Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

MEnÚS Y BOCADILLOS

El centro se queda sin la cocina auténtica y valenciana de La Taverna d'Enric 

Enric Casasús se despide del establecimiento de la calle Corona y anuncia su regreso a Carcaixent

| 19/10/2020 | 2 min, 15 seg

VALÈNCIA. La Taverna d'Enric era patria de la valencianía en pleno barrio de El Carmen. "Cuina de les comarques al centre mateix de la ciutat", en sus propias palabras, y eso no tiene nada de habitual. Sus feligreses gustaban de llenar el buche con unas croquetas genuinas, una ensalada de tomates de la huerta y un bocata de embutido bien cargado, cuando no un revuelto, una sepia o un arroz negro para compartir. Comida honesta y sencilla, a buen precio, en una plaza donde resulta complicado discernir lo bueno de lo regular. Pero eso era antes, porque hay malas noticias: el establecimiento de la calle Corona se despide.

El alma del proyecto, Enric Cassasus, anuncia su regreso a Carcaixent. Su carrera ha transcurrido siempre entre estas dos tierras: el centro de Valencia (la Beneficència, Micalet y OCCC) y la huerta de sus amores.  Y claro, eso implica cerrar unas puertas para abrir otras. "Enric -también músico, también cantante, entre el cabaret y el tufillo songwriter- saquea el recetario y el producto", escribía Eugenio Viñas. A la vez elogiaba la sencillez de poder comer bien por un menú diario de 8'90 euros, en un ambiente tranqiilo.

El domingo, Cassasus anunciaba en su Facebook personal que el restaurante permanecería cerrado todo el día. "Las responsabilidades subsidiarias nos ocupan", publicaba, para añadir la noticia: "Quiero aprovechar la oportunidad para contaros que la semana que viene será la última de la Taverna Henry en Valencia. Un puñado de circunstancias (personales, profesionales, afectivas) hacen que la vida demande Carcaixent. Y en la vida no es razonable negarle nada", explicaba. Aún les queda esta semana para despedirse por todo lo alto.

Preguntado hoy por las razones, indica que son diversas. "La principal, quizá sea el interés por llevar nuestra propuesta fuera de la ciudad y en Carcaixent, mi pueblo y la ciudad que he compartido desde siempre con València, he encontrado un local fantástico", anuncia. Así que sí, tendremos noticias muy pronto, y habrá restaurante muy cerca, "concretamente en el Passeig, el centro de la vida social". Admite que las dificultades de un local como el de la calle Corona, sin terraza, también han ayudado, "pero muy en segundo plano".

El cierre del popular restaurante se suma a otras despedidas sonadas del curso, como el adiós al Bar Alhambra, donde se preparaba la mejor tortilla de València.

Comenta este artículo en
next