GRUPO PLAZA

Los populares valencianos empiezan a rearmarse

El nuevo PPCV llama a las puertas de Génova

César Sánchez propone listas abiertas ante Pablo Casado y orquesta una medida de presión en colaboración con Bonig para que el socialista Puig financie a los ayuntamientos

14/11/2015 - 

VALENCIA. Nuevos aires empiezan a respirarse en el Partido Popular de la Comunitat Valenciana. Tras el varapalo sufrido con la pérdida de la Generalitat y la práctica totalidad de los grandes y medianos ayuntamientos en la región, la solución aplicada desde la dirección nacional del partido, más conocida como Génova, parece haber comenzado a carburar.

Bien es cierto que en esta ocasión, quizá para variar, la decisión adoptada en julio desde Madrid de relevar a Alberto Fabra como líder autonómico y sustituirlo por Isabel Bonig era la que respaldaban las direcciones provinciales así como buena parte de los referentes del partido. Así pues, y levantado ya el cordón sanitario aplicado por Rajoy y los suyos en anteriores etapas, la relación establecida con la rama valenciana ha ganado en colaboración y ha disminuido en mera sumisión.

Pese a que el ciudadano de a pie sea ajeno a la cuestión, la resolución de las listas autonómicas hecha pública esta semana ha consolidado a los barones provinciales, dado que por primera vez en mucho tiempo las imposiciones desde la capital y las influencias personales de los históricos han sido reducidas. Y esto, en una organización política, se nota.

Este viernes, el desayuno organizado Fórum Europa con el presidente de la Diputación de Alicante y alcalde de Calpe, César Sánchez, como ponente, fue una buena prueba de que los protagonistas han cambiado. El nuevo PPCV va abriéndose paso mientras los dirigentes con décadas en la primera línea se conforman ahora con salir en la foto sin apariencia demasiado desubicada. 

Así, a la cita no faltaron la líder del PPCV, Isabel Bonig, y la coordinadora regional, Eva Ortiz, así como el presidente provincial de Valencia, Vicente Betoret, junto a su número dos, Belén Hoyo, y su homólogo en Alicante, José Císcar, además del delegado del Gobierno, Juan Carlos Moragues. Igualmente, se dejaron ver miembros de la dirección del partido como María Àngels Ramon Llin, diputados autonómicos como la portavoz adjunta, María José Catalá, el viceportavoz Jorge Bellver, Juan Carlos Caballero, María José Ferrer San-Segundo, María Bernal o Elisa Díaz, además candidatos al Senado como Pedro Agramunt, Asunción Sánchez Zaplana, o al Congreso, como José María Chiquillo y Gerardo Camps, entre otros. A la cita también se sumó el expresidente de Les Corts Juan Cotino.

Entre las ausencias destacadas se contaron la del expresidente de la Generalitat, Alberto Fabra, la exalcaldesa de Valencia, Rita Barberá, o el presidente de la Diputación de Castellón, Javier Moliner. En cambio, sí acudieron algunos representantes socialistas, como José Manuel Orengo, jefe de Gabinete de la Diputación de Valencia o el director general de Administración Local, Toni Such

Mensaje de regeneración ante Pablo Casado

No es casual que el elegido para presentar a Sánchez fuera otra joven promesa, en este caso, del ámbito estatal, Pablo Casado, vicesecretario de Comunicación de la dirección nacional del PP. Además de la proximidad generacional, ambos mantienen buena sintonía ideológica y formal.

Así, el ponente no dudó en pedir al PP nacional que "abra el debate" para que los diputados provinciales puedan ser elegidos de forma "directa y con listas abiertas". "Creo que la gente quiere más cercanía de una institución que aporta mucha calidad de vida a las personas", subrayó. Este tipo de iniciativas no son nuevas en Sánchez, quien ya hace dos años puso sobre la mesa públicamente propuestas de regeneración similares para el partido, que incluían primarias en la formación popular.

Asimismo, y aprovechando la asistencia de la presidenta del PPCV, Isabel Bonig, el presidente de la Diputación de Alicante instó a su formación en la Comunitat a presentar en Les Corts Valencianes una Proposición de Ley para "una justa financiación de los ayuntamientos" con el objetivo de que "por ley se establezca qué porcentaje de lo que recauda la Generalitat se va a destinar a municipios y qué criterios de reparto se van a seguir para que sea equitativo e igualitario". Una iniciativa que precisamente también se ha puesto sobre la mesa en otras autonomías como Andalucía, donde los socialistas están al mando.

De esta manera, una vez más, Sánchez orquesta una medida de presión dirigida a la Generalitat que preside Ximo Puig. La iniciativa, previamente coordinada -otro avance respecto a la última etapa del PPCV- con Isabel Bonig, encontró la rápida respuesta de la presidenta regional, quien avanzó tras acabar el acto que su formación llevará a Les Corts la citada propuesta de Sánchez "para garantizar que los ayuntamientos dispongan de los recursos necesarios para la prestación de servicios a la ciudadanía".

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme