X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

asegura no tener constancia de "mordidas" en la Fundación Jaume II El Just

David Serra niega haber contratado a Marcos Benavent en la Jaume II el Just pese a ser su amigo

28/01/2019 - 

VALÈNCIA. (EP). El ex secretario autonómico de Cultura David Serra ha admitido este lunes su amistad con el exgerente de Imelsa y autodenominado "yonqui del dinero" Marcos Benavent y que por ello le sorprendió no enterarse de su contrato en la fundación Jaume II el Just, que ha negado haber ordenado como patrono.

Serra ha recordado así su etapa como representante de la Conselleria en la citada fundación privada -aunque dependiente en un 95 % de fondos públicos- que es investigada judicialmente en la operación Taula del caso Imelsa, así como en la comisión de Les Corts que explora contrataciones fraudulentas, financiación ilegal y blanqueo de capitales de esa trama, donde ha comparecido.

Quien fuera director general de Política Lingüística y Patrimonio de junio de 2003 a mayo de 2004 y secretario autonómico de Cultura de mayo a noviembre de 2004 ha negado haber dado instrucción alguna para contratar obras o a personal en esa fundación.

Ha dicho desconocer que en los dieciséis meses en que estuvo como patrono de esa fundación -cuyo gerente, Vicente Burgos, está investigado en la pieza de Imlesa sobre el supuesto amaño de contratos en la Concejalía de Cultura de València- se ordenara o recibiera ninguna comisión ni que se cometieran irregularidades.

Serra ha admitido que el desfase presupuestario de la entidad en 2004 se debió a la compra "totalmente transparente" del claustro del monasterio de Simat de la Valldigna que estaba en Torrelodones (Madrid) y costó 1,1 millones, y que ha justificado en su "potente simbología" para la Generalitat.

También ha explicado que el patronato -en cuyas reuniones a veces él tenía delegados varios votos- aprobaba los temas de mayor envergadura pero no tenía por qué conocer el detalle del día a día, de lo cual se encargaba la gerencia, y ha asegurado desconocer con qué empresas contrató el patronato.

Preguntado sobre la contratación de Benavent como director de relaciones institucionales de la fundación, el también ex vicesecretario general del PPCV ha dicho no saber quién propuso su nombramiento y ha recordado que se enteró del mismo una vez autorizado y que su "amigo personal" compartió entonces un despacho en el gabinete del conseller.

"No sé a qué directriz política respondía (su contratación) pero seguro que no tendría nada extraño detrás", ha declarado.

También ha negado darle credibilidad al supuesto papel que tuvo Benavent para contratar con empresas relacionadas con el PP, y sobre su amistad con él, iniciada en el colegio mayor, ha reconocido que ha incluido hasta un préstamo personal de 3.000 euros que el "yonqui del dinero", según Serra, le devolvió en su casa.

El ex secretario autonómico ha aportado a la comisión copia de la declaración policial de Benavent en septiembre de 2015 donde le exculpa de tener relación alguna con contrataciones irregulares o cobro de comisiones durante su etapa en la Conselleria.

"Yo era amigo personal de él. Recuerdo alguna vez, lo típico, algún chascarrillo, un cotilleo en ámbitos gubernamentales", pero no tenía "razón de ser" que mantuviera una relación con él relacionada con la gestión, según Serra.

Se ha mostrado "convencido" de que la fundación no financió al PP pese a no ser fiscalizada, ha negado haber dado "directriz de nada" a Burgos pese a haberse reunido "alguna vez" con él y ha señalado que nunca supo que el entonces gerente hubiera cometido irregularidades.

"Nadie me sugería ninguna contratación. Nadie me dijo que había que ser generoso con nadie o con ninguna empresa", ha insistido para negarse a entrar, ante preguntas de Carmen Martínez (PSPV) y Fernando Pastor (PP), en el "chapapote político" en que a su juicio puede sumergirse esta comisión por rédito partidista y electoral. También ha dicho que el PP no figura como investigado en esa pieza de Taula.

 

Serra cesó como secretario autonómico al lograr la donación de Pere Mª Orts

David Serra ha anunciado que dimitió del cargo en noviembre de 2004 cuando logró el "objetivo político" para el que fue nombrado apenas siete meses antes: conseguir para la Generalitat la donación de la colección de arte del historiador Pere Maria Orts.

Así lo ha desvelado en su comparecencia ante la comisión de investigación de Les Corts sobre la operación Taula del caso Imelsa, donde ha asegurado haber dimitido "satisfecho" del deber cumplido y que lo habría hecho en cualquier momento siempre que se hubiera logrado el fin para el que fue ascendido desde la Dirección General de Política Lingüística y Patrimonio de la Generalitat.

El 4 de noviembre de 2004, quien fuera también miembro de la Acadèmia Valenciana de la Llengua entregó al entonces president de la Generalitat, Francisco Camps, toda su colección de arte, integrada por más de 300 piezas entre cuadros, tapices, cerámica, vidrio y orfebrería.

La donación incluía piezas de los más representativos artistas y artesanos de diversas épocas, además de varios libros incunables e incluso muebles que se hallaban en el domicilio de Orts y que serían trasladados, junto al resto de la colección, al Museo de Bellas Artes San Pío V.

Entre la colección de pinturas destacaban decenas de tablas y lienzos religiosos de los siglos XIV al XIX, además de numerosas obras de artistas de renombre como Francisco Ribalta, Fernando Cabrera, Juan Bautista Porcar, Joaquín Sorolla, Antonio Fillol o Ignacio Zuloaga.

La dimisión de David Serra se produjo al día siguiente de esa donación, anunciada entonces tras el pleno del Consell, y a partir de entonces se encargaría de la Secretaría Autonómica del Deporte.

Este lunes, el también ex vicesecretario general del PPCV ha explicado que, después de tantos años, ya puede revelar el motivo de su marcha como secretario autonómico de Cultura.

"Dimití porque llegué para una misión concreta y puntual" que se arrastraba durante veinticinco años, desde la etapa de gobierno socialista de Joan Lerma, como era conseguir para la Generalitat "desatascar" la donación de la citada colección artística y patrimonial de Orts.

Serra también ha aprovechado para ensalzar la labor que tuvo en todo ese largo proceso quien fuera director del Museo de Bellas Artes San Pío V Fernando Benito, ya fallecido y a quien ha calificado de "pieza clave" para el éxito final

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email