X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

los vecinos PREPARAN NUEVAS MOVILIZACIONES

El Plan Especial de la Depuradora de Pinedo, pendiente de pasar la evaluación ambiental

Foto: KIKE TABERNER
17/01/2019 - 

VALÈNCIA. El conflicto de la depuradora de Pinedo continúa su lento devenir. La Conselleria de Agricultura y Medio Ambiente ha remitido ya al juzgado sus alegaciones a la sentencia que obliga al cierre de la III Fase. Entre ellas, explican fuentes de este departamento, se hallan tanto el Plan Especial como el proyecto de mejoras que prevé inversiones por valor de 26 millones de euros para reducir las molestias a los vecinos.

La lenta tramitación del plan especial es la que está retrasando todo el proceso, según las fuentes consultadas. En este sentido, desde el equipo de la consellera Elena Cebrián admitían que este tipo de proyectos “tardan su tiempo”. “Todos los planes especiales suponen un largo proceso de tramitación. Es algo que no se hizo en su día y hemos tenido que ponernos ahora”, indicaron.

El plan, insistieron, está “en marcha”, pero su prolijo proceso hace que “en ningún caso” esté concluido antes de “dos años”.  Teniendo en cuenta que el Plan comenzó a trabajarse aproximadamente en marzo de 2017, cuando aún era secretario autonómico Julià Álvaro, como muy pronto podría presentarse en marzo de este año.

El plan, prosiguieron explicando desde la Conselleria está “a punto de pasar la comisión de evaluación ambiental”. Una vez tenga este visto bueno y el plan cumpla sus últimos trámites, el Consell espera conseguir el aval judicial para no clausurar la depuradora, ya que ésta es una posibilidad que ni se contempla. Desde que se tuvo conocimiento de la sentencia, en la Generalitat han trabajado con la perspectiva de encontrar una solución satisfactoria para todas las partes.

Los vecinos han tenido conocimiento de los detalles del Plan al recibir la copia de las alegaciones de la Generalitat, a las que respondieron hace dos semanas. Ante las dimensiones de la documentación, sólo el plan especial tiene más de 700 páginas, en el colectivo de afectados entienden que han de dar un margen de maniobra para que se analice toda la documentación.

Pero su paciencia tiene un límite temporal, explicaron. Así, su portavoz, Jaume Chornet, avanzó que hasta el mes de marzo no piensan retomar las movilizaciones. Será tras las Fallas que regresarán a las protestas y a las reivindicaciones en pro de que se cumpla el fallo judicial que obliga al cierre.

En el Ayuntamiento, a quien según la sentencia compete ejecutar la clausura, están a la espera de que se resuelvan estas alegaciones. Previendo soluciones, el alcalde de València, Joan Ribó, avanzó hace unas semanas que entre las posibles compensaciones a los afectados por la depuradora se está estudiando una rebaja del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) a los vecinos, así como Ayudas de Regeneración y Reurbanización Urbana (Arru) para resarcirles por las molestias y pérdidas sufridas durante los 40 años que lleva en marcha la depuradora.

Unas molestias que se continúan produciendo y que hacen de la vida de los afectados poco menos que una película de terror. Sin ir más lejos, hace un mes aparecieron miles de peces junto a la depuradora. La situación fue denunciada por los vecinos de esta pedanía. Ni el Ayuntamiento ni la Generalitat ofrecieron una explicación a lo sucedido, y los peces muertos fueron retirados a las pocas horas de su aparición.

En la Generalitat continúan trabajando con la perspectiva de que se mantendrá el statu quo actual, ya que aseguran que el cierre supondría provocar “un desastre medioambiental”. La depuradora de Pinedo trata el 25% de las aguas residuales de la Comunitat Valenciana y da servicio a 17 municipios de València y a su área metropolitana. Actualmente, la UTE Aguas De Valencia-SAV-DAM presta el servicio mediante un contrato que se inició en 2011 con un plazo de ejecución de cuatro años prorrogables hasta un límite de ocho, por lo que su vencimiento está previsto para este 2019.

Como quiera que no hay alternativa inmediata al cierre de la depuradora, ésta continúa trabajando, a la espera de lo que decida la Justicia. Así se justifica la reciente licitación por 86.067.478,55 euros del servicio de saneamiento y depuración de aguas residuales de Pinedo, con la previsión de depurar 115 hectómetros cúbicos al año. El monstruo no puede parar.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email