GRUPO PLAZA

entrevista al ceo

Giorgio Semenzato (Finizens): "La banca tradicional dejará de existir a lo largo de esta década"

15/02/2021 - 

VALÈNCIA. Finizens, gestor de inversiones especializado en fondos indexados, despidió el pasado año con rentabilidades positivas en todas sus carteras de inversión. De hecho los rendimientos netos -después de costes- oscilaron entre el 2,7% generado por la cartera del perfil más atrevido, hasta el 4,2% de la que tiene un sesgo moderado-conservador.

Pero no solo eso sino que Finizens superó al cierre de 2020 la barrera de los 10.000 clientes, que tienen acceso a fondos que replican índices bursátiles y que ofrecen una exposición conjunta a más de 21.000 posiciones a nivel global.

Pero nada mejor que hablar con Giorgio Semenzato, consejero delegado y cofundador de Finizens, que atendió amablemente la llamada de este diario. A continuación la charla mantenida:

-En primer lugar, ¿cuál es el valor diferencial de Finizens?
-Finizens es un gestor automatizado de inversiones (‘robo advisor’ en inglés), que ofrece carteras de fondos y planes de pensiones indexados. Gracias a nuestra tecnología de vanguardia, conseguimos ofrecerle a cualquier persona, con independencia de cuál sea su patrimonio o su grado de cultura financiera, una solución de inversión a largo plazo que hasta ahora solo había sido un privilegio exclusivo de patrimonios multimillonarios. Nuestros productos indexados proporcionan una diversificación global y con unas comisiones de hasta un 85% más bajas que la de un banco.

-¿Cuál es el perfil tipo de los clientes?
-Tenemos todo tipos de perfiles. De hecho, nos gusta presumir de la alta diversidad de perfiles de inversores que delegan en nosotros la gestión de su patrimonio. Nuestras carteras indexadas están diseñadas para ayudar a cualquier persona – sea cual sea su edad, nivel de estudios o de ingresos, lugar de procedencia, etc- a rentabilizar su patrimonio de una manera más eficaz y barata, a partir de una inversión mínima de tan solo 1.000 euros. Adicionalmente, para patrimonios superiores a 100.000 euros, contamos con el servicio exclusivo de Finizens Premium. Por ello, solemos decir que lo único que han de tener nuestros clientes en común es que tengan una voluntad, la de comprometerse a largo plazo con su propio patrimonio.

-¿Cuál ha sido la clave para que todas las carteras de inversión de Finizens ofrecieran rentabilidades positivas durante un año tan nefasto para los mercados como fue 2020?
-Muy sencillo: seguir invertidos en el mercado, pasara lo que pasase. Está demostrado estadísticamente que la gestión pasiva genera mejores resultados que la activa en el largo plazo, pero 2020 ha sido un ejemplo magnífico de su capacidad para generar rendimientos en el corto plazo simplemente replicando la evolución de los mercados globales. De esta manera, aunque sufrimos el mercado bajista de marzo, como los demás, hemos podido aprovechar toda la recuperación posterior y beneficiarnos del fuerte rebote experimentado en noviembre. La lección que nos deja 2020 es que, para invertir de forma exitosa, hay que neutralizar las emociones y ceñirnos al proceso de inversión; de esta manera, siendo constantes en el tiempo, somos capaces de eliminar errores tan humanos como vender en momentos de pánico o intentar comprar cuando ya se ha producido el rebote.


-Actualmente tienen cinco carteras de inversión, ¿tienen pensado ampliar la nómina en 2021?
-Por el momento no vamos a añadir más carteras de inversión a las cinco estrategias que ya tenemos. Lo que sí hacemos es seguir optimizándolas de forma continuada, con el objetivo de maximizar los retornos para nuestros inversores y al mismo tiempo ofrecerles una adecuada diversificación del riesgo.

-¿En qué números se están moviendo actualmente en España en general y en la Comunitat Valenciana en particular (clientes, activos bajo gestión…)?
-Finizens ya ha conseguido superar la barrera de los 11.000 clientes en el conjunto del territorio español, y seguimos creciendo a triple dígito. Para la Comunitat Valenciana nos hemos marcado como objetivo atraer 10.000 nuevos clientes en los próximos cinco años solo entre Alicante, Castellón y Valencia. Según un estudio que realizamos internamente, calculamos que en 2030 la cuota destinada a inversión indexada en la región superará el 20% del patrimonio total en fondos de inversión y planes de pensiones de la región.

-¿Está calando cada vez más la gestión automatizada entre los pequeños inversores? ¿Por qué?
-No podemos hablar por los demás, pero nuestras propias cifras nos dicen que el interés por nuestra propuesta está incrementándose de forma exponencial, tanto en pequeños inversores como en grandes patrimonios. Aunque muchos factores ya estaban ahí, como la rentabilidad que ofrecen nuestras carteras o las bajas comisiones que cobramos, la pandemia ha contribuido a elevar el interés en torno a la gestión automatizada en detrimento de la banca tradicional. Esto se debe a dos elementos: primero que los inversores, por las obligaciones que derivaron del confinamiento, se han ido convirtiendo en consumidores cada vez más digitales; y segundo, en momentos de fuerte volatilidad de mercado como los vividos en 2020, se ha hecho aún más patente a muchos inversores la superioridad de la inversión indexada frente a los fondos tradicionales.

-No pocos inversores se lanzaron a deshacer sus posiciones –incluso con pérdidas- en marzo pasado cuando la covid-19 arrasaba los mercados, ¿falta de cultura financiera?
-Pensamos que en España el nivel de cultura financiera sigue siendo inferior al de otros países europeos, pero al mismo tiempo creemos que en los últimos años sí ha ido mejorando, al menos el interés por las finanzas y la economía. Pensamos que estamos en un punto en el que cada vez más personas tienen la necesidad de tomar conciencia de rentabilizar sus ahorros y planificar su jubilación, dado que es muy probable que no podamos contar en el futuro con un sistema de pensiones publico tan generoso como el actual.


-¿Y cómo dotaría de mayor cultura financiera a un país como España que adolece mucho de ello?
-En este sentido, pensamos que tanto las entidades financieras como los medios de comunicación tenemos mucho que aportar a la sociedad; debemos seguir haciendo pedagogía para que hablar de dinero deje de ser un tabú. Nos guste o no, las finanzas forman parte de la vida de todos nosotros, y poder disponer de información de calidad para conocerlas y entenderlas mejor solo va a repercutir positivamente sobre los individuos y la sociedad en su conjunto.

-¿Qué opina de que los bancos en España comiencen a cobrar a sus clientes por los depósitos?
-En Finizens tenemos la opinión de que la banca tradicional, tal y como la conocemos, dejará de existir lo largo de esta década. La continuación de los tipos de interés extraordinariamente bajos, la acumulación de estímulos cuantitativos y la fuerte regulación sobre el sector han minado su rentabilidad, obligando a los bancos a tener que fusionarse entre ellos y a desarrollar nuevas estrategias para rascar rentabilidad e ingresos de donde sea, en este caso con los depósitos. Al final, el perjudicado es el cliente final, y este debería saber que hoy existen muchas alternativas para rentabilizar su patrimonio que van más allá de la oficina bancaria de toda la vida.

-¿Qué espera de la bolsa española, que sigue rezagada respecto a la de los países de su entorno, para este año?
-En Finizens nos centramos en crear carteras de inversión globales y lo más diversificadas posibles por activos, divisas y regiones, por lo que no realizamos predicciones sobre sectores o países en concreto. Nuestra filosofía de gestión consiste en indexarnos al mundo: ¿por qué centrarse exclusivamente en el Ibex, pudiendo obtener exposición a más de 20.000 posiciones en 120 países distintos a un coste muy bajo y en unos pocos clicks?

-Por último, ¿será 2021 el año en que nos olvidemos por fin del coronavirus?
-Nos encantaría tener la respuesta, pero lamentablemente no es así. Lo que sí tenemos es una certeza, que la pandemia probablemente haya actuado como el mayor evento disruptor de la década que acaba de comenzar, debido al cambio de paradigma que ha ocasionado en distintos ámbitos, desde la digitalización o la automatización de procesos hasta el teletrabajo o esta tendencia que los anglosajones definen como 'nesting', quedarse en casa y centralizar desde allí todas las necesidades que tenga el individuo, ya sean financieras, de consumo o de otro tipo.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email