X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

la multinacional buscará "bajas voluntarias"

Ford empieza a negociar despidos en Alemania y Reino Unido y mantiene a Almussafes a la espera

11/01/2019 - 

VALÈNCIA. Ford, aunque de nuevo a cuentagotas, abrió un poco este jueves el grifo informativo para ofrecer algunos detalles sobre los recortes que va a realizar en toda su estructura europea. Lo hizo mediante un comunicado que deja intactas, por el momento, tanto la situación de la planta de Almussafes como su incertidumbre de cara a unos ajustes que parecen imposibles de esquivar.

Aunque de forma enrevesada, Ford reconoció en su escrito que habrá despidos. "Las mejoras en los costes estructurales se apoyarán en la reducción del superávit laboral en todas las funciones", explicó la compañía, que dijo que recurrirá en la medida de lo posible a "bajas voluntarias" y que trabajará "estrechamente con los interlocutores sociales".

Para ello, la multinacional ya ha iniciado "consultas formales" con su Consejo Laboral y los sindicatos, unas consultas que, según trasladan fuentes sindicales a este diario, por ahora solo han comenzado en Alemania y Reino Unido, pero que acabarán produciéndose en España. 

Así lo corroboró este jueves por la tarde el secretario general de UGT-Ford, Carlos Faubel, tras asistir a una reunión en Alemania entre representantes de la compañía y del comité europeo. Al respecto, el dirigente explicó que la planta valenciana, en algún momento de los próximos meses, tendrá que negociar recortes para la factoría, de modo que no quedará exenta del adelgazamiento de la estructura de la compañía en Europa.

El presente 2019, que comienza con un ajuste de la demanda que se ha reflejado en un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE), va a ser "bastante complicado", según UGT-Ford, que ha convocado una asamblea de afiliados en Almussafes para informar de los asuntos que tratados en Alemania.

Horas antes, el vicepresidente del grupo Ford y presidente de Ford Europa, Steven Armstrong, había explicado en un comunicado que la "nueva estrategia" de Ford incluye el cierre en agosto próximo de la planta de Burdeos (Francia) y el fin de la producción del modelo C-MAX y Grand C-MAX en la planta de Saarlouis (Alemania), medidas ya anunciadas con anterioridad.

Rusia se suma a los recortes

En esta línea agregó que se producirá una reconsideración fundamental de su actividad en Rusia, en la sociedad de riesgo compartido Ford Sollers (país donde se fabrican el Kuga y el Mondeo, dos modelos que también se producen en Almussafes); así como la "consolidación" de su negocio en el Reino Unido.

"Estamos tomando decisiones contundentes para transformar el negocio de Ford en Europa. A corto plazo Ford está acelerando sus acciones clave para ponerse en forma y reduciendo sus costes estructurales", dijo.

El plan de Ford, según agregó, busca mejorar la "rentabilidad a corto plazo" y un "negocio más competitivo para el futuro", en concreto que la división europea alcance a largo plazo un margen de beneficio neto de explotación (EBIT) del 6%. "Invertiremos en los vehículos, los servicios, segmentos y mercados que más contribuyen a sostener la rentabilidad empresarial a largo plazo, creando valor para todos los actores", agregó Armstrong. 

La estrategia del fabricante prevé establecer tres grupos de negocio en Europa: vehículos comerciales, vehículos para pasajeros e importaciones, "cada uno con aspiraciones definidas y organizaciones dedicadas", según el comunicado.

Ford también insistió de nuevo en que ofrecerá vehículos totalmente eléctricos e híbridos "para todos los modelos" y que "mejorará o abandonará" las líneas de vehículos "menos rentables". Asimismo valorará la "potencial alianza" con el rival Volkswagen, el mayor fabricante de vehículos de Europa, para "apoyar el crecimiento de los vehículos comerciales"

Noticias relacionadas

análisis VP

Ford Almussafes, ante un futuro en escala de grises

Por  - 

Los duros recortes de Ford en Europa pintan de oscuro el porvenir de la factoría, pero está por ver el tono de gris. Con las furgonetas camino de Volkswagen y todos sus coches cuestionados menos el Kuga, el mejor escenario para la planta sería conservar de momento los actuales modelos -que garantizarían trabajo hasta 2021- y pelear por nuevos encargos cuando pase la tempestad

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email