GRUPO PLAZA

entrevista al consejero delegado de la entidad

Javier Marín: "Quiero sacar a bolsa a Singular Bank porque es una gran oportunidad de inversión"

29/07/2021 - 

VALÈNCIA. Javier Marín, fundador y consejero delegado de Singular Bank, estuvo en València hace unos días para conocer de primera mano cómo está funcionando la oficina que tiene la entidad en el 'cap i casal', que abrió oficialmente el pasado mes de enero como avanzó Valencia Plaza. Este diario no quiso dejar pasar la oportunidad de charlar con el que todo apuntaba a ser el sucesor de Emilio Botín al frente del Banco Santander (SAN), pero tras la repentina muerte del histórico banquero en septiembre de 2014 las cosas cambiaron. 

El hasta entonces consejero delegado del también llamado 'banco rojo', nombrado en abril de 2013 con 46 años y la mitad de ellos en la entidad, acabó fuera de la entidad con la llegada de Ana Botín al sillón presidencial. José Antonio Álvarez fue designado nuevo CEO en una auténtica revolución donde se les abrió la puerta de salida a la 'guardia pretoriana' de su padre.

Marín volvía al primer plano financiero en junio de 2018 con la compra de Self Bank junto a Warburg Pincus, una reputada firma estadounidense de capital riesgo. Posteriormente, en enero de 2020, rebautizaban a la entidad con el nombre de Singular Bank, que fue ganando músculo a base de adquisiciones. Así, cinco meses después se hacía con la histórica agencia MG Valores en lo que fue su primera operación corporativa. No tardó mucho en acometer la segunda, dado que en octubre de ese mismo año se hacía con a la gestora de instituciones de inversión colectiva Belgravia Capital. Pero todavía quedaba una tercera -de momento la última- como fue el negocio en España de la luxemburguesa Quintet Private Bank, antigua KBL, en diciembre de 2020.

Javier Marín, que tiene orígenes valencianos, aceptó la invitación de visitar las instalaciones de Valencia Plaza. Lo hizo acompañado de Luis Herrero, responsable en la 'city' local de Singular Bank como también avanzó también este diario. A continuación la amena charla mantenida durante más de una hora donde respondió a todas las cuestiones planteadas sobre este banco llamado así "porque se puede pronunciar en muchos idiomas".

Luis Herrero (izquierda) y Javier Marín
-En primer lugar, ¿qué tal está funcionando la oficina valenciana en estos seis primeros meses de vida?
-Como un tiro (sonríe). Estamos encantados y es algo que no nos sorprende porque dos de las tres personas que están en València los conocíamos de trabajos anteriores, sabíamos cómo piensan y cómo hacen las cosas. Tenemos una perfecta sintonía.

-¿Se incrementará la plantilla de Singular Bank en la 'city' local?
-Sí, haremos fichajes pero siempre siguiendo nuestra filosofía que pasa por el rigor, transparencia, empatía, proactividad, respeto, excelencia, honestidad, discreción, educación financiera y sostenibilidad. Son los diez compromisos de nuestro código en el banco y los tenemos muy presentes.

"Hoy en día la banca gana dinero en cuatro cosas: pagos, crédito al consumo, banca corporativa y seguros, el resto es una ruina"

-Están presentes en Madrid, Sevilla, Zaragoza, València, Las Palmas y Murcia, ¿en qué plaza aterrizarán próximamente?
-Acabamos de abrir en Málaga, mientras seguimos viendo cosas y antes de final de año estaremos en otra, pero no puedo decir más (sonríe).

-¿Qué planes tiene Singular Bank para los próximos meses?
-Jajajaja, lo primero irnos de vacaciones. Bromas aparte queremos seguir haciendo bien las cosas, mejorando la oferta de productos y explorar otras plazas donde no estamos para continuar creciendo. Hablamos de un sector -el bancario- que hoy en día gana dinero en cuatro cosas: pagos, crédito al consumo, banca corporativa y seguros, el resto es una ruina.


-Usted apuntó en la presentación de la nueva marca que “nuestra estrategia se fundamenta en el crecimiento orgánico, pero estudiaremos cualquier oportunidad no orgánica que tenga sentido estratégico y financiero para el banco”. De momento ya han comprado MG Valores, Belgravia Capital y Quintet España, ¿están analizando en estos momentos posibles compras?
-Seguimos con la caña echada, pero nuestro plan central es el crecimiento orgánico donde el cliente es lo primero y lo que no es bueno para él no lo es para el banco. MG nos ofrecía potencial por su mesa de contratación de renta variable y renta fija; en el caso de Belgravia era el extraordinario equipo de gestión liderado por Carlos Cerezo, con un track record espectacular; y Quintent tenía un encaje muy bueno, con unos banqueros con una forma de trabajar muy parecida a la nuestra. 

"A finales de 2022 llegaremos al 'break even' para posteriormente entrar en 'números verdes"

-A lo largo del primer trimestre de 2021 recortaron sus pérdidas un 78% hasta los 2,48 millones de euros, ¿qué espera para el conjunto del año?
-Perderemos dinero en 2021, pero mantengo lo que dije en la presentación de la nueva marca: a finales de 2022 llegaremos al 'break even', es decir, al punto de equilibrio entre pérdidas y ganancias para posteriormente entrar en 'números verdes'.

-Comprar Self Bank junto a Warburg Pincus, ¿no es una operación con fecha de caducidad por estar por medio el capital riesgo, cuyos plazos de inversión no suelen ir más allá de los siete años?
-Sí y no, me explico. Warburg es la firma más antigua de capital growth en Estados Unidos. Los conozco bien desde hace 20 años y no invierten menos de 400 millones de dólares en las operaciones. Suelen estar en el capital entre 5 y 10 años, pero en algunas llevan más de 30 años. Además, tienen muy buenos equipos y es una firma muy reputada, con mucha experiencia.


-Por cierto, ¿cómo se lío la manta a la cabeza y optó por comprar Self Bank junto a los americanos?
-Me la liaron jajajaja. Estaba comodísimo en casa con mi mujer y los de Warburg llamándome para preparar algo. Tengo claro que yo no me he metido en esto para estar 10 años porque tengo 54 años y esto para mí es mi jubilación. Quiero convertir a Singular Bank en una banca privada/personal de referencia, adaptando el banco a cada uno de los clientes, transformando la industria de servicios financieros y apoyándonos en la tecnología. Hablamos de un tema a largo plazo para convertirnos en una referencia en el asesoramiento financiero.

"Cada cierre es una pérdida de cuota porque la sociedad no está preparada para trabajar sin banca de oficinas"

-¿Contempla la salida a bolsa de Singular Bank?
-Sí, quiero sacar a bolsa a Singular Bank porque es una gran oportunidad de inversión y un reconocimiento de marca. Somos un banco resiliente, con un perfil de riesgo muy bajo, no necesitamos tener mucho capital y nos vemos capaces de retribuir a nuestros accionistas dividendos como Dios manda. ¿Cuándo saldremos a bolsa? Ahora toca seguir haciendo las cosas muy bien bajo nuestro código de valores como decía al principio porque es muy importante hacerlas con empatía y transparencia. El negocio financiero es un negocio de tamaño y nosotros queremos hacerlo muy bien con paciencia y tesón, que el volumen vendrá por añadidura. 

-Por último, fintech, bigtech o shadow banking, ¿cuál es el mayor peligro para una banca española con unas rentabilidades a la baja?
-La pérdida con el enganche con los clientes. El balance es la consecuencia de la relación con los clientes donde adaptar el banco a ellos es fundamental. Estamos viviendo una sociedad que está cambiando; mientras se están cerrando sucursales donde cada cierre es una pérdida de cuota porque la sociedad no está preparada para trabajar sin banca de oficinas; gestionar eso es muy difícil. De lo que se trata es de hacer una buena planificación financiera y veo que falta rigor a la hora de hacer bien las cosas.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email