GRUPO PLAZA

Entrevista a José March, Director Territorial Este de Culmia

March: "Culmia invertirá 70 millones en la Comunitat para desarrollar unas 1.200 viviendas" 

16/11/2021 - 

VALÈNCIA. La promotora Culmia busca crecer en la Comunitat Valenciana, donde ya cuenta con importantes proyectos en Valencia y Alicante. La firma es la antecesora de la antigua Solvia Desarrollos Inmobiliarios (Sdin), que fue adquirida por el fondo norteamericano Oaktree Capital Management por cerca de 882 millones de euros y la rebautizó con su actual nombre. Ahora en esta nueva etapa quiere convertirse en una de las grandes compañías del sector con un ambicioso plan que pasa por invertir 450 millones de euros en los próximos cuatro años para desarrollar cerca de 7.200 nuevas viviendas. Un plan en el que la Comunitat Valenciana se posiciona como plaza estratégica.

Aunque Culmia lleva un año operando en el mercado con el nuevo accionariado, cuenta con una larga trayectoria en el sector y un importante know how por su anterior periodo como Solvia. "Culmia es una empresa que como marca tiene un año escaso, pero la empresa lleva trabajando desde 2011 con más de 5.000 viviendas entregadas en más de 90 promociones en toda España", destaca José March, director territorial de la zona Este de la firma.

En estos momentos, la promotora cuenta actualmente con unas 4.000 viviendas en desarrollo repartidas en 80 promociones en curso por todo el territorio nacional y una cartera de suelo de más de 2,4 millones de metros cuadrados edificables. "En la Comunidad Valenciana hemos sido capaces de entregar más de ochocientas viviendas en los últimos seis años y en este momento estamos comercializando más de cuatrocientas", explica March. 

En concreto, la promotora tiene en comercialización 468 inmuebles en la autonomía valenciana en un total de 8 promociones. En la ciudad de València, desarrolla proyectos en Patraix, Moreras y Quatre Carreres y dos proyectos de adosados en Rocafort. En Alicante, ha terminado tres residenciales en la zona de la playa de San Juan y trabaja ahora en Dénia y Alicante.

Además, la promotora se encuentra inmersa en un ambicioso plan estratégico para seguir creciendo en el mercado nacional. Y es que, a diferencia del negocio de Solvia, centrado en el desarrollo de los suelos en cartera de la entidad financiera, Culmia está en búsqueda activa de oportunidades de compra de nuevos suelos por toda España no solo para la compraventa tradicional, sino también para vivienda asequible y el alquiler bajo la fórmula del Build to Rent. Y la inversión no es baladí: 450 millones de euros en los próximos cuatro años, de los que el 15%, esto es, unos 70 millones irán a la adquisición de terrenos en la autonomía valenciana. 

Foto: Marga Ferrer

"Sin ocultar que Madrid y Barcelona son nuestros mercados principales, donde tenemos el 70% de nuestra actividad, la Comunidad Valenciana, junto con Málaga y Sevilla, es otra de las zonas donde más actividad entendemos que debemos desarrollar·, apunta March. En este sentido, detalla que en la región quieren alcanzar una velocidad de crucero con entregas de 250 inmuebles al año. "Es cierto que al final mandará lo atractivo que sean los proyectos y la rentabilidad de los mismos, pero las ciudades de València y Alicante y sus entornos metropolitanos son dos polos de atracción y lo que hay que hacer es posicionarse", incide. 

Bolsa de suelo para 600 nuevas viviendas

No obstante, el director territorial de Culmia reconoce que en ambas capitales de provincia existe una gran escasez de suelo, lo que también dificulta la puesta en marcha de nuevos proyectos. Un problema del que ya llevan tiempo advirtiendo los promotores valencianos. Y, por ello, la promotora también tiene en su radar municipios de las áreas metropolitanas que estén bien conectados como Torrent, Mislata o Alboraya.

"No podemos comprar un suelo y esperar que pasen los años. Las propias administraciones son conscientes de que la ciudad no se debe parar"

"El suelo urbano es muy escaso en las dos ciudades y esa es la gran dificultad. Pero estamos empeñados en continuar y en impulsar suelos urbanizables porque entendemos que debemos asegurar nuestra presencia en València y Alicante y sus áreas metropolitanas, por el dinamismo que estos mercados tienen", insiste. En el caso del cap i casal, Culmia quiere estar en los sectores urbanizables que quedan pendientes como Parque Central o los PAI del Grado y Benimaclet y, para ello, espera que la Administración les dé un impulso. "No podemos comprar un suelo y esperar que pasen los años, sino ser muy proactivos. Las propias administraciones creo que son conscientes de que la ciudad no se debe parar", asegura. 

En cualquier caso, la compañía, además de los proyectos que tiene en marcha, cuenta con una bolsa de suelo para desarrollar otras 600 nuevas viviendas en la Comunitat Valenciana, principalmente en la provincia de Alicante y sus municipios de alrededor, aunque en la ciudad de València tiene parcelas urbanizables en El Cabanyal, pendientes de gestión urbanística. Además, se encuentra analizando operaciones en zona de costa prime como Altea, Dénia o Benidorm.

Foto: MARGA FERRER

Paralelamente, los planes de la compañía también pasan por el Build to Rent. "Nuestra estrategia es seguir desarrollando la plataforma residencial al uso, que es la vivienda para la venta, pero también el alquiler con al menos un 20% de nuestra cartera", puntualiza. Aunque a diferencia de otras promotoras Culmia no ha creado ninguna división o área para este negocio, sí es un segmento que quieren seguir explotando con acuerdos puntuales con gestoras de fondos extranjeros. El directivo explica que València, por ejemplo, es una ciudad en la que los precios se han tensionado en los últimos años, lo que ha provocado que esté "en el foco de los fondos" porque el aumento de oferta estabiliza el mercado.

"El Build to Rent ha explotado y ha venido para quedarse y crecer en el mercado español"

En los últimos años la fórmula del Build to Rent -construir para alquilar -ha ido ganando cuota de mercado ante la necesidad de ampliar la oferta y de profesionalización este mercado. Tanto es así, que gran parte de las promotoras cuenta ya con proyectos de obra nueva destinados al alquiler. Un segmento que gana protagonismo en el mercado y que irá a más. "En los dos últimos años es cuando el alquiler ha explotado. Esto ha venido para quedarse y para crecer. Además, el Build to Rent es la forma para que los precios dejar de estar tensionados y haya una oferta profesionalizada", destaca.

Sobre el posible impacto que pueda tener la futura Ley de Vivienda del Gobierno, March asegura que "una cosa son las directrices iniciales", pero "habrá una fase de conversación con el sector y con las fuerzas sociales para darle un sentido" porque la iniciativa privada es necesaria para impulsar medidas que "generen el derecho a la vivienda". "Esta tramitación va para más de un año y, en ese sentido, creo que hay tiempo de tranquilizar a esos potenciales inversores. Estoy convencido de que al final las medidas estarán en una línea que puedan no perjudicar a un mercado porque si aumenta la oferta, los precios no subirán. Por tanto, hay tiempo para que los fondos extranjeros tengan las garantías y el marco legal adecuado", subraya. De momento, remarca que el interés por España sigue ahí y las conversaciones con capital extranjero se han mantenido.

Vivienda asequible y concurso de la EVha

La última pata de su estrategia pasa por la vivienda asequible. Uno de sus grandes proyectos de Culmia en este segmento es la reciente adjudicación de 1.700 viviendas del Plan Vive de la Comunidad de Madrid -que contempla la construcción de más de 6.600 viviendas en régimen de alquiler asequible-. "Estamos analizando todas las propuestas que salen en España al respecto, incluidas las de la Comunidad Valenciana, porque creemos que la vivienda asequible es un mercado necesario para el sector y para conseguir esa meta de la vivienda como derecho social", defiende. 

Foto: MARGA FERRER

De hecho, March reconoce que la promotora estudió el concurso que lanzó hace unos meses la Entidad Valenciana de Suelo y Vivienda (EVha) para la cesión de parcelas a promotores privados para alquiler asequible, pero rechazaron participar porque no salían los números. La propia entidad, dependiente de la Conselleria de Vivienda, acabó retirando la convocatoria por la nula concurrencia y ya trabaja en otra que incluya condiciones más ventajosas para los promotores apoyándose en los fondos europeos.

"La EVha está revisando el modelo de su concurso de solares. Vamos a intentar estar en la nueva convocatoria"

"Estudiamos el plan anterior de la EVha, pero los números no salían porque el módulo de VPO hace once años que no se revisa y es parte del problema. La entidad está revisando el modelo y estamos expectantes de ver cómo termina desarrollándose y cómo se incorporan los fondos Next Generation. Vamos a intentar estar en el nuevo concurso", subraya. 

El directivo confía en la fuerza y resilIencia del mercado inmobiliario valenciano que, pese al paréntesis de la pandemia, ya muestra signos de crecimiento con "niveles mejores que los previos a la pandemia" por la "potencia de la demanda". Eso sí, insiste en que cada vez hay menos producto en oferta y existe un estancamiento de las licencias que podría lastrar la buena senda, pese a que el mercado "está con ganas de continuar". "El problema fundamental va a estar en que va a caer la oferta porque solares de más de 50 viviendas cada vez quedan menos y son en los que nosotros nos movemos. Por tanto, el reto que tenemos con las Administraciones será ser capaces de generar suelo para atender el ritmo que el mercado está demandando", concluye.  

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email