GRUPO PLAZA

conversaciones culturplaza

Daniela Vega: “El arte se hace cargo de los cambios antes que las políticas”

Conversamos con Daniela Vega, actriz trans referente gracias a su excelente interpretación en 'Una mujer fantástica' y considerada una de las personas más influyentes del mundo según la revista Times

10/07/2022 - 

VALÈNCIA. El arte siempre va un paso por delante del mundo…. Analiza el entorno y lo reinterpreta, con el motivo de iluminar a las generaciones venideras. En el caso del mundo audiovisual el arte es el que permite que los individuos se sientan representados, y que puedan tener una imagen clara de su identidad en la pantalla. En el año 2017 la actriz chilena Daniela Vega tuvo el honor de convertirse en referente trans, su papel protagónico en Una mujer fantástica le valió la aclamación del público, y el reconocimiento dentro del circuito cinematográfico como una promesa del cine.

La película, dirigida por el director alemán Sebastián Lelio, obtuvo gracias a su potente mensaje social: un Goya a la mejor película, un Oscar a mejor película de habla no inglesa y un Teddy Award al mejor largometraje en el festival internacional de cine de Berlín, entre otros grandes galardones. En el 2018 Daniela Vega se encontraba entre las 100 personas más influyentes de la revista Times y tuvo la oportunidad de ser la primera mujer trans en la historia en presentar uno de los premios Óscar. A día de hoy se encuentra en València como “madrina” oficial del Campus de Verano de la Academia de Cine, donde puede instruir a ocho jóvenes guionistas en materia de diversidad. Un reto que, tras todo su recorrido artístico, supone un verdadero honor: “Yo estoy aquí por ser quien soy, no por mis logros”.Foto: ACADEMIA DE CINE

-Quería comenzar preguntándote por tus primeras sensaciones sobre los alumnos del Campus, ¿tienes fe en esta nueva generación de guionistas y directores?

- Considero que las nuevas generaciones, que en realidad no son tan nuevas, tienen una frescura que me llama la atención. El mundo esta cambiando muy rápido, demasiado, y al final vemos que el arte se hace cargo antes de los cambios que las políticas, es algo esperanzador.

-Tanto es así que cuando Una mujer fantástica tú aún no habías cambiado tu nombre legalmente a Daniela Vega, ya que ese año en Chile aún no había una Ley de Identidad de Género.

-Exacto, fue una decisión política performática, en ella yo puse mi cuerpo al servicio de los otros cuerpos. No solamente hablando de lo físico, sino hablando de lo que es llevar un nombre que no te corresponde. Yo prometí que no cambiaría mis datos hasta que todas las personas pudiesen hacerlo, y fui la ultima en hacerlo.

-¿Puedo preguntarte hace cuanto lo hiciste?

-Me lo cambié hace cosa de un mes, es un acto político. En Chile no te puedes cambiar el nombre hasta que no eres mayor de edad, por lo que quise esperarme a que la mayor cantidad de personas pudieran acceder a ello. Cuando vi que había una buena cifra de esas personas decidí hacerlo. Puse mi cuerpo delante del discurso.

Dar paso a Una mujer fantástica 

-¿Percibes que se genera un movimiento trans después de estrenar Una mujer fantástica?

-Yo siento que hubo mucho interés desde lo político pasando por lo educativo. Me pareció que eso fue muy importante e interesante, principalmente porque cuando nosotros hicimos la película pensábamos todo el rato en iluminar el personaje, en desempolvar las historias e iluminarlas, y a día de hoy creo que lo conseguimos. Las historias humanas no caducan nunca.

-De hecho, la cualidad “humana” de la película hizo que rodara por todo el mundo. ¿Qué reacciones percibiste sobre la película fuera de Chile?

-Hubo lugares en los que la película caló perfectamente desde lo humano y otras desde lo político. Recuerdo, por ejemplo, como en Japón se sorprendieron mucho de que fuera trans, en lugares como estos hay cosas que tradicionalmente no avanzan tan rápido como lo hacen las tecnologías. Al final las diferencias culturales son las que arman también nuestras riquezas. Nos intentan uniformar, pero yo considero que eso está para la escuela militar y no para el corazón de las personas.

-Muchas veces quien consigue salirse de ese uniforme logra hacerlo de una forma muy potente. ¿Dirías que esto puede generar cierto rechazo? Mira por ejemplo lo que acaba de suceder con la inclusión de un beso lésbico en Lightyear

-Es cosa de ver la diversidad que se vive en la familia de uno propio. Ignorar lo diverso es meter con calzador lo que los otros creen que estamos haciendo.

-¿Consideras que encasillan a las mujeres trans en ciertos roles?

-No es mi caso, mi cuerpo esta disponible para representar el personaje que me parezca interesante, mucho más allá de lo. Yo recibo a los personajes, espero a que me lleguen a través de los guiones. Además, opino que el cuerpo de un actor es un cuerpo líquido, tiene que adaptarse a todo.

Foto: ACADEMIA DE CINE

Formar parte del relato

- En el caso de Una mujer fantástica si que participaste en la escritura del guion, ¿qué supuso eso para ti?

-Fue una sorpresa absoluta. Cuando Sebastián me envió el guion a casa vi: U.M.F y me preguntaba: ¿Esto que significa? Resultaron ser las siglas de Una mujer fantástica, después de descubrir esto le llamé inmediatamente para preguntarle si se trataba de broma y fue cuando me dijo que él quería que yo fuera la “mujer fantástica”.

- La idea del Campus es poder dotar a estas nuevas generaciones de “herramientas” para que cualquier perfil sea capaz de contar cualquier tipo de historia, ¿crees que se está consiguiendo?

-Yo pienso que si, se esta logrando un terreno que se nos ha negado, es un derecho que ha sido negado mucho tiempo. Son terrenos reconquistados. Antes de la llegada de los españoles a América existían muchas formas de vivir la sexualidad y el género, los mayas, incas y aztecas (junto a otros imperios que estaban ahí) tenían personas que traicionaban en el genero para allá y para acá. La uniformidad del ser humano fue la que generó cierta perdida de identidad, situación que nos hemos dado cuenta que es mucho mas rico encontrarse desde lo diverso.

-¿Cómo se esta tejiendo el futuro audiovisual?

-El desafío de las nuevas generaciones es no quedarse siendo nuevas generaciones, el reloj corre te guste o no. La gracia está ahí, en darte cuenta de que cada día pasa y no hay nada que podamos hacer sobre ello.

-Como esa salsa que se canta al principio de una mujer fantástica: “Tu amor es un periódico de ayer que nadie más procuraría leer”

-Exacto, esa frase fue titular absoluta de la película. Si te quedas atascado en lo que fui y no en mi futuro te perderás muchísimas cosas. Me gustaría rescatar la frase de la abuela de una de mis mejores amigas, quien por el motivo del día internacional de las mujeres pronunciaba esta preciosa frase: “No crucen por ningún motivo puentes las mujeres, aprendan a nadar las mujeres, tírense al agua y anden. Si cruzan por el puente dependerán de quien lo construya”. Esa frase me llegó a fuego.

-¿Dirías pues que esa construcción de puentes nos acerca poder representar la diversidad?

-Totalmente, incluso te diría que diverso rima con divertido, ¿no te parece? Tomarse un arroz lleno de “bichos del mar” es mucho más divertido que tomarse uno solo.

-¿Estás insinuando que nos vayamos a tomarnos una paella?

-No he podido evitar la referencia [ríe]. Acepto tu propuesta.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme