Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 26 de octubre y se habla de coronavirus AYUNTAMIENTO DE VALENCIA sanidad impuestos ghatto
GRUPO PLAZA

Inicio de las negaciones para un convenio de colaboración

El Consell no descarta aceptar vivienda okupada de la Sareb 

17/12/2019 - 

VALÈNCIA. Nuevos tiempos en las relaciones entre la Generalitat Valenciana y la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Restructuración Bancaria (Sareb). Si en la legislatura pasada el ejecutivo autonómico se negaba a firmar un convenio de colaboración para que esta entidad cediera vivienda vacía al Consell, en este Botànic II el criterio es bien distinto. La actitud del conseller Rubén Martínez Dalmau difiere de la adoptada por su antecesora en el cargo, María José Salvador, quien rechazó de plano establecer un acuerdo con el conocido como 'banco malo' debido al estado de algunos de esos inmuebles de la Sareb y el elevado número de viviendas que tienen okupadas. 

Ahora la nueva Conselleria no descarta de antemano aceptar esos inmuebles con tal de dar una solución habitacional a los colectivos más vulnerables de la Comunitat Valenciana. Ya en el mes de julio, el conseller Dalmau abría la puerta a firmar un convenio que ya tienen once comunidades autónomas y otros tantos ayuntamientos. Unos acuerdos que han llevado a la Sareb a entregar unas 2.800 viviendas en esos territorios  de una cartera total de 4.000 pero que, sin embargo, con la administración valenciana fue imposible cerrar en la pasada legislatura por las reticencias de la exconsellera.

La negativa de María José Salvador se basaba en la necesidad que tenía el parque de la Sareb de reformas y el problema de las okupaciones. Sareb alegaba que las condiciones de todos los pactos alcanzados son prácticamente las mismas. En primer lugar, la adecuación de cada vivienda puede ascender como máximo a 7.000 euros y se costea al 50% entre Sareb y la administración que firma el convenio. La entidad suele percibir una contraprestación fija mensual de 75 euros en el caso de las viviendas okupadas y de 125 euros cuando se trata de viviendas vacías. 

La nueva relación entre la administración valenciana y la entidad se escenificaba este lunes tras un encuentro entre el presidente de Sareb, Jaime Echegoyen; el 'president' de la Generalitat, Ximo Puig, y el conseller Dalmau que concluyó con un primer convenio para la cesión de unas cien viviendas para los afectados por el temporal de septiembre en la Vega Baja (Alicante). Un acuerdo que supone un paso previo hasta el futuro convenio de colaboración.

"Llevo cinco años en Sareb y es la primera vez que vengo aquí (Palau de la Generalitat). Para mí esto es indicativo de que existe una voluntad real de ponerse en marcha", recalcó el presidente de la Sareb, Jaime Echegoyen, quien hizo notar la nueva actitud y puso en valor este primer acuerdo para la cesión de viviendas en la Vega Baja. "Esto no es más que una primera experiencia. Lo que estamos haciendo con Dalmau es intentar identificar necesidades en toda la Comunitat teniendo en cuenta que aquí tenemos muchos activos", señaló.

Grupo de trabajo para cerrar un convenio de colaboración

Fruto de este acercamiento entre administración y Sareb también se acordó la creación de un grupo de trabajo para ver estudiar qué inmuebles de los que la Sareb tiene en la Comunitat pueden ser adecuados para poner a disposición de la administración valenciana. Para ello, se hará una radiografía de las necesidades de los municipios a los que se quiere hacer protagonistas de las políticas en materia de vivienda para ajustar la oferta y la demanda.

Y es que la entidad cuenta con 9.000 viviendas distribuidas por diferentes puntos de la Comunitat Valenciana de un patrimonio inmobiliario total de 20.000 activos entre solares, locales e inmuebles privados que, como reconoció el 'president', "podrían ser susceptibles de tener algún tipo de actuación para tener más vivienda social en el mercado". Una posibilidad que abre la puerta a la promoción de solares de la Sareb por parte de la Generalitat. "Puede ser una opción, pero todavía no hemos entrado en ello. Primero tenemos que identificar qué solares tenemos y cuáles pudieran tener sentido que la administración pública acometiera un desarrollo", puntualizó Echegoyen.

Sin "trato de favor" a la Comunitat

Eso sí, la Generalitat debe aceptar las condiciones de la Sareb. "Quizás no son las más óptimas para una comunidad autónoma, pero son las que tenemos que poner nosotros porque además son las que hemos pactado con otras y lo que no podríamos hacer es dar trato de favor", señaló el presidente de la entidad. "Lo que sí vemos ahora es una voluntad de hablar", resaltó.

Puig destacó que para la Generalitat es una "obsesión" resolver los problemas de vivienda en esta legislatura, con el objetivo de que todos los ciudadanos puedan desarrollar su proyecto de vida y de movilizar tanto los parques municipales como los activos de la Sareb. "Nosotros lo que hemos hablado es hacer aterrizaje de sus activos para ver cuáles pueden ser susceptibles de diferentes actuaciones. No se cierra una concreción hoy. Vamos a estudiar todas posibilidades nos diga la Sareb", concluyó el jefe del Consell.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email