GRUPO PLAZA

los nuevos eléctricos serán "de primer nivel" y defiende el "diálogo social" ante los recortes 

Ford: "La electrificación de Almussafes supondrá una transformación como nunca se ha visto"

Foto: EDUARDO MANZANA
30/11/2022 - 

VALÈNCIA. "La electrificación supondrá una transformación de Almussafes como probablemente nunca se haya visto". Así lo subrayó este martes Eduardo Guillamón, director de RRHH de Ford España, en una conferencia, en la que avanzó que los nuevos modelos eléctricos que se producirán en la planta serán "de primer nivel". También, confirmó que serán necesarios ajustes en la plantilla para lo que defendió la necesidad de abrir "un diálogo social".

El directivo destacó el proceso de electrificación que está acometiendo la firma del ovalo a nivel mundial y que pasa por vender en el merado europeo el 100% de sus modelos solo eléctricos para pasajeros en 2030 y los comerciales en 2035. "En 2026 ya estaremos fabricando 600.000 vehículos eléctricos", remarcó para subrayar la apuesta "total" de la compañía por la electrificación. 

Una transformación que llegará a su planta valenciana de Almussafes tras ganarle la pugna interna a la alemana de Saarlouis. Una victoria que ha permitido la adjudicación a la fábrica de los nuevos modelos eléctricos de la compañía, aunque todavía se desconocen los detalles y la inversión concreta. "Solo puedo decir que la nueva plataforma en Almussafes contará con lo último en conectividad y software y serán vehículos de primer nivel", avanzó en un foro económico organizado por El Español.

No obstante, ya se ha deslizado en alguna ocasión que uno de ellos pueda ser la nueva versión del Mustang Mach-E, dado que la plataforma GE2, que será la que llegará a la planta, es la segunda versión de la GE1, que precisamente se utiliza para el Mustang eléctrico. Por tanto, todo apunta que serán modelos de un tamaño grande como el Explorer o el mismo Mustang. Será a finales del próximo año 2023 cuando se desvelará la incógnita.

Foto: Rober Solsona/ EP

Guillamón reivindicó la importancia del acuerdo suscrito entre la dirección de Ford España con UGT, sindicato mayoritario en la planta, porque les permitió seguir vivos en la carrera para hacerse con la adjudicación. De lo contrario, advirtió que no se estaría en el momento actual.

Acuerdo en Almussafes, "realista y necesario"

"Entendimos la importancia del momento y que era ahora o ahora. Esa responsabilidad para con los empleados y el tejido industrial de la Comunitat se ha sabido llevar a cabo y concluir satisfactoriamente. Sin el acuerdo, no estaríamos hablando en estos términos", remarcó para agradecer el trabajo al sindicato y a los gobiernos central y autonómico.

En concreto, el acuerdo, incluido en el convenio colectivo, recoge incrementos lineales no consolidables en las tablas salariales que suman 7.000 euros entre 2022 y 2025 para la plantilla de la factoría de Almussafes, y retornar al IPC en el año 2026. Una contención salarial que se acompaña de otras medidas de flexibilidad como aumentar en 15 minutos los turnos, trabajar hasta 18 sábados al año o incorporar un turno de noche.

"Era necesario para la coyuntura en la que estábamos. Sabíamos que iba a ser difícil porque había que exigir una serie de medidas para mantener la competitividad, pero así fue. Es realista y necesario para el cambio de modelo productivo y porque nos iba a mantener el diferencial competitivo con otras plantas", incidió. 

Foto: EDUARDO MANZANA

Y es que, aunque admitió que la fábrica era capaz de manejar situaciones de complejidad y contaba ya con una alta productividad y flexibilidad, señaló que "no eran suficientes" en ese momento. "Y caer en la autocomplacencia era una postura arriesgada, que no estaba a la altura de lo que esperaba la sociedad. Por eso, dimos un paso firme", defendió.

Diálogo social

Por otro lado, el responsable de recursos humanos en la factoría volvió a confirmar que Almussafes se verá abocada a tener que hacer ajustes en la plantilla por la menor carga de trabajo de los próximos años, pese a la llegada de nuevos modelos. Una medida que ya se espera en la planta y la industria auxiliar, dado que la fabricación de eléctricos conlleva menor necesidad de mano de obra que los de combustión. 

"Esta transición supone una reestructuración porque los vehículos eléctricos requieren de entre un 30-40% menos de trabajo. No habrá fórmulas mágicas, sino diálogo social para intentar llegar a acuerdos", manifestó el directivo. También, convino en la necesidad de trabajar con los gobiernos en las fórmulas que se van a articular para llevarlo a cabo los recortes laborales. "Esto hay que pasarlo y se llevará a cabo como siempre hemos hecho: con diálogo social", reiteró.

Noticias relacionadas

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email


Quiero suscribirme