GRUPO PLAZA

oliu: "no se qué tendría que pasar para volver a cataluña, pero no ha pasado"

El futuro del 'nuevo' Banco Sabadell: sin fusiones y con la sede en Alicante

24/03/2022 - 

ALICANTE. El presidente, ahora no ejecutivo, del Banco Sabadell, Josep Oliu, acudirá este jueves a la junta de accionistas de la entidad (la quinta que se celebra en Alicante desde el cambio de sede de 2017) con los buenos números del banco en 2021 y el inicio de 2022 bajo el brazo. Con 530 millones de euros de beneficio en el ejercicio que se somete a votación y la previsión de alcanzar este año la rentabilidad del 6% que se había fijado para 2023, Oliu llega a la junta "satisfecho" por varios motivos: la entidad cumple 140 años (y una década desde que compró la extinta CAM), "el covid ya no nos preocupa" y "es el primer año después de un largo saneamiento en el que hemos empezado a brillar". Incluso TSB, la filial británica, cuyo futuro en el grupo ya no se cuestiona.

Oliu se pronunció de esta forma en el tradicional almuerzo previo a la junta de accionistas que se celebra este jueves en Alicante, donde destacó como punto de inflexión los relevos en la cúpula del banco (específicamente, la llegada de César González-Bueno como consejero delegado) a principios de 2021, "consecuencia de un año difícil", y los cambios en la estrategia y el modelo de actuación de la entidad, con mención especial a la reducción de costes (vía ERE y cierres de oficinas) en la banca minorista. Unos cambios que se han trasladado al organigrama de la entidad para adecuarse al estándar europeo, con un presidente no ejecutivo (que, eso sí, no tiene intención de jubilarse por ahora) y cinco unidades de negocio con su respectivo CEO.

El banco ha aumentado un 6% los créditos, sobre todo gracias a las hipotecas que aporta TSB en Reino Unido, y dos dígitos en los fondos de inversión. "Estamos a mitad de camino del plan que presentamos para 2023 y no pensamos en otra cosa que en seguirlo", defendió Oliu, con la "ambición" de que el ROTE se iguale al coste de capital. Aunque para esto no hay fecha marcada. ¿Y qué significa, entre otras cosas, este seguir al milímetro el plan de negocio trienal? Que dos de las grandes cuestiones que rodean al Banco Sabadell desde hace años siguen teniendo la misma respuesta que antes: "no".

Ni comprar, ni vender, ni moverse

El banco no tiene en el horizonte (y no contempla que se le impongan) fusiones, ventas de filiales, como TSB, o adquisiciones. Y tampoco piensa en volver a fijar su domicilio social en Cataluña, pese a que la situación política en la comunidad vecina se haya estabilizado en cierta forma. Es decir, a largo plazo, la sede del banco seguirá en el edificio de la avenida Óscar Esplá en la capital alicantina. "No está previsto movernos de Alicante, no está en la agenda", señaló Oliu, quien añadió más tarde que "no se qué tiene que pasar para que volvamos a mover la sede a Sabadell, pero no ha pasado". Tampoco se prevén nuevos ajustes, tras reducir un 22% la plantilla y un 25% la red de oficinas.

Sede del Banco Sabadell en Alicante, en una imagen de archivo. Foto: RAFA MOLINA

En cuanto a fusiones, "nuestra vocación es seguir en solitario, somos un banco con una posición creo que importante que tenemos que mantener". Tampoco está previsto desprenderse de TSB, aunque en algún momento de los últimos años esa opción sí ha estado sobre la mesa. "TSB nos ha dado buenas noticias este año, aunque la integración nos costó. Pero como los ucranianos, no hincamos la rodilla", señaló Oliu, quien bromeó con que quizá en breve sean reconocidos como el mejor banco del Reino Unido. ¿Y comprar? Tampoco. "El objetivo es cumplir el plan trazado para elevar la rentabilidad en 2023, y a partir de ahí, lo revisaremos y fijaremos nuevos objetivos".

El presidente del Banco Sabadell, que también tuvo que responder a la pregunta sobre cuándo piensa abandonar el cargo ("no tengo intención de dejarlo mientras el consejo piense que soy útil y la salud acompañe"), se pronunció asimismo sobre el auténtico valor del banco, que en bolsa está marcado en 4.140 millones de euros. "Creo que ese valor no está adecuado a lo que vale realmente el Sabadell, pero porque el mercado funciona con unos modelos y yo con otros", argumentó. La teoría dice que si la rentabilidad cubre los costes de capital, debes cotizar parejo a tu valor en libros. Ese es por tanto el objetivo a largo plazo, aunque a la cúpula del banco no le preocupa el comportamiento en bolsa que, además, es bastante mejor que el de hace un año.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme