Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

el imaginario local no escapa de la gran fiesta de los 90

El mito de la Ruta sigue creciendo: la cultura revisita la noche valenciana

Rodrigo Sorogoyen prepara una serie para Atresmedia sobre la ruta y el Rialto rescata la obra Valenciana de Jordi Casanovas... A la cultura toma el bakalao como materia prima de sus historias

20/10/2020 - 

VALÈNCIA. De censura a oscura materia prima para las artes. La Ruta del Bakalao se ha convertido, en los últimos años, en el principal atractivo para contar la València de los 90, la época que ahora la cultura revisa en auge de una nostalgia que ha dejado atrás los 80. Cine, teatro, música, eventos, podcasts, literatura... Quién diría cuando el movimiento no era profeta en su tierra (amado por quién participaba y odiado por la opinión pública y los medios de comunicación de masas) que acabaría siendo el principal punto de partida del contexto de aquellas obras que se quieren ambientar en València.

Rodrigo Sorogoyen, que acaba de estrenas la serie Antidisturbios en Movistar+, será el próximo en sumarse a través de su productora, Caballo Films. Según declaró José Antonio Antón, director de Programación y Negocio Digital de Atresmedia Digital, en una entrevista a Variety, está en fase de desarrollo la trama de una serie bajo el título de La Ruta, en la que varios jóvenes descubrirán a orilla de l'Albufera, los límites de su juventud y la música que acompañó a toda una generación.

La serie, que aún está en una fase muy primitiva (es decir, aún no ha trascendido ni una trama concreta ni las localizaciones donde se rodaría), estaría co-dirigida por Borja Soler y producida por Eduardo Villanueva. El encargo forma parte de la estrategia de ficción propia de la plataforma Atresplayer Premium, cuyo catálogo ha empezado con el notable éxito de Veneno. "La historia tendrá una fuerza emocional importante y enseñará el ambiente único de la Ruta que marcó una generación de jóvenes españoles", declaró Antón al diario estadounidense.

Antón también destacó el potencial de la historia de la Ruta "para una producción audiovisual". No le falta razón, y es que la Albufera como lugar y la noche valenciana de los 90 como escenario ya ha sido visitada por otras producciones cinematográficas. En el terreno de la ficción, la primera en explorarla fue El Desentierro, de Nacho Ruipérez, de 2018, en un trama con juntaba corrupción, crímenes y bakalao. El film también fue uno de los primeros en localizarse en l'Albufera, tal y como harían después El Embarcadero, El Silencio del Pantano, o actualmente, El lodo. El imaginario oscuro que ofrece l'Albufera tiene el aliado de la noche destroy, que aún no ha conseguido desbancar el cliché de la corrupción política.

Un mayor desarrollo y rodajes en València comportará, supuestamente, un abanico de ficción mucho más rico. La nostalgia y la importancia cultural, ya no solo en España, sino en Europa, del movimiento clubber de los 90 aspira a ser revisitado en varias películas y series.

La Ruta sobre el escenario y en el día a día

El anuncio de esta nueva serie coincide con los nuevos pases de la obra Valenciana, la realitat no és suficient, dirigida por Jordi Casanovas, que hasta el 8 de noviembre se puede ver en el Teatro Rialto. Las tres protagonistas hacen una radiografía de la Comunitat de los 90, cubriendo los tres pilares que marcarían la sociedad en los siguientes años: la derecha política, la Ruta Destroy, y el crimen de las niñas de Alcàsser. La obra fue una de las grandes apuestas de la agenda del curso pasado del Teatro Principal y se pudo ver también en el Festival Grec de Barcelona.

Y si la narrativa de la Ruta ha estado presente en otros formatos artísticos, donde más ha estado es en la propia escena musical, que no deja de nutrirse del aprendizaje de aquella época. Clubs, fiestas, DJs y proyectos musicales nacen con esa imprenta entre el hedonismo y el filtro de oscuridad y underground del sonido Valencia.

Antes de la pandemia, Boiler Room, un canal online de sesiones de música electrónica con repercusión mundial, organizó su primera gran fiesta en València, Hard Dance. Mercedes Cheddar y otros DJs de la ciudad nombran la Ruta como una de sus grandes referencias a la hora de seleccionar su música. Lugares como Umbral, La Carbonera o las distintas fiestas que aún se organizan en Spook y en Barraca utilizan el recuerdo de la gran escena musical valenciana como reclamo.

Dicho esto, el tiempo ha sabido diferencias esas dos etapas tan diferenciadas de la Ruta y cada cual elige con qué quedarse. Si el clubbing se fija más en la primera, una parte importante de la generación que la vivió, piensa más en la segunda. En este sentido, el año que viene tendrá lugar una efemérides que, como siempre, despertará pasiones: los 30 años del lanzamiento de Así me gusta a mí, el gran hit de Chimo Bayo.

Noticias relacionadas

jueves 6 de febrero a las 19.30

La 'Ruta del bakalao', a debate en Valencia

Por  - 

El jueves 6 de febrero, la librería 'La Primera' presentará un coloquio en torno al libro En éxtasis. El bakalao como contracultura en España de la mano de su autor, Joan Oleaque

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email