GRUPO PLAZA

El canal de acceso de València, a punto de empezar: el Gobierno inicia las expropiaciones

25/11/2022 - 

VALÈNCIA. Las obras del canal de acceso ferroviario de València están cada vez más cerca. A la espera de que Adif adjudique el contrato de las obras, el Gobierno empieza a hacer marcha y ha iniciado el procedimiento de las expropiaciones, previo a la actuación que soterrará las vías del tren en el sur de la ciudad.

Así, la Dirección General de Planificación y Evaluación de la Red Ferroviaria, adscrita al Ministerio de Transportes, ha sacado a información pública el expediente de expropiación forzosa relativo al soterramiento. Un trámite, el de las expropiaciones, que inició Adif el pasado 17 de octubre "para disponer de los terrenos necesarios para la ejecución de las obras".

De esta manera, el Ejecutivo central ha declarado "de utilidad pública o interés social" numerosas parcelas próximas a las vías del tren y necesarias para llevar a cabo las obras -bien porque estarán ocupadas por instalaciones, bien porque se necesitan ocupar durante la intervención de manera temporal-. Y lo hace "de urgencia", según la resolución del Ministerio.


En total, se trata de más de 120 parcelas, de las cuales la mayoría se dedicarán a una "ocupación temporal", según la tabla expuesta por el ministerio. Una pequeña parte, 16 de ellas, serán objeto de expropiación parcial, de una porción del terreno. A partir de ahora, y en un plazo de 15 días hábiles, los dueños de los inmuebles podrán presentar las alegaciones que consideren oportunas. Y se convoca a los propietarios a levantar actas previas de ocupación a mediados del mes de enero.

Las obras, entre cinco UTE

Mientras, prosigue la licitación de 550 millones para adjudicar la actuación. Y son cinco ofertas las que aspiran a llevarse el jugoso contrato: han pujado en UTE Dragados con Rover y Tecsa; Acciona con Comsa y Grupo Bertolín; Obrascón Huarte Lain (OHLA) junto a Aldesa ConstruccionesConstrucciones Sánchez Dominguez y Becsa; Copasa Azvi SAU Vías con Torrescamara; y Sacyr en UTE con Ferrovial, FCC y Pavasal.

El concurso se ha demorado algo más de lo previsto después de que la Confederación Nacional de la Construcción (CNC) lo impugnara por incluir en su pliego de condiciones unas cláusulas que los empresarios consideraban "abusivas". Por ejemplo, sobre los motivos e incumplimientos en que puede incurrir el contratista y que comportarían a la resolución del contrato. Lo que llevó a los contratistas a recurrir la licitación ante el el Tribunal Administrativo Central de Recursos Contractuales (TARC).

Foto: KIKE TABERNER

El Tribunal admitió el recurso y decidió suspender la convocatoria retrasando su tramitación. Finalmente, tras negociaciones entre Adif y el sector, el gestor ferroviario decidió suprimir los requisitos controvertidos del canal de acceso a Valencia, lo que permitió el desbloqueo de este desarrollo.

La intervención ferroviaria del canal de acceso incluye no sólo el soterramiento de las vías de Cercanías y AVE desde la V-30, sino también la ampliación de la estación de Joaquín Sorolla, que en un principio iba a ser provisional pero que, con el incremento de usuarios derivado del desarrollo del Corredor Mediterráneo y la liberalización del sector ferroviario, necesitará más vías. Se instalarán dos andenes más y un vestíbulo puente, y se harán más grandes los aparcamientos.

En este proyecto también se derribará el conocido scalextric -el viaducto de Giorgeta- y se liberará por completo el espacio que ahora ocupa la playa de vías en superficie. La idea inicial era que  las máquinas pudieran entrar a principios de 2023, y acabar en 2027 esta compleja actuación. Entonces sería el momento en el que el Ayuntamiento de València pueda empezar con la urbanización del futuro bulevar García Lorca, sobre el canal de acceso, en un proyecto posterior e independiente al ferroviario

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme