Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

El informe de la UDEF ilumina la opacidad del Consell y Valmor en la Fórmula 1 de València

19/05/2018 - 

VALÈNCIA. (EFE/Jordi Ferrer) El Consell, la empresa Valmor y las sociedades públicas Proyectos Temáticos (SPTCV) y Circuito del Motor concertaron "eludir dar respuestas" sobre "la realidad de los hechos" en torno a la organización de la Fórmula 1 en València, un proyecto que fue deficitario y del que se ocultaron sus verdaderas magnitudes.

Así lo corrobora el último informe aportado por la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) del Cuerpo Nacional de Policía al Juzgado de Instrucción 2 de Valencia en el marco de la investigación sobre la Fórmula 1, donde, a través de 461 páginas, se constata el "concierto" entre esas tres partes.

El informe recoge -a partir de la intervención de miles de correos electrónicos- las actuaciones previas para la organización de los grandes premios desde 2006, el desarrollo de la estructura jurídica del proyecto, su escasa rentabilidad, los "descuadres y opacidad" sobre la venta de entradas o los argumentarios políticos que se fueron construyendo para ofrecer a la opinión pública una realidad paralela.

En esos argumentarios, la Policía considera evidente que los responsables políticos de la organización de los cinco grandes premios que acogió el circuito urbano de València entre 2008 y 2012 estaban al corriente de los costes reales y de la deuda acumulada por la entidad promotora Valmor, constituida entre Fernando Roig, Jorge Martínez "Aspar" y Bancaja, que finalmente fue absorbida por el Consell.

Asimismo, dejan patente la inquietud de los asesores políticos sobre quienes recayó la responsabilidad de elaborar argumentarios para las respuestas parlamentarias, y cómo "de forma concertada" se apoyaron en técnicos de SPTCV, Circuito del Motor e incluso en abogados que asesoraban externamente al Consell.

En un constante intercambio de correos, la exasesora de Presidencia y exresponsable de grandes eventos y patrocinios deportivos de la sociedad pública Proyectos Temáticos de la Comunidad Valenciana, Belén Reyero, investigada en la causa, es una de las protagonistas, a quienes su interlocutores alaban la creatividad e "inspiración" para relatar las bondades de la Fórmula 1.

Sin embargo, desde SPTCV una técnico responde irónicamente a uno de sus correos: "Te has creído también que el evento es rentable ?? Eres muy buena !!".

Un evento ruinoso

Tras dos ediciones y la constatación de que el evento no es rentable para Valmor ni para el sector público del Consell, implicado ya plenamente, Reyero escribe al magnate de la Fórmula 1, Bernie Ecclestone, en febrero de 2010: "Como el Gobierno valenciano no quiere perjudicar a Valmor de ninguna manera, finalmente han decidido mantener la situación como estaba al principio y que la SPTCV asuma el IVA y la factura".

Según detalla la UDEF, el 31 de diciembre de 2009 la contabilidad de Valmor incorpora un activo intangible, una concesión administrativa, por importe de 15 millones de euros, equivalente a la cantidad real pagada a las firmas de Ecclestone en 2008 por el canon de ese Gran Premio, del que se hizo cargo el Consell, en una operación que "no corresponde a los requisitos establecidos en el marco conceptual del plan general de contabilidad".

En 2009 fue SPTCV la que abonó el canon de 17,2 millones de euros con fondos procedentes de una subvención de explotación recibida de la Generalitat el 7 de agosto.

En este informe, se deja constancia del estrecho conocimiento que desde el Consell y sus empresas públicas se tenía sobre la situación patrimonial de Valmor, teóricamente una firma 100% privada, cuya deuda fue absorbida por la Generalitat.

En un documento elaborado por Reyero en 2010, que recoge el citado informe policial, ésta relata la situación patrimonial de Valmor: "De acuerdo con el escenario pactado en 2009, anualmente la SPTCV asume un coste de 17 millones por el canon y Valmor asume 15 millones por el montaje y desmontaje del circuito, un coste al que hace frente gestionando la venta de entradas".

Debacle de venta de entradas

Sin embargo, añade: "El problema es que la situación no es real porque Valmor, debido al sobrecoste del primer año, en el que obtuvo 37 millones de euros en entradas, tuvo un coste cercano a 45 millones, ya que asumió tasas, coste de Cheste, modificaciones de pista no asumidas por Infraestructuras y otras, y arrastra pérdidas que con la debacle en la venta de entradas de 2009 se sitúan en 13,5 millones de euros".

"Al tener 1 millón de euros de capital social, Valmor están en causa de disolución, por lo que los socios tienen opción de disolver la empresa o responder patrimonialmente de la deuda", algo que nunca llegaría a suceder gracias a la intervención de la Generalitat.

En otro de los documentos incorporados a este informe, personal del Circuito Ricardo Tormo, que siempre participó de forma activa en los grandes premios urbanos de Fórmula 1, concluye en 2012 que el resultado acumulado de siete años de contrato arroja unas pérdidas globales de 270 millones de euros, sin tener en cuenta la inversión inicial.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email