GRUPO PLAZA

declara en el Congreso que "los empresarios pagaban con alegría y felicidad"

'El Bigotes' señala al marido de Cospedal y a un amigo de Rajoy por los papeles de Bárcenas

Álvaro Pérez subraya que en el PP siguen los mismos aunque haya dirigentes jóvenes que insultan sin tener ni idea

20/02/2018 - 

VALÈNCIA. (EP). Álvaro Pérez, responsable de la empresa 'Orange Market' de la red Gürtel, considera que, viendo el actual Grupo Popular del Congreso, en el PP "siguen los mismos" que había antes de estallar el 'caso Gürtel', con algunas incorporaciones de dirigentes jóvenes a los que reprocha que "insulten" a los acusados sin tener "ni idea" de cómo funcionaba el partido.

El que fuera conocido como 'El Bigotes', que cumple condena en la cárcel de Valdemoro (Madrid) por los contratos de 'Gürtel' para los espacios de la Generalitat Valenciana en Fitur y que también está acusado en el juicio que se sigue en la Audiencia Nacional por la supuesta financiación ilegal del PP valenciano, ha comparecido este martes ante la comisión de investigación sobre los casos que afectan al PP.

En su comparecencia se ha quejado de que haya portavoces del PP que "insultan con muchísima facilidad" a los miembros de las empresas que trabajaban para el partido y que ahora están siendo investigados por la Justicia por esa supuesta financiación ilegal del PP.

"Los dirigentes jóvenes no tienen ni la más remota idea de lo que pasaba. Les resulta muy fácil insultar, pero si veo el hemiciclo, sigo viendo a los mismos --ha señalado--. Es muy fácil echar balones fuera, insultar a los que estamos en el lado oscuro, pero no conocen cómo pasaba, como sucedía".

Dos diputados con los que trataba con mucha frecuencia

Y es que, según ha relatado, para organizar los actos del PP iba a diario a la sede de Génova y se reunía con mucha frecuencia con Jesús Sepúlveda (exalcalde de Pozuelo y exmarido de Ana Mato) y también con los hoy diputados Juan Carlos Vera y Juan José Matarí, que estaban en el área de Organización.

Como su presencia en la sede de Génova era muy frecuente y organizaba numeroso actos, llegó a tratar con muchos que hoy son dirigentes del partido, y ha mencionado a Javier Arenas y al portavoz Rafael Hernando.

Ha recordado también que, según consta en los sumarios, el cabecilla de Gürtel, Francisco Correa, regaló un coche no sólo a Sepúlveda, sino también a Juan Carlos Vera, que como escogió un modelo más barato le dio para hacer unas reformas en casa con lo que sobraba.

Con Rajoy no tuvo esas reuniones y su relación se circunscribe a los once meses transcurridos desde la campaña de las elecciones generales de 2004, en la que el hoy líder del PP fue por primera vez cartel electoral. Llegaron a compartir un viaje de más de un mes en Argentina cuando Rajoy hacía campaña en la comunidad emigrante.

La última vez que vio a Rajoy fue cuando le acompañó a una óptica para cambiarse las gafas y ponerle unas más modernas. Iba con Belén Bajo, hoy también diputada, que era entonces jefa de prensa de Rajoy. Ella fue quien en una ocasión le abroncó en la sede nacional y por eso dejó de trabajar con Génova y ya después le acogió Francisco Camps en la Comunitat valenciana.

 

Aznar y Rajoy se llevaban "a palos"

A su juicio, el origen de aquella ruptura fue que Rajoy se llevaba "fatal, a palos", con José María Aznar, que era quien les llevó a Génova, y que por eso decidió cortar con aquellas empresas.

El PP, ha explicado, no era buen pagador y tenía que enviar cartas a quien mandaba, incluso a Rajoy, para cobrar. Y por eso también rechaza la versión de los dirigentes actuales del PP acerca de que eran "gente que se ha aprovechado" del PP: "Nadie se ha aprovechado de nada", ha protestado.

Con todo eso, tiene "clarísimo" que ahora el PP trate de "demonizarle" y ya no le conocen. "Cuando tú pasas de humano a apestado, es lógico --ha reconocido en momento--. Cuando dicen que no se acuerdan de ti, pues imagino que tratan a mucha gente y la memoria es débil y vas olvidando el rostro".

El Bigotes plantea por qué no declara el marido de Cospedal por los papeles Bárcenas

Álvaro Pérez se ha preguntado este martes en el Congreso por qué Ignacio López del Hierro, marido de María Dolores de Cospedal, y el exgerente del PP gallego Ángel Piñeiro no declaran en su lugar por los papeles de Bárcenas cuando aparecen en las anotaciones y "soltaban el mondongo".

Álvaro Pérez Alonso, en prisión por el caso Gürtel y considerado el número tres de la trama, ha comenzado su declaración ante la Comisión de Justicia que investiga la financiación irregular del PP afirmando que hablaría de todo lo que le preguntaran salvo lo que está bajo investigación judicial.

 
A preguntas del diputado socialista Artemi Rallo sobre si vio en la sede del PP a los empresarios que aparecen como donantes en los papeles de Bárcenas, ha dicho que después de estudiarlos, a pesar de los inconvenientes que ha tenido para ello en prisión, se ha dado cuenta de que hay nombres de donantes que no han tenido que declarar, cuando él ni siquiera aparece en ellos.

En concreto, se ha referido a López del Hierro, exconsejero de Metrovacesa, y a Piñeiro, "amigo del señor Rajoy", que figuran en los papeles, ha dicho, "como atizantes" y salen "nueve, diez u once veces" en ellos. "Vienen aquí a soltar el mondongo y no los he visto en el banquillo".

"Me gustaría que vinieran mañana como vengo yo hoy. Con una diferencia: yo vengo escoltado, me han levantado a las 5 de la mañana, he estado en un calabozo pasando un poco de fresquito y me han recogido para traerme aquí", ha dicho El Bigotes, que cumple condena por Gürtel en la cárcel de Valdemoro.

Además, ha denunciado que los medios de comunicación hacen "chitón" y "no dicen ni pío de ellos". "Estos días estoy oyendo hablar de la difamación. Todos ustedes tienen esos papeles, y verá que figuran los dos nombres de los señores que les acabo de decir", ha añadido. 

Varios empresarios confirman que Gürtel les pagó por sus servicios al PP valenciano

Varios empresarios han confirmado este martes en el juicio de la rama valenciana de Gürtel que la sociedad de la trama Orange Market fue la que pagó servicios que realizaron para el PPCV, entre ellos para un mitin donde participó el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy.

La Audiencia Nacional ha reanudado la vista de esta causa seguida contra diecinueve acusados de una supuesta financiación ilegal del PP valenciano para las campañas de las elecciones municipales y autonómicas de 2007 y las generales de 2008.

Entre ellos se encuentran el ex secretario general del PPCV Ricardo Costa, el exvicepresidente del Gobierno valenciano Vicente Rambla y el supuesto líder de la trama, Francisco Correa.

Según la Fiscalía, con el propósito de obtener mayor despliegue en el proceso electoral tanto en las elecciones de 2007 como en las de 2008 los acusados integrados en el PP de la Comunitat Valenciana contrataron a Orange Market servicios que abonaron de modo irregular en parte en efectivo y en parte a través de terceros, que no quedaron reflejados ni en facturación ni en contabilidad.

Añade que los servicios prestados por Orange Market incluían mítines e intermediación en la contratación de publicidad.

La Fiscalía mantiene que esos servicios fueron realmente abonados por empresarios que no podían por ley hacer donaciones al PP por tener contratos con Administraciones Públicas valencianas y por ello, para satisfacer la deuda del partido, se materializaron pagos por supuestos servicios prestados por Orange Market a sus empresas pero que en realidad no se habían producido.

El primer testigo en comparecer este martes, el dueño de Pirotecnia Caballer ha corroborado con documentación que le ha expuesto el fiscal que fue Orange Market la que pagó los 15.000 euros por los fuegos artificiales que el PP encargó a su empresa para el mitin del 6 de marzo de 2008 en la plaza de toros de València en el que participó Mariano Rajoy.

El fiscal le ha mostrado también un correo electrónico enviado por Orange Market a su empresa con un presupuesto para los fuegos artificiales de ese mitin de 15.000 euros que se corresponde con lo que luego se facturó.

El testigo ha asegurado que aunque era Orange Market la que les pagaba los servicios, con quien su empresa contactaba siempre para cerrar los encargos era con la secretaría del PP valenciano y ha asegurado que él no trató con el acusado Cándido Herrero, exgerente de la empresa de la trama en la Comunitat, ni con otros procesados.

Ricardo Costa declaró en el juicio que el expresident de la Generalitat y exlíder del PPCV Francisco Camps hizo "una petición expresa para complementar" los mítines centrales de las campañas de 2007 y 2008 organizadas por el PP nacional en la plaza de toros de València con intervención de Rajoy con el sistema de financiación referido, en este caso por 30.000 y 90.000 euros, respectivamente.

También ha testificado este martes un publicitario que ha dicho que Francisco Correa y los también acusados Pablo Crespo, presunto número dos de la trama, y el responsable de Orange Market en Valencia, Álvaro Pérez, el Bigotes, le encargaron en marzo de 2007 que fuera el director creativo de la campaña, lo que hicieron de forma "superurgente" ya que el periodo electoral comenzaba en abril.

Por su parte, dos representantes de empresas de montaje y decoración de escenarios para eventos han recordado que facturaron a Orange Market más de 100.000 euros cada uno y que los actos del PP los pagaba esta compañía. 

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email