inseguridades. 

El contexto es complejo y con multiplicidad de factores. Las encuestas no son muy favorables y vaticinan una caída en apoyos para la coalición. El liderazgo indiscutible que había ejercido la exvicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, ya no es tal. Su dimisión tras ser imputada por la gestión de la Generalitat en el caso de los abusos de su exmarido a una menor tutelada ha afectado al partido. Quien seguramente será el cabeza de cartel, Joan Baldoví, no tiene el grado de conocimiento con el que cuenta su antecesora en ese puesto. 

Los equilibrios internos en Compromís abocarán a un planteamiento de primarias que no será nada sencillo de resolver. Y una de las decisiones más importantes que tienen pendiente de tomar es qué actitud adoptar con la plataforma 'Sumar', de la vicepresidenta del Gobierno, Yolanda Díaz, sobre lo cual hay división de opiniones.


"El cacao es bonito", resumen miembros de la coalición. La confección de las listas, que otras formaciones como el PPCV o el PSPV ya tendrán a grandes rasgos cerradas para el 9 d'Octubre, tardarán en su caso. Y aunque el foco suele ponerse en las autonómicas, las municipales apuntan a ser las de mayor conflicto. 

La captación de cargos de gente de Podem sería para ambos comicios, según fuentes de Compromís, pero el plan se dirige sobre todo al nivel local y, principalmente, hacia aquellos lugares donde tienen menor implantación. Una de las ideas que barruntan es que sean estos fichajes morados los que pongan en marcha y ayuden a confeccionar las candidaturas en determinadas poblaciones en las que la coalición no tiene el suficiente empaque para presentarse.


¿Y a quiénes se está sondeando o se quiere sondear? Fuentes de Compromís indican que su intención es la de ir a por algunos de los 'fugados' de Podem. En su evolución en la Comunitat desde 2014, el partido ha vivido un importante desgaste con destacadas salidas –por voluntad o a la fuerza– y constantes cambios en los liderazgos. Desde Sandra Mínguez, una de las caras más visibles en los inicios, al exportavoz en Les Corts Antonio Montiel, su sucesor en el puesto Antonio Estañ o la parlamentaria Fabiola Meco. El último de esta generación impulsora del partido que fue cesado fue César Jiménez.

Aitana Mas y Joan Baldoví, de Compromís, en Les Corts. Foto: KIKE TABERNER    

Todos ellos han reencauzado su vida fuera de la política. La docencia, la universidad o el activismo al margen de la vida interna de la formación son algunas de sus dedicaciones actuales. El perfil activo que mantienen, pese a no ostentar ya cargos, parece que es lo que despierta cierta esperanza en responsables de Compromís de tratar de que vuelvan a integrar un proyecto político. Máxime cuando ideológicamente se encuentran cercanos. 

En la coalición mencionan especialmente a Estañ por el análisis que hacen de los problemas en Alicante y debido a que sigue vinculado a Canviem Orihuela. El entorno del exsíndic, sin embargo, rechaza que esté interesado en ocupar algún puesto en listas y niega que haya existido una oferta formal en este sentido. La interlocución con Compromís, admiten, se mantiene porque él siempre ha sido partidario de que la gente que piensa igual "tenga comunicación" y porque en Orihuela la confluencia la ven posible. "Pero nada de candidaturas ni de fichajes", insisten. 

Coalición 'A la Valenciana' conformada en 2016 por Compromís, Podem y EUPV. Foto: EVA MÁÑEZ   

Otro de los nombres que surge es el de César Jiménez, a quien el vicepresidente segundo del Consell, Héctor Illueca, destituyó el pasado mayo como director de la Entidad Valenciana de Suelo y Vivienda (EVha). Natural de Castelló, mantiene muy buena relación con el actual parlamentario de Compromís y exconseller de Educación Vicent Marzà, por lo que no se vería descabellado el intento de ficharlo. Desde su entorno rechazan también, al igual que en el caso de Estañ, que exista ofrecimiento oficial. 

La diputada Naiara Davó, quien se encuentra en una situación débil a nivel interno tras la victoria de Pilar Lima como líder autonómica de los morados, también es un perfil en el que se podría estar fijando Compromís debido a que está vinculada a Alcoi, donde ya fue concejal. 

La coalición ha contado ya con excargos de Podem para algunas actividades. Por ejemplo, varias charlas que organizó Iniciativa (uno de los partidos que la conforman) sobre diversos asuntos como Medio Ambiente o infraestructuras. Allí acudió, por ejemplo, la parlamentaria Beatriu Gascó. El propio Estañ presentó a la secretaria general de Més y coportavoz de Compromís, Àgueda Micó en una conferencia organizada por Acció Cultural del País Valencià titulada 'Valencianismo o barbarie' en mayo. 

Estañ, en el acto con Àgueda Micó del pasado mayo. Foto: COMPROMÍS   

Mención aparte requiere, por supuesto, aquellos que sí dieron el salto. En València, Joan Ribó incluyó a Jordi Peris –exportavoz de València en Comú– en la lista de Compromís en las últimas elecciones municipales, y en 2020 lo repescó como coordinador general de Estrategia Urbana y Agenda Sostenible en el consistorio. Conocido fue igualmente el movimiento del exdiputado autonómico David Torres, un fichaje de la consellera de Agricultura, Mireia Mollà para su departamento, donde ocupa el puesto de director general de Desarrollo Rural. En 2019 formalizó su afiliación a Iniciativa

'Si te pasas te lo pierdes': el temor a perder el Botànic

Estas maniobras, por tanto, no son nuevas, van en la línea de ensanchar el espacio y toda esta especie de sinergias podrían convertirse en lograr alguna incorporación de cara a 2023 o quedarse en meros deseos de Compromís. Lo cual genera, a su vez, temor a las consecuencias, según admiten fuentes de la coalición. 

A las malas expectativas de Podem y la posibilidad de que no alcance en los comicios la barrera del 5% necesaria para entrar en Les Corts, se sumaría el trasvase de excargos y lo que comportaría en las estructuras municipales. Es decir, acrecentar la debilidad y provocar su desaparición local en determinados lugares.

Esos cálculos son los que hace Compromís, que parece que está en un 'si te pasas, te lo pierdes': "Si esto origina que se hundan, tampoco habría Botànic", analizan. Una afirmación que da cuenta de la poca confianza que existe en que la coalición y el PSPV pudieran sumar sin los morados.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme