GRUPO PLAZA

análisis

La consolidación de los bancos nacionales en el Viejo Continente se está calentando

Un hecho positivo para países como Italia, España y Alemania donde la banca se caracteriza por estar muy fragmentada o tener redes de sucursales muy densas

30/11/2020 - 

MADRID. La consolidación de los bancos nacionales en Europa se está calentando. Algunos ya lo llaman una 'ola de consolidación'. Teniendo en cuenta el número de conversaciones formales y el alcance de la especulación, no es una exageración. Las perspectivas de fusiones y adquisiciones transfronterizas también están mejorando.

Consideramos que la consolidación en el mercado es positiva, especialmente en países como Italia, España y Alemania donde la banca se caracteriza por estar muy fragmentada o tener redes de sucursales muy densas. Los acuerdos cerrados o en juego este año están llevando a los líderes nacionales a ampliar su presencia mediante la adquisición de bancos de segundo nivel, o los bancos de segundo nivel se fusionan entre sí para crear franquicias más robustas.

Pensamos que el interés para consolidarse a nivel local apoya la calidad crediticia. Mejora la posición de mercado de los bancos y el poder de fijación de precios y permite una reducción más rápida de los costes. También permite mayores economías de escala en la inversión e innovación en IT.

Hay tres impulsores principales de la consolidación bancaria:

  • Un replanteamiento de la distribución es más apremiante ahora que en cualquier otro momento desde la crisis financiera mundial. Los bancos tienen más sucursales de las que necesitan. Y con una perspectiva de ingresos desafiante, el recorte de costes parece ser la única salida para mejorar sus beneficios. Las fusiones y adquisiciones pueden acelerar este recorte de costes.
  • Los impulsores a nivel económico son muy fuertes. La recesión económica causada por el la covid-19 no ha producido todavía impactos catastróficos en la calidad de los activos o en el coste del riesgo, pero ha consagrado las expectativas de una curva de tipos negativa/rendimiento plano. Este entorno es muy poco favorable para la rentabilidad de los bancos. También ha catalizado el cambio a los canales de banca online, especialmente para los clientes que habían estado menos dispuestos a adoptar las nuevas tecnologías.
  • Desde la perspectiva del inversor. Las valoraciones se han hundido debido a una combinación del entorno adverso de tipos que conduce a bajas rentabilidades y el escepticismo en torno a los valores contables, junto a las prohibiciones de dividendos que impiden que el exceso de capital salga del sistema. Incapaces de pagar dividendos, recomprar acciones o encontrar suficientes oportunidades de financiación para desplegar el capital de forma orgánica, los equipos directivos de los bancos están recurriendo al crecimiento inorgánico para emplear el exceso de capital. Si no hay nada más que se pueda hacer con el exceso de capital, entonces el coste de oportunidad de ese capital es cero.

¿Mejores perspectivas para fusiones transfronterizas?

En lo que respecta a las fusiones bancarias transfronterizas, seguimos siendo escépticos, pero vemos la posibilidad -al menos sobre el papel- de contar con razones financieras más atractivas. En el lado negativo, los beneficios de las fusiones transfronterizas son menos evidentes, ya que las sinergias en materia de costes tienden a ser limitadas y el potencial de delimitación normativa limita las sinergias en materia de costes de financiación. La finalización de la unión bancaria, incluido un plan de garantía de depósitos en funcionamiento que apoyaría la lógica de esos acuerdos y fomentaría una mayor distribución de riesgos transfronterizos, parece estar avanzando de manera lenta.

Por el lado positivo, con las acciones de bancos cotizando cerca de mínimos históricos y las reservas de capital acercándose a máximos históricos, los acuerdos transfronterizos se están convirtiendo en una posibilidad cada vez mayor; especialmente para los bancos con opciones más limitadas para desplegar capital en sus mercados nacionales. Pero es necesario ser cautos. Por muy atractiva que parezca una operación sobre el papel, la cuestión sigue siendo si los bancos estarían mejor invirtiendo el exceso de efectivo en la mejor tecnología escalable de su clase, dadas las tendencias seculares hacia la digitalización.

La adquisición de clientes, incluida de forma transfronteriza, puede ser tan barata como ofrecer un mejor producto a un precio competitivo, en lugar de adquirir redes de distribución anticuadas que pueden terminar por sobrecargar el negocio a largo plazo.

Marco Troiano es analista del sector bancario de Scope Ratings

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email