GRUPO PLAZA

Su presupuesto se multiplica por 10 en apenas 4 ediciones

El Ayuntamiento de València apuesta por Mostra Viva como festival emblema de la ciudad

Glòria Tello convierte al certamen en el más apoyado por parte del Consistorio con 65.000 euros directos, convirtiendo al Consistorio en coorganizador y con unas negociaciones “avanzadas” para que la ciudad recupere el festival como propio a medio plazo

21/09/2017 - 

VALÈNCIA. Mostra Viva avanza a buen ritmo para ser el festival emblema de la ciudad de València. O, como apostillan sus organizadores, "para volver a serlo". Así se puede entender desde el apoyo económico que impulsa la quinta edición con 65.000 euros directos, una cifra fuera de las convocatorias públicas para certámenes, eventos o actividades culturales que lanza el Consistorio. La delegada del área de Cultura, Glòria Tello, muestra así su ambición por reintegrar progresivamente el festival con sensibilidad por las artes que tocan el Mediterráneo. Una ambición que,  para la ciudad aunque como apuntó su presidente honorífico, Vicent Garcés, “los detalles de cuál será la relación entre el Ayuntamiento de la asociación ciudadana que ha reimpulsado el festival todavía no se ha concretado”.

Pero las negociaciones progresan y el apoyo institucional cada vez es mayor. También con el hombro de la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte (entre 50 y 60.000) euros, la aportación de la Universitat de València a través de La Nau (espacios y personal) o la propia Fundación Asamblea de Ciudadanas y Ciudadanos del Mediterráneo (10.000 euros), entre otras. En total una suma que elevaría el caché del festival en torno a los 140.000 euros, aunque la cifra no llegó a ser concretada en la jornada de ayer por sus organizadores. La insistencia y dedicación de los miembros del festival por lograr apoyos institucionales –no cuenta con patrocinadores privados en su histórico– encuentra así un apoyo institucional y dinerario que, no obstante, sigue lejos de sus ambiciones económicas, más próximas a los presupuestos de la Mostra de Cinema de Mediterràni de València en los 80 y 90.

Con Haneke y Varda y la decisión de reingresar en el circuito de la FIAPF

Esa ambición se ha reflejado también en la interpretación de su sección cinematográfica, que en su quinta edición pasa a ser de competición por primera vez, con premios de 4 y 1.000 euros al mejor largometraje y cortometraje. El responsable de este área, Samuel Sebastián, indicó que la fijación temática será la de “dar cabida a producciones hechas o rodadas en torno al Mediterráneo”. Por ese motivo participa la película Happy End de Michael Haneke, estrenada hace unos meses en Cannes donde no recibió el habitual respaldo de la crítica.

El festival se celebra del 5 al 15 de octubre

El nombre del director austriaco y el de Agnès Varda relucen en el cartel de un festival que ahora quiere que la Federación Internacional de Asociaciones de Productores de Filmes (FIAPF) le incluya en su circuito. Para ello tendrá que demostrar que es un certamen especializado –que lo es, en este caso por su sensibilidad por el Mediterráneo– y que tiene "garantías de calidad, credibilidad y durabilidad", según apuntó Garcés. FIAPF elabora un calendario anual en el que los grandes festivales y ferias se alternan. Un calendario con pocos huecos. De hecho, en estas semanas del inicio de curso se acumulan Venecia, Toronto, San Sebastián, Varsovia o Tokyo. También que las películas a competición sean de estreno, al menos, en el Estado, motivo de habituales disputas entre festivales como el propio San Sebastián, Gijón, Sevilla, Valladolid o Cinema Jove.

En esa línea, dos cintas marcan el reclamo en Mostra Viva 2017 de estreno mundial (Fragments de Rêves, de Bahïa Bencheikh el Fegoun) y europeo (You go to my head, de Dimitri de Clerq), aunque esta última lo hará fuera de competición. En la decena de cintas que compiten encontramos que el resto de películas ya han pasado por festivales. En algunos casos, también en España. Es el caso de Quit staring at my plate, de Hana Jusic, que estuvo en Valladolid en 2016. También el de Porto, de Gabe Klinger, que estuvo en San Sebastián en 2016. También el de Câini, de Bogdan Mirica, que estuvo en Cannes en 2016. O, de manera más próxima, El collar de la sal, de Vicente Pérez Herrero, que estuvo en la pasada edición del festival de cine de Alicante. Las de Varda se estrenará también en San Sebastián, donde además será homenajeada. Toda la Sección Oficial se exhibirá en los Aragó Cinema.

En definitiva, una lista que combina películas que ya han pasado por otros festivales, que pertenecen a un amplio curso de producción –"films desde 2015 no estrenados en València"– y que en cualquier caso no pondrán fácil el acceso al calendario de FIAPF. Argelia, Palestina, Israel, España, Francia, Croacia, Portugal, Rumanía y Kurdistán estarán representados en este apartado y optarán al premio Pont del Mediterrani, dotado con 4.000 euros, La Sección Oficial de Cortos contará con quince trabajos y repartirá 1.000 euros al ganador. Y como en Cinema Jove, se concederá un galardón a la mejor realizadora.

En el área de cine, no obstante, su propuesta de cortometrajes y el resto de ciclos son tanto o más interesantes. Por ejemplo, el que gira en torno a Blasco Ibáñez, al 80 aniversario de la capitalidad republicana o a su sección de homenajes. En esta última podremos ver películas que hilvanan a Federico Ribes, Augusto Castellote, Jeanne Moureau, Basilio Martín Patiño y José María Morera, todos ellos reciente y tristemente desaparecidos. 

El futuro del Mediterráneo

El encuentro va más allá del séptimo arte, aunque todas las disciplinas que se desarrollan giran en torno al lema Els futurs del Mediterrani. Un lema que la organización asegura confluye con el mestizaje de los pueblos y del que también dan cuenta la Trobada de Música del Mediterrani, el Encontre d'Escriptores i Escriptors, que analizará la relación de Blasco Ibáñez con el cine y Escena del Mediterrani, en la cual participarán grupos de circo y narración oral.

Todas estas citas se desarrollarán en diversas sedes, como el Palau de la Música, el OCCC, la Filmoteca, Aragó Cinema, Biblioteca Pública de València, MuVIM, Fundación SGAE, IVAM, Instituto Francés, los jardines del Turia y el Edifici de la Joventut.

"Esta Mostra está muy viva"

La Mostra Viva "está muy viva", según sus organizadores y el secretario autonómico de Cultura, Albert Girona, que acudió a la presentación. No fue la única cara institucional presente en el acto: el director del Institut Valencià de Cultura, Abel Guarinos, la directora general de Cultura y Patrimonio, Carmen Amoraga, el vicerrector de Cultura de la Universitat de València, Antonio Ariño, e, incluso, el máximo responsable de la Agència Valenciana de Turisme, Francesc Colomer, o el ex alcalde de la ciudad de València Ricard Pérez Casado. Este último fue el impulsor entre otros de la Mostra de Cinema del Mediterràni que logró reavivar la asamblea ciudadana. Un proceso de participación que encara el futuro con un retorno a la ciudad aunque su operatividad, su organización y trabajadores, son una incógnita.

Una incógnita que también tiene en cuenta su fórmula actual para proceder: asamblearia. Nadie trabaja para el festival. Los responsables de cada una de las áreas o los servicios son externos y para cada uno de los objetivos. Hay una veintena de voluntarios, pero, pese a que su presupuesto es el del segundo mayor festival de cine de la Comunitat Valenciana (solo por detrás de Cinema Jove), el festival no tiene una estructura laboral interna definida. Lo que sí ha definido bien el festival son acuerdos y fechas en el calendario. De esta manera, una parte de los ciclos tiene relación con el trabajo de la Filmoteca de València y su calendario. O, por ejemplo, en la Trobada de Música del Mediterani destaca el concierto de Maria del Mar Bonet, pero este pertenece a las inversiones en la celebración del 9 d'Octubre por parte de Presidència de la Generalitat. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email