Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

GRUPO PLAZA

entrevista al portavoz de ciudadanos en les corts

Cantó: "Me temo que a Compromís le han vuelto a tomar el pelo con la reforma de la financiación"

13/01/2020 - 

VALÈNCIA. Las elecciones autonómicas del 28 de abril dejaron a Toni Cantó (València, 1965) a escasos votos de convertirse en el líder del principal partido de la oposición en la Comunitat Valenciana. Ciudadanos consiguió 18 diputados, tan solo un escaño menos que el Partido Popular, hasta 2015 la formación hegemónica en la autonomía. 

Ahora, con la legislatura recién iniciada y sumergido en la política autonómica, el exdiputado en el Congreso ejerce de síndic en Les Corts. Durante estos meses, Cantó y su grupo parlamentario han planteado la reforma de la Ley de la Corporació Valenciana de Mitjans de Comunicació (CVMC) y ya se ha enfrentado a su primer debate de Presupuestos. 

Con otros proyectos legislativos en la mesa sobre los que trabajar, como las enmiendas a la Ley del Juego, Toni Cantó se muestra favorable a tender la mano a los socialistas en cuestiones como la ampliación del Puerto, donde el PSPV no cuenta con el apoyo de su socio de Gobierno, Compromís. Además, en su lucha por aumentar la transparencia en el Parlamento valenciano, el portavoz de Ciudadanos estaría predispuesto a proponer que la Comisión de Gobierno Interior que se celebra en Les Corts a puerta cerrada sea pública. Valencia Plaza se reúne con él para hablar de estos y otros temas, como la reciente formación de Gobierno y la negociación de Compromís para dar su 'sí' a la investidura de Pedro Sánchez.  

-Su partido ha planteado la necesidad de que se cree una subcomisión para reformar la ley de À Punt. ¿En qué aspectos cree que debería mejorar la actual normativa?
-Sería arrogante por mi parte decir cómo debe cambiar À Punt, pero sí pido abrir un debate en el que invitemos a los mejores del sector para que nos den su opinión, nos digan qué está fallando y cómo se puede mejorar una televisión que ahora mismo no es útil para los valencianos. Ahora, es simplemente un caramelito que el PSPV le ha dado a Compromís para que se entretenga. La audiencia es muy baja, la gestora que se eligió es muy mala, no solo porque esté ideologizada, sino porque que además no tenía experiencia en gestión y no ha sabido hacerlo. Ahora bien, cambiar solo al director sería un parche: lo que hay que hacer es repensar el modelo y de ahí nuestra propuesta de la subcomisión en Les Corts. Algunos grupos ya me han dicho en privado que están dispuestos a apoyarla.

-¿Qué le parecen los aspirantes a dirigir À Punt? ¿Y el silencio de Marco o que no se haya presentado?
-No tengo opinión. Insisto en que Empar Marco es una parte del problema porque ha demostrado no ser neutral, pero no lo es todo. Compromís ha pensado en una televisión del siglo XX y no ha cumplido con los objetivos marcados en materia de ingresos publicitarios, ni en niveles de audiencia ni tampoco como revulsivo a la industria audiovisual valenciana.

-¿Y que opinión le merece que los candidatos pidan reunirse con los partidos en pleno proceso selectivo?
-Me he encontrado con dos o tres de ellos y a todos les he dicho lo mismo: nosotros no nos vamos a meter en esa fase que están transitando ahora. Nuestro objetivo, como he comentado, es que se repiense el modelo en una subcomisión que nos gustaría que fuera rápida, que dure tres meses aproximadamente, en la que podamos emitir un dictamen basado en todo lo que nos hayan contado los expertos. Los candidatos también estarán invitados así como otros profesionales del ámbito no solamente periodístico o audiovisual, sino también empresarial para que pensemos cuál debe ser la televisión pública valenciana del siglo XXI, y no la que tenemos ahora.

-La Ley del Juego que se está tramitando pone especial atención en la protección de los menores. El PSPV quiere prohibir la instalación de salas de apuestas a menos de 700 metros de un colegio y Unides Podem propone que esta distancia sea de un kilómetro. ¿Cuántos metros proponen ustedes?
-Estoy de acuerdo en que debemos decir en qué lugares se pueden poner o no esas casas de apuestas. Hay que escuchar a la sociedad; nosotros nos estamos reuniendo con asociaciones que vienen a hablarnos del problema que esto representa. Estamos hablando de algo que ya de por sí no debería llamarse juego, sino apuestas, porque no tiene nada que ver con algo recreativo. Está creando problemas en muchas familias, en personas que lo que tienen es una adicción como las que lo tienen con el alcohol o con otro tipo de drogas. Pero también hay que tener en cuenta que los chavales no solamente saldrán del colegio y quizá tengan la casa de apuestas a 500 metros, también tienen en el móvil la posibilidad de hacer todas las apuestas que quieran. Por otro lado, lo que creo que habría que hacer es intentar conseguir que el Gobierno central también se ponga manos a la obra. En esto hay que hacer un gran esfuerzo educativo y de concienciación.

-En este punto parece que podría llegar a un acuerdo con la izquierda. ¿En qué otros asuntos ve posibilidades de alcanzar pactos con el Botànic?
-Yo vengo proponiendo grandes acuerdos con el Gobierno para intentar ayudar, en especial para ayudar al PSPV a liberarse de las garras de Compromís y Podemos. Que conste que en esto muchas veces no soy yo el sujeto proactivo sino que son ellos los que se han dirigido a mí. Hace poco hemos llegado a un acuerdo para la campaña de los cítricos en España, por ejemplo. También estamos hablando del Puerto de Valencia, que es un tema en el que yo creo que ellos tienen un gran problema con uno de sus socios del Consell, que es Compromís, que está, de una forma absolutamente equivocada, bloqueando una inversión y una ampliación con un motivo absolutamente falso. Es decir, hay una evaluación ambiental positiva y lo que se va a hacer ahora no va a influir en nada: ni en las corrientes, ni en los aportes de arena, ni en nada. Es decir, Compromís está bloqueando por motivos ideológicos algo sin ningún motivo científico y estamos hablando de una infraestructura capital para la Comunidad Valenciana y para la ciudad de València, especialmente.

-En una reciente entrevista a Enric Morera en Valencia Plaza el President de Les Corts decía que no había problema en que la Comisión de Gobierno Interior fuera pública. ¿Lo comparte?
-Todo lo que tenga que ver con la transparencia lo defenderemos. Yo publico las cuentas de mi partido una vez al mes. Se puede ver en qué gastamos absolutamente todo el dinero público que recibimos. Yo creo que lo podríamos y deberíamos hablar con luz y taquígrafos, así que no tengo ningún problema y apoyaré lo que diga Enric Morera si va en esa dirección. Lo que me van a permitir es también expresar mi cabreo con un señor que debería ser una figura neutral por el cargo institucional que ostenta y sigue poniendo en duda la democracia española. Debería plantearse seriamente dejar el puesto porque me parece absolutamente incompatible que el presidente de Les Corts diga que en nuestro país se encierra a la gente por sus ideas y que por lo tanto, España no es una democracia.  

-Si nadie planteara que se modificara esa comisión de Gobierno Interior para que fuera pública, ¿Ciudadanos estaría dispuesto a plantear una reforma del Reglamento para que así fuera?
-Sí.

-¿En qué punto se encuentra su iniciativa para que los diputados fichen al llegar al Parlamento?
-Esa iniciativa era algo más amplia. Ahora mismo estamos más centrados en el tema de transparencia y lucha contra la corrupción, protección al denunciante, acabar con los aforamientos... Con esto último estamos encontrándonos con muchos problemas porque no hay ni un solo grupo parlamentario que quiera firmar con nosotros la propuesta. Por lo tanto, lo que hemos hecho es crear una PNL, que yo entiendo que es un mecanismo un poco extraño para trabajar ese punto, pero que por lo menos traerá el debate. Al menos podríamos escuchar porqué Bonig, Mata, Ferri, o Vox o Podemos se niegan a apoyar algo que para mí, para nosotros, es absolutamente básico: que nos juzguen las mismas personas que a cualquier ciudadano de a pie. Por lo tanto, en ese sentido queremos no tenemos privilegios y, por otro lado, seguiremos intentando que se amplíe la protección a los denunciantes, que muchas veces pasan por auténticos calvarios.

-Quizá una de las razones por las que las fuerzas del Botànic prefieren mantener los aforamientos es por la judicialización de la política, dado que se están produciendo muchas denuncias y ellos están gobernando.
-Yo no tengo la percepción de que pase eso. Creo que quienes han judicializado la política son los políticos corruptos. Cuando se habla de judicialización de la política se suele hablar a raíz de lo que ha pasado en Cataluña y creo que los que judicializan la política son los señores que se saltaron las leyes, que plantearon un referéndum ilegal y que usaron dinero público de forma absolutamente irregular.

-En esta legislatura se quiere reabrir el debate de bajar el listón electoral al 3%. Ustedes son partidarios de reformar para ello el Estatuto para que la circunscripción sea única, ¿cree que es factible esa reforma de la Carta Magna en esta legislatura? ¿Se plantean llevarla al Congreso?
-Bueno, hay muchas formas de conseguirlo. Yo lo único que dije siempre es que estaba dispuesto a bajar ese listón si también avanzábamos en la proporcionalidad y por lo tanto los votos de los valencianos valían lo mismo independientemente de dónde vivieran. Estoy dispuesto a escuchar a los partidos y a que me den opciones. Y aquellas que mejoren la proporcionalidad y la igualdad entre todos los valencianos, harán que apoyemos esa propuesta. En el pasado nos dijeron que se cerraban absolutamente, veremos con qué nos vienen ahora.

-Quizá se cerraron porque la reforma que plantearon del Estatut se hizo a escasos meses de que terminara la legislatura y era un objetivo irreal por plazos. ¿Se plantean ahora modificar el artículo 24 del Estatut para que esa proporcionalidad sea real y se cambie la circunscripción para dar vuestro apoyo a la reforma de la Ley Electoral Valenciana? 
-Es cierto que, viendo los tiempos que se manejan en el Congreso, no era muy realista. Sí que sé que ellos se están acercando a nosotros y nos van a hacer una propuesta. Si la propuesta incluye una mejora de esa representatividad y avanzar hacia la igualdad para que los votos de los valencianos valgan lo mismo independientemente de dónde vivan, tendrán nuestro apoyo.

 -En la entrevista a Valencia Plaza, Enric Morera decía que los diputados valencianos eran los peores pagados de España. Su formación en la legislatura pasada estuvo a punto de apoyar una enmienda del PSPV a los Presupuestos para aumentar el salario de los altos cargos, que en casi todos los casos cobran menos que los diputados. Finalmente Alexis Marí retiró el apoyo a esta iniciativa y el PSPV no la llegó a registrar. ¿Se plantearían tomar la iniciativa para subir los sueldos de diputados y altos cargos en este mandato?
-Es cierto que somos los parlamentarios de toda España peor pagados, pero creo que lo realista es decir que no se va a llegar a ninguna solución a esto si no lo hacemos de forma absolutamente compartida, si todos los partidos nos unimos para buscar alguna solución. Antes de subir o bajar, lo que hace falta es un avance en transparencia. Pasaba también en el Congreso de los Diputados, que con los pluses y varias cosas al final era un lío, y debería ser todo bastante más claro y avanzar en transparencia. En cualquier caso, francamente, creo que antes de presentar una petición de subida de sueldos ahora mismo, con la que está cayendo en nuestro país, debemos demostrar a los ciudadanos que nos la merecemos.

-¿Cómo vio la investidura y cómo se está gestando la composición del Gobierno en Madrid?
-Ha sido bastante crispado. Por desgracia, tenemos un presidente que ha usado la crispación como una herramienta para ganar votos y que ha devuelto a este país, poco a poco, a las dos trincheras. Coincido en la solución que planteaba mi compañera Inés Arrimadas en que lo ideal para los conflictos territoriales y económicos que afronta el país hubiera sido un gobierno de concentración, constitucionalista, como se ha hecho en otros países europeos. Pactos que garanticen las pensiones, la sanidad, la educación, que acaben con la precariedad laboral y todos los problemas que tenemos. Es muy complicado imaginar que con el gobierno que tenemos ahora esos problemas se van a solucionar. Vamos hacia una legislatura en la que se harán pocas cosas de calado y, sin embargo, se movilizará mucho la polarización de los españoles. A mí eso me parece una mala noticia.

-¿Cree que Sánchez abordará la reforma de la financiación en esta legislatura tal y como ha pactado con Compromís?
-Me temo que a Compromís les han vuelto a tomar el pelo con la financiación. En este sentido, no sería la primera vez y a la vuelta ya veremos si el imputado Joan Baldoví nos presenta el resultado de esa negociación en ocho meses, pero yo me temo que no. Entre otras cosas porque votando junto a Baldoví hay unos señores del PNV y unos señores de Esquerra Republicana de Catalunya que querrán aumentar su parte, además de todo lo que aumentaremos la partida del ya de por sí sobrefinanciado PNV.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email