GRUPO PLAZA

la diputación de valència podrá usar el edificio que no aprovecha el consistorio

El Ayuntamiento cede la gestión de la Nave de Ribes al Escalante a falta de proyecto propio

9/09/2022 - 

VALÈNCIA. La Nave 3 de Ribes del Parque Central ya tiene inquilino, pero no es el Ayuntamiento de València, que es para quien (en principio) se construyó. La concejalía de Recursos Culturales llevará mañana a la Junta de Gobierno Local una propuesta de convenio para que Escalante, el proyecto de teatro infantil de la Diputación de València, haga uso del centro cultural en la temporada que presentarán en unas semanas.

Según ha anunciado el consistorio, mañana se aprobará un escrito suscrito entre las dos partes, en el que la Diputación hará uso libre del edificio en los días en los que programe. Preguntados por cuántos días supondrá esta cesión, la Diputación se ha remitido a la futura presentación de la programación.

En todo caso, sorprende que sea Escalante la que haya conseguido programar un actividad cultural en el espacio antes que el propio Ayuntamiento. La Nave de Ribes está lista para su uso desde mayo, después de un retraso de más de dos años según lo previsto. En marzo de 2020, cuando se puso como fecha de apertura mayo de ese mismo año (antes de la pandemia), Gloria Tello ya adelantó, en una entrevista a Culturplaza, que el lugar natural del Escalante, a la espera de una sede propia, sería la nave. Meses después se desmintió, asegurando que era demasiado pequeño para la buena salud de la que gozaba el proyecto provincial, y que tan solo recalarían entonces unas cuantas propuestas de pequeño formato.

En el acuerdo, la Diputación se compromete a correr con la gestión de sala, venta de entradas y dejar el espacio tal y como se le deje en cada ocasión, es decir, asumiendo el posible desgaste del edificio con cada montaje. Por su parte, el Ayuntamiento se encargará de abrir y cerrar el edificio, y no solo no cobrará ningún alquiler, sino que también asumirá los gastos de luz y agua, además del mantenimiento del día a día. Este viaje de ida y de vuelta ha sido fácil porque, precisamente, Glòria Tello es tanto concejala de Recursos Culturales del Ayuntamiento de València como diputada de Teatros en el ente provincial. El Escalante necesita una sede, y las Naves de Ribes necesitan una programación. El convenio intenta darle una salida temporal a estas dos problemáticas.

El convenio, al que ha tenido acceso este diario, señala que el Ayuntamiento podrá disponer del espacio el resto de días que no utilice el Escalante para sus producciones, como es lógico. Pero, de paso, desvela en el apartado del impacto económico, que el Ayuntamiento ya prepara la licitación que privatizará la gestión del espacio, confirmando las informaciones ya publicadas. Según explica el documento, “actualmente se está redactando un contrato de gestión cultural (…) para cinco centros culturales municipales que incluye tanto dirección como programación y asistencia técnica para actividades culturales que se estima por un importe anual por centro cultural de 114.196,46 euros. Dado que la programación del Escalante es de aproximadamente 6 meses alternos, el gasto que supondría la contratación de estas actividades para este Ayuntamiento sería de unos 57.098,23 euros anuales”. Preguntados por la situación de este proceso, fuentes de Cultura aseguran que los pliegos ya están en Contratación y que, por tanto, lo plazos ya no dependen de su departamento.

En todo caso, parece claro que el Ayuntamiento esperará a que culmine el proceso para que sea la empresa externa quien llene de contenido el contenedor que tanto ha costado abrir. Durante ese tiempo, como el inmueble también está diseñado para acoger propuestas vecinales, podrá tener un uso social.

Para saber más

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme