GRUPO PLAZA

exposición

El CCCC invita a interactuar con videojuegos experimentales para combatir el cambio climático

22/12/2021 - 

VALÈNCIA (EP). La exposición Climate replay, que se inaugura en el Centre del Carme Cultura Contemporània (CCCC), aprovecha la capacidad del arte contemporáneo y de los lenguajes visuales como "vehículo para concienciar y plantear respuestas que aborden el reto del cambio climático y la sostenibilidad global".

La muestra recoge los resultados de las residencias de investigación de arte-ciencia de la Universitat Jaume I de Castelló (UJI). Los residentes fueron seleccionados en las dos convocatorias internacionales Climate & Videogames: convocatoria europea para proyectos de arte, ciencia, tecnología y videojuegos sobre la emergencia climática, de 2020 y 2021. Ambas proponen aprovechar la capacidad del arte contemporáneo y de los lenguajes visuales como vehículo para concienciar y plantear respuestas que aborden el reto del cambio climático y la sostenibilidad global.

La exposición, presentada este miércoles, está realizada en el contexto del proyecto de investigación 'Living Lab Planeta Debug. Videojuegos, conocimiento, serendipidad y cocreación en el puzle del cambio climático' de la UJI, con el apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso en su convocatoria 'Componer saberes 2019'.

En este sentido, el director del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) y del CCCC, José Luis Pérez Pont, destaca que "la emergencia climática se hace visible de forma preocupante en numerosos aspectos de nuestra realidad; por eso, desde el Centre del Carme, creemos que incorporar mensajes que activen la conciencia colectiva es una acción prioritaria que se refuerza a través de proyectos pioneros como este, en el que los lenguajes del arte contemporáneo se alían con la tecnología a través de videojuegos que contribuyen a la sensibilización".

Por su parte, la vicerrectora de Cultura y Relaciones Institucionales de la UJI, Carmen Lázaro, apunta que la propuesta transversal e interdisciplinaria de Planeta Debug "es absolutamente confluyente con una de las líneas de trabajo de la UJI en el ámbito de la innovación artística, para profesionales y estudiantado, e incorpora una vertiente internacional que aporta una visión global fruto del intercambio entre formas diversas de ver el mundo".

Lázaro manifiesta que esta línea de acción encaja con la reciente creación del Aula de Innovación Artística del Servicio de Actividades Socioculturales de la UJI, con el apoyo del Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana y el Ayuntamiento de Castelló de la Plana. "Desde el Consorci, apostamos por la suma de talentos a través de iniciativas multidisciplinares que fomentan la accesibilidad de las generaciones más jóvenes a la experiencia cultural desde la innovación", ha añadido Pérez Pont.

Con Climate replay, el público puede interactuar con esta problemática a través de máquinas recreativas tipo 'arcade' o con un juego de realidad alternativa y descubrir, así, los proyectos de Román Torre, Camile Duhart y Pau Fenollosa, residentes de estas convocatorias que han podido fusionar sus conocimientos artísticos con los científicos gracias al trabajo junto a investigadores e investigadoras de distintos departamentos de la UJI.

El proyecto 'Última oportunidad', de Román Torre, está inspirado en las máquinas recreativas tipo 'arcade', "analizando vías para reflejar los problemas asociados al calentamiento global en una experiencia jugable, puesto que me llamó la atención la posibilidad de reproducir estos acontecimientos climáticos de manera tangible para que, durante el transcurso de los juegos, se puedan abordar varios escenarios y sentir las inclemencias del clima extremo", explica el artista procedente de Gijón y miembro de Rotor Estudio.

Así, ha construido un 'arcade' climático y experimental donde se pueden sentir varios elementos meteorológicos vinculados con el calentamiento global.

Por su parte, la propuesta 'Vida en Marte', de Camile Duhart, "consiste en una experiencia, un juego de realidad alternativa con pruebas ambientado en una preocupación sobre la Tierra y los futuros viajes a Marte", señala. "No solo es un juego, sino unas pruebas para las personas que quieran colaborar con la empresa aeroespacial Spacemcorp", añade. Para la artista, participar en el Living Lab Planeta Debug ha sido "una gran oportunidad para poder crear proyectos sobre el medio ambiente y, sobre todo, colaborar y conocer a investigadoras e investigadores de la UJI".

Finalmente, 'Un món connectat', de Pau Fenollosa, pretende concienciar sobre la situación que se vive actualmente en el planeta Tierra: "La obra pone en el punto de mira el ecosistema de las ballenas, que tiene un impacto muy importante en la reducción de CO2, y la lucha contra el cambio climático. Para ello, a los espectadores se les hace vivir una experiencia única en la que podrán controlar una ballena con la mano y vivir como ella. Al representar la ballena con una parte de su cuerpo, conectan más profundamente con la historia y empatizan más con el mensaje que se intenta transmitir".

Proyecto inclusivo

Además, este proyecto es inclusivo y se ha diseñado teniendo en cuenta las necesidades de personas con diversidad funcional, ya que incluye subtítulos y facilita el acceso al dispositivo controlador para toda clase de situaciones.

Diego Díaz, profesor en los grados de Videojuegos y Diseño Industrial de la UJI y comisario de la exposición, asegura que, "además de concienciar gracias a la identificación del jugador con la problemática, Climate Replay aúna ciencia, tecnología y arte, tres perspectivas que han enriquecido mucho a las residencias y que consiguen un resultado único". "En España, necesitamos un impulso mucho más grande a la innovación y con estas residencias hemos conseguido que artistas e investigadores intercambien experiencias de forma muy interesante para su presente y futuro profesional", insiste.

El investigador principal del Living Lab Planeta Debug, Emilio Sáez, profesor de los grados de Diseño y Desarrollo de Videojuegos y Comunicación Audiovisual, apunta: "Hemos tenido mucha suerte con los artistas participantes, puesto que han planteado propuestas muy originales y comprometidas para hacer ver las repercusiones del cambio climático de una forma tan atractiva como rigurosa en las metáforas que plantean".

El jurado de las convocatorias estuvo compuesto por Eurídice Cabañes y Luca Carrubba, de ArsGames España; Clara Boj, artista y profesora de Escultura en la Universitat Politècnica de València; Diego Díaz, artista, investigador y profesor de Videojuegos en la UJI; José Luis Pérez Pont, director del CMCV; Maria Josep Picó, periodista especializada en medio ambiente e investigadora y profesora asociada en la UJI; Emilio Sáez, docente e investigador en comunicación audiovisual y videojuegos de la UJI; y Pau Waelder, crítico de arte, comisario e investigador.

Climate replay está disponible en la Sala Contrafuertes del Centre del Carme desde el 22 de diciembre hasta febrero de 2022 y está organizada por el Consorci de Museus de la Comunitat Valenciana (CMCV) y la Universitat Jaume I de Castelló (UJI).

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email