GRUPO PLAZA

el 'sharing' de motos sigue libre de gravamenes

El Ayuntamiento de València ya cobra tasas al 'carsharing': 70.000 euros al año

9/05/2021 - 

VALÈNCIA. El primer proyecto piloto de carsharing de València ya supone ingresos a las arcas del Ayuntamiento. El servicio de alquiler de vehículos compartidos entra en funcionamiento este domingo aprovechando el final del estado de alarma y el relajamiento de las restricciones de movilidad, como publicó este diario. De esta manera, y en virtud de la concesión suscrita por el consistorio para la operadora del servicio, la empresa valenciana Cargreen, el Ayuntamiento percibirá de la firma más de 70.000 euros anuales -71.500 concretamente- en concepto de tasa por hacer uso de la vía pública.

Concretamente, la firma se compromete a abonar al Ayuntamiento de València una tasa anual de 715 euros por vehículo. En este sentido, la previsión es que la empresa despliegue 100 coches, por lo que la suma total que recaudará el consistorio por la puesta en marcha del proyecto piloto será de 71.500 euros al año. Según explicaron desde la concejalía de Hacienda, que dirige Borja Sanjuán, ya ha tramitado la primera liquidación del gravamen.

Se trata del primer proyecto de este tipo en la ciudad y la autorización consistorial es de un año ampliable seis meses adicionales, y obliga a la empresa a que el servicio esté disponible en toda la ciudad e incluso en las pedanías. Los usuarios podrán aparcar en cualquier zona habilitada para estacionamiento libre de la ciudad. 

A partir de 2020 los vehículos de 'carsharing' de este proyecto, al ser vehículos eléctricos, pueden aparcar en la zona azul sin abonar ningún importe adicional al servicio. Ahora bien, en ningún caso podrán estacionar en las futuras zonas de estacionamiento clasificadas como zona verde, en el centro, dedicada para estacionamiento exclusivo de residentes.

Asimismo, los vehículos contarán con un sistema de geolocalización para el control y gestión de la flota de vehículos y la empresa deberá reubicar correctamente los vehículos que estén incumpliendo obligaciones de estacionamiento en la vía pública, en un plazo de 24 horas. De hecho, será responsabilidad de Cargreen la retirada de los vehículos averiados antes de que expire el plazo. El proyecto servirá de herramienta para el Ayuntamiento de la capital con el propósito de recabar información y datos acerca de la movilidad de la ciudad.

En este sentido, se pretende profundizar en cómo afecta la implantación del carsharing con vistas a un futuro servicio en la ciudad. Por ello, Cargreen deberá remitir información con carácter semanal a la concejalía de Movilidad sobre el número y tiempo de utilización, los trayectos y los lugares estacionamientos que realizan cada uno de sus vehículos en la calle, gracias al sistema de geolocalización que servirá para compartir estos datos.

Las motos siguen sin pagar

Por otro lado, el servicio de alquiler de motos compartidas, el servicio de sharing de motocicletas que opera ya en la ciudad desde hace años sigue sin pagar ni un solo euro por la tasa. La ordenanza fiscal aprobada en 2019 fija que las empresas de alquiler de vehículos compartidos que operen en las calles de la ciudad deben pagar una tasa anual de 78 euros por ciclomotor eléctrico y 82 por motocicleta eléctrica.

Pero las compañías de motos desarrollan su negocio en la ciudad pese a -y aprovechando que- no existe una regulación concreta del sharing, lo cual no sólo impide la recaudación de esta tasa sino que, además, podría contemplar un marco de licitaciones o concesiones que limitasen los operadores y el número de vehículos a repartir. Son seis las compañías que hacen negocio en las calles del Cap i Casal: Acciona, Muving, eCooltra, Molo, Yego y Blinkee.city. De hecho, datos no oficiales cuentan por miles el número de vehículos compartidos que están repartidos por las calles de València, superando los 3.000.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email