X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

no está citada Bonig, que pertenecía al consell que aprobó la operación

El Tribunal de Cuentas juzgará la compra de Valmor con Fabra, Rambla y Císcar como testigos

5/02/2019 - 

VALÈNCIA. El mayor fiasco judicial del año, el que investiga el pufo de la Fórmula 1 en València y que penalmente ha quedado en nada tras el archivo de la pieza de la organización de la competición y el hecho de que la pieza II, la compra de la empresa Valmor Sports por la Generaliat, no tenga ningún imputado a día de hoy, llega a juicio en el Tribunal de Cuentas por la citada pieza II, en la que se supone que el erario perdió 23,9 millones de euros sin justificación alguna al comprar por un euro una empresa privada con una deuda de más de 30 millones.

El Tribunal de Cuentas no busca juzgar los hechos desde el punto de vista penal, ya que eso corresponde a los tribunales de justicia ordinarios. Se trata de un procedimiento de reintegro por alcance en el que se exige a los responsables de una negligencia que reparen el daño causado. Todo ello tras una denuncia de la actual vicepresidenta del Consell, Mónica Oltra, que en caso de perder podría verse obligada a pagar las costas con su patrimonio.

El juicio comenzará el próximo día 4 de abril con las declaraciones de los demandados: las exconselleras Trini Miró y Lola Johnson y cuatro exdirectivos de la empresa pública Circuito del Motor y Promoción Deportiva (CMPD): José Miguel Escrig, Julio García Gimeno, Blanca Tomás y Luis Lobón. Son las personas contra las que la Generalitat, ya en manos de Ximo Puig, dirigió la reclamación de 23,99 millones de euros.

Tras ellos, será el turno de los testigos, entre los que se encuentra parte del Consell de aquellas fechas, entre diciembre de 2011 y marzo de 2012, en que se aprobó y firmó la ruinosa operación. De aquel Consell presidido por Alberto Fabra hay una destacada ausencia en la citación como testigos, la de la entonces consellera de Infraestructuras y hoy líder del PPCV, Isabel Bonig. Entre los miembros de aquel Gobierno que deberán prestar declaración se encuentran los exconsellers Paula Sánchez de León, José Císcar y José Manuel Vela, así como el expresidente y firmante de la compra, Alberto Fabra.

La exconsellera de Deportes, Lola Johnson. VP

También están citados los exvicepresidentes hasta junio de 2011 Vicente Rambla y Gerardo Camps -hoy diputado en el Congreso-, que no formaba parte del Consell que aprobó la compra de Valmor porque habían cesado seis meses antes. Además, pasarán por el Tribunal de Cuentas varias personas relacionadas con el gran premio como la que fuera mano derecha de Francisco Camps en la F1, Belén Reyero, o Facundo García de la Cuadra.

La demanda

El procedimiento abierto por el Tribunal de Cuentas es paralelo e independiente del que se sigue en el Juzgado de Instrucción número 2 de Valencia, conocido como caso Valmor, en el que no queda ningún imputado de renombre tras el archivo de la pieza I. Dicho archivo se produjo al interpretar la juez instructora que toda la base de la acusación se sustentaba en el hecho de que el aval de Bankia a Valmor fue asumido sin contrapartida alguna por la Generalitat y un correo electrónico posterior localizado por la defensa de Camps y que, al parecer, no vieron ni la juez, ni la Policía, ni el fiscal, afirmaba que esa asunción no llegó a tener efecto. El auto de archivo fue recurrido por la Generalitat -no por el fiscal- y está pendiente de resolución por parte de la Audiencia Provincial de Valencia.

Las defensas aportarán al Tribunal de Cuentas, además del citado auto de archivo, los papeles que acreditan que penalmente, a día de hoy, no hay ningún investigado por la compra de la empresa Valmor Sports.

A Lola Johnson y los cuatro exdirectivos se les reclama solidariamente 23,99 millones de euros como responsables de la compra de Valmor Sports por parte de la empresa pública CMPD, operación que causó, supuestamente, un agujero de esa magnitud en las arcas de la Generalitat. En esta primera reclamación la Abogacía de la Generalitat no incluyó a Trini Miró porque no participó en la compra.

La exconsellera Trini MIró. Foto: Foto: CORTS/INMA CABALLER

En caso de no atenderse esa petición y subsidiariamente, la Generalitat y CMPD reclaman 14,66 millones a los cinco citados anteriormente y a Miró, también de manera solidaria, es decir, que la ejecución podría dirigirse contra cualquiera de ellos o contra todos.

Esta segunda petición se basa en el supuesto perjuicio causado a la sociedad CMPD antes de la compra de Valmor, al no haber reclamado a esta empresa la deuda que había ido acumulando a medida que se celebraban las ediciones del Gran Premio de Fórmula 1 en València. 

CMPD encargó a Valmor Sports la organización de los grandes premios de F1 acordados entre Francisco Camps y el magnate de la F1, Bernie Ecclestone, en plena campaña electoral de mayo de 2007. La carrera anual empezó a disputarse en 2008 y fue una sangría para la Generalitat, que se hizo cargo de la mayoría de los gastos a pesar de que Camps había dicho que no costaría ni un euro a los valencianos. Una sangría que penalmente ha quedado provisionalmente sin responsables políticos tras el archivo del Juzgado de Instrucción número 2 de València.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email