X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 22 de noviembre y se habla de enrique soriano à punt CVMC EMT VALENCIA Quique Dacosta
GRUPO PLAZA

AL OTRO LADO DE LA COLINA / OPINIÓN

Elecciones 2016 en USA, también entre la vieja y la nueva política

Alea iacta est. Esta semana que viene, con las últimas primarias\caucus, estará claro el cartel de los contrincantes en la carrera presidencial norteamericana en lo que puede ser el enfrentamiento del establishment contra los indignados en USA

4/06/2016 - 

A una semana de que sepamos finalmente los competidores de las elecciones presidenciales norteamericanas 2016, aunque del lado republicano ya sólo queda Donald Trump, las dudas están en el lado demócrata. El duelo ha sido bastante intenso entre Clinton-Sanders, y este último ha ido recortando posiciones, pero parece que finalmente el establishment, la casta o los de arriba (como dicen ahora) demócrata conseguirá que Hillary Clinton sea la primera mujer que se presenta a la presidencia de los Estados Unidos con posibilidades de ganar (pues la primera fue Victoria Woodhull en 1872 por el Partido por la Igualdad de Derechos). Todo ello, salvo que el senador socialista Bernie Sanders meta un gol y de penalti en el tiempo de descuento.

Tenemos la aparente paradoja de que en el partido conservador vence lo novedoso frente a la vieja política Y entre los demócratas se impone lo QUE ES MÁS viejo

En el partido Republicano con las retiradas de los candidatos Marco rubio, Ted Cruz y John Kasich, dejando libre el camino al polifacético y polémico Trump, en una competición entre lo novedoso -el millonario excéntrico- y el establishment del partido de Abraham Lincoln en el que ha vencido lo que ahora llamaríamos en España la nueva política. En cambio en el lado demócrata parece que esta ocurriendo al revés, quien tenía una gran ventaja desde el principio Hillary -casta- ante una insistente y progresiva campaña de Bernie, en un auténtico duelo al estilo del Far West, está acortando distancias llegando al final a alcanzar casi el empate (aunque parece que no llegara) con lo cual tenemos la aparente paradoja de que en el partido conservador vence lo novedoso frente a la vieja política mientras que la parte teóricamente progresista, los demócratas, se impone lo viejo, el establishment -la casta-.

Voy a transmitirles, para que puedan hacer sus propias cuentas la semana que viene, el ajustado resultado de la señora Clinton, esta posee 1769 delegados comprometidos cuando es necesario para ganar 2383 votos cuando aún faltan por disputar 930 delegados (12 por Islas Vírgenes el 4 de junio, 67 por Puerto Rico el 5 de junio, y el 7 de junio se eligen en California, Montana, New Jersey, New Mexico, Dakota del Norte y Dakota del Sur un total de 806 delegados, y el 14 de junio en el Distrito Columbia sólo 45), mientras que Bernie posee 1545 delegados. Esta situación tan ajustada para la ex primera dama, se ve compensada por la cantidad de Superdelegados o delegados no elegidos y de carácter nato (establishment puro y duro) y que a pesar de tener la posibilidad final de libertad de voto ya se han posicionado 543 a favor de ella y 44 de él (datos del NYT)

Llegados a este punto hagamos un poco de historia ficción. Los dos posibles enfrentamientos que preocupan mucho, no sólo a los norteamericanos, sino a los ciudadanos del mundo, serían en primer lugar una competición entre Hillary Clinton contra Donald Trump. Dado el nivel de enfrentamiento del empresario con muchas minorías o partes del electorado USA (negros, hispanos, mexicanos y hasta con las mujeres) a pesar del reciente apoyo norcoreano al empresario (SIC), daría lugar a que Hillary Diane Rodham señora de Clinton sería la primera mujer presidenta USA, gracias también al voto urbanita.

Aunque ya sabemos que los norteamericanos nunca dejan de sorprender y teniendo en cuenta que algunas encuestas (las norteamericanas parecen que son más fiables que las nuestras) sitúan a Donald a 4 puntos de Hillary la partida está por decidir y puede basarse en la movilización de ese electorado enfadado de clase media americana y no tan urbanita, por el cambio -a peor- de su forma de vida y de la posición USA en el mundo. Esta posibilidad de victoria del millonario tiene a las élites intelectuales y políticas prácticamente de todo el mundo muy preocupadas con o sin razón. Aunque eso sí esta posibilidad de que ganase el millonario sería posible más aún (2º posible cartel) si enfrente tuviera a Sanders dado su posicionamiento radical por su identificación de socialista.

Y muchos de ustedes se preguntarán al hablar de este enfrentamiento entre la nueva política y la vieja como puede ser que en el mundo latino-Mediterráneo los populismos son de izquierdas y en el mundo anglosajón los populismos son de derechas, voy a intentar darles mi explicación. Todos ustedes convendrán que los populismos surgen en los momentos de crisis política y cuando el sistema u orden establecido no sabe dar respuesta a las necesidades de la sociedad, es así como todos los grupos sociales buscan nuevas opciones, incluso a nuevos salvadores de la Patria que den soluciones globales incluso a veces totalitarias, rápidas y sencillas a esos problemas, ya saben el rescate a las personas para hacer frente a la emergencia social...

Pues bien la sociedades latinas tienen en el factor colectivo un elemento fundamental, la familia, el grupo social, la vida en la misma calle tiene un mayor peso que en otras más al norte, por eso las soluciones rápidas, mágicas e incluso románticas surgen de ideologías colectivistas es decir de izquierdas. En cambio en el mundo anglosajón el concepto que prima es el individuo, la persona, triunfando el individualismo sobre lo colectivo, por eso surge el liberalismo en esos países, con lo cual los populismos surgen en torno a soluciones aparentemente liberal-conservadores, o de derechas que dirían algunos. Dicho esto con todas las reservas que conllevan los reduccionismos.

Por eso es muy curioso ver a algunos medios y presuntos intelectuales que se escandalizan con el populismo de Trump y creen que va a causar toda clase de males y crisis internacionales y en cambio no les tiembla el pulso en apoyar e incluso ser los palmeros del populismo de aquí. Y ya finalizando me gustaría reproducir a Jovellanos (que no será la primera ni la última vez que lo reproduzco) y que también vivió en una época de crisis, con aquella cita que me parece muy aplicable a los tiempos actuales. ¨Acaso porque ellos fueran frenéticos, seremos nosotros estúpidos?¨.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email